El éxito a fuego lento de Afterbanks

La startup valenciana valorada en 3 millones de euros ofrece una plataforma para gestionar todas las cuentas bancarias

El equipo de Afterbanks a Lanzadera
El equipo de Afterbanks a Lanzadera

De forma resumida, la startup valenciana Afterbanks ofrece una plataforma de marca blanca para agregar datos bancarios e iniciar pagos de forma instantánea. Es decir, permite gestionar todas las cuentas desde un mismo espacio. Una empresa nacida hace siete años "como un hobby" y que hoy ya ha hecho el salto a la internacionalización y está valorada en 3 millones de euros. La clave de su éxito se aleja del pelotazo y se cuece a fuego lento.

Cronología de una empresa nacida como hobby

El madrileño David Lozano era el responsable de la base de datos de una gran empresa cuando empezó a trabajar, en su tiempo libre y con una inversión económica casi cero, en una idea que le rondaba por la cabeza: se dio cuenta que había muy poca conexión entre la banca y el nuevo mundo de las startups, faltaba un portal común. Las aplicaciones móviles de los bancos todavía eran "muy malas" y ocupaban mucho tiempo a los emprendedores a la hora de hacer gestiones.

Constituyó la sociedad Morpheus Aiolos SL en 2012 y empezó a conectar con los primeros bancos del Estado español utilizando el screen scraping (extracción de información). Con esta técnica creó la app ahorroy.com que llegó a los 30.000 usuarios en 2015. Junto con su asesor y último CEO de la empresa, Pierre Waters, puso sobre la mesa diferentes opciones para lograr la monetització del servicio. Ganó la de comercializar una API de Agregación Bancaria de Marca Blanca. Afterbanks empezaba a andar.

"Lanzadera fue un punto de inflexión y tiene mentores que son realmente buenos y quieren emprendedores, no te ayudan por puro afán de pelotazo "

De allí pasaron a aprovechar las mismas apps móviles de los bancos y en 2017 se intentó monetitzar con un servicio prèmium que encara hoy funciona. En 2018 llegó la confirmación que iban por buen camino: Afterbanks fue seleccionada por Lanzadera y se asentó definitivamente en València. No era la ciudad de ninguno de los dos, pero la visitaban con frecuencia y se enamoraron de su ambiente tecnológico y emprendedor.

"Entrar en Lanzadera fue un punto de inflexión, una señal que íbamos bien. Nos ha permitido crecer de una manera más estructurada, con mentores que son realmente buenos y quieren emprendedores, no te ayudan por puro afán de pelotazo . Nos han dado formación, apoyo de verdad, inversión de Angels Capital (de Juan Roig) y una oficina estupenda en La Marina que da una posición genial de cara a recibir clientes", explica Waters.

Afterbanks ha pasado en 2018 de cuatro trabajadores a los 15 que tiene ahora y que se distribuyen por València (donde está la mitad), Madrid y Cuenca. Según datos de la empresa, realiza más de 100.000 conexiones diarias con la banca y opera con las principales entidades del Estado español, Portugal, Reino Unido, Italia y México. Están a punto de entrar en otros como Argentina. "Este año queremos expandirnos más internacionalmente, escalar y atacar más mercados", apunta Waters. De momento, lo tienen todo de cara: a finales de 2018 cerraron una nueva ronda de inversión de 360.000 euros con Angels, François Derbaix y Fernando Cabello-Astolfi.

Tres tipos de clientes: startups, empresas de microcréditos y administradores de fincas

"Somos el puente entre la tecnología y los bancos. Permitimos que tengas cinco cuentas bancarias y se conectan de manera sincronizada y fiable en una sola herramienta", afirma Waters. En la actualidad tienen una cartera más de 40 clientes, entre los cuales se encuentran Innocells (la aceleradora del banco Sabadell), Anfix, Cuentica, empresas de préstamos en linea como Savso, el Colegio Profesional de Administradores de Fincas de Madrid o el neobanc BNext.

Waters diferencia entre tres grandes grupos de clientes. En primer lugar, están las que ya hemos comentado, startups y otros tipos de empresas que buscan software de contabilidad en la nube para gestionar las cuentas de manera fácil y sencilla, ahorrando tiempo y gastos.

Afterbanks opera con los principales bancos del Estado español, Portugal, Reino Unido, Italia y México

El segundo público objetivo son las empresas de microcréditos. "Normalmente los préstamos son cantidades pequeñas, de 100 a 6.000 euros, y los plazos de devolución están alrededor de los cuatro años. Es importante para el prestamista asegurarse de la capacidad de su cliente para volver el dinero en el plazo acordado. Las ayudamos a optimizar como estimar el riesgo, a saber si un cliente tiene más capacidad de ahorro para estrecharlo más", explica Waters. Las empresas disponen de un servicio con que evalúan el estado económico del solicitante y así toman la decisión de concederle el dinero o no.

El valor añadido para estas empresas es que hoy todavía utilizan procedimientos manuales de evaluación. Con el servicio de Afterbanks, se automatizan procesos, son más rápidos y no depende de un trabajador y de su horario de oficina, y el solicitante obtiene una respuesta prácticamente inmediata sobre si se lo ha concedido el préstamo o no.

Por último, Waters habla de empresas grandes como gestores de fincas que necesitan conectar muchas cuentas. Afterbanks ofrece softwares específicos para este sector, concretamente, una API automática de descarga de ficheros que evita que se haga diariamente. "Es un proceso que consume una gran cantidad de tiempo", observa el último CEO.

Un prèstec según las posibilidades del cliente

Por otro lado, actualmente Afterbanks colabora con la Universidad de Edimburgo y la plataforma Inbest en una investigación para desarrollar nuevos métodos para asegurar que los consumidores se puedan permitir las condiciones de los préstamos personales. El plan tiene en cuenta los cambios en las circunstancias personales y financieras de los clientes a lo largo de la vida de un préstamo. El proyecto se insertará en las plataformas de agregación de datos bancarios para automatizar la concesión del crédito y realizar un seguimiento continuo del riesgo, así como la viabilidad financiera del préstamo.

Esta investigación nace como resultado de una nueva regulación de la Financial Conduct Authority (FCA), el equivalente a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) en el Reino Unido. Esta obliga las entidades de crédito a incluir una evaluación de la viabilidad de los préstamos personales para el consumidor donde tiene que constar un análisis de las finanzas del cliente.

Más Información
Lanzadera engega el 2019 acollint 33 nous projectes
Roig inverteix en Airhopping, startup d'un alumne Lanzadera
Lanzadera i CBRE s'alien per impulsar l'emprenedoria en l'immobiliari
Hoy Destacamos
Comentarios