Dinbeat, del veterinario al hospital

En plena pandemia, la startup ha adaptado la monitorización de mascotas a los humanos gracias al interés del Hospital Germans Trias i Pujol y a Médicos sin Fronteras

Talia Bonmatí, de Dinbeat  | Cedida Talia Bonmatí, de Dinbeat | Cedida

La historia de Dinbeat es una historia de adaptación. La startup incubada en Barcelona Activa y miembro de la red de Netmentora nace por la pasión de sus creadores por las mascotas. Pasión que les llevó a estudiar el mercado para ver qué tipo de tecnología podría ser más adecuada en el campo del bienestar animal. Es así como han desarrollado un dispositivo de telemedicina para animales, el cual, a raíz de la pandemia, han adaptado para la monitorización de pacientes humanos a raíz de la crisis sanitaria que ha provocado el Covid-19.

Talia Bonmatí, Francisco Gil y David Arranz unieron sus ganas de empezar un nuevo proyecto que convergiera tecnología y su amor por los animales. Para hacerlo constituyeron Dinbeat en 2016 y durante tres años se dedicaron a investigar cómo construir la mejor versión posible de un monitor de constantes vitales para animales. Después de entrevistas, pruebas, fracasos y triunfos desarrollaron el Dinbeat UNO, un arnés que permite hacer el seguimiento constante del estado del animal mientras éste está ingresado.

"Se trata de un producto dirigido a mejorar el trabajo de los veterinarios, los cuales hasta ahora cuando intervenía un animal no tenían manera de saber cómo estaba si no lo comprobaban manualmente", explica Bonmatí. Puede parecer que comprobar manualmente el estado de una mascota ingresada no es un problema tan gordo, puede parece una molestia menor, desventajas del oficio. No lo es. El hecho de comprobar manualmente el estado del animal y no poder controlarlo telemáticamente implica que si éste tiene una crisis, no lo sabremos hasta no nos acerquemos, y quizás ya será demasiado tarde. El arnés de Dinbeat permite el control a distancia y sin cables de por medio.

Lo que es bueno para la colmena es bueno para la abeja

"Nos sorprendió muchísimo que esta tecnología no estuviera desarrollada para personas. Dábamos por supuesto que en medicina humana habría productos como el nuestro, incluso más avanzados", reconoce la cofundadora. Todo el equipo de Dinbeat se quedó muy sorprendido cuando les contactaron desde el Hospital Germans Trias i Pujol, Can Ruti, y de Médicos sin Fronteras para explorar si su tecnología se podría trasladar a la medicina humana. Las dos instituciones conocieron el producto gracias a la participación de la startup en el programa IQS Tech Factory.

Después de la sorpresa inicial se pusieron manos a la obra rápidamente. "Sabían que nuestro dispositivo se podía adaptar a los humanos porque mientras lo desarrollábamos lo probábamos con nosotros mismos", explica Bonmatí. De forma que trabajaban sobre la certeza que les saldría, pero con la dificultad de encontrarse inmersos en medio de una pandemia.

Prova de l'arnès de Dinbeat | Cedida

Prueba del arnés de de Dinbeat | Cedida


Dinbeat Life es el resultado de la adaptación a contrarreloj de la tecnología que la startup hizo para animales. "Con Dinbeat Life puedes monitorar a los pacientes a distancia, no sólo dentro del hospital sino también desde su casa. Tienes datos en tiempo real de muchos pacientes sin saturar el hospital y esto permite tomar decisiones con más rapidez e información", concluye la cofundadora.

El dispositivo de la empresa para personas todavía no se puede encontrar en los hospitales, puesto que está en proceso de validación. Aún así han hecho pruebas junto con los profesionales de Can Ruti y los resultados los valoran como positivos y esperanzadores.

La herencia de la antigua normalidad

Si bien este nuevo proyecto absorbe y motiva a la startup a seguir por el camino de la medicina humana, esto no les hace olvidar el objetivo principal con el que fundaron su empresa: el bienestar animal. Para lograr este objetivo siguen dedicándose a fondo para mejorar y ampliar las aplicaciones de su sistema de telemedicina para mascotas.

Més info: Protofy y la magia de convertir limpiaparabrisas en respiraderos salvavidas

"Actualmente estamos trabajando para adaptarlo en otros animales más allá de gatos y perros, en especial en caballos, donde tenemos mucha demanda", explica la emprendedora. Entrar en el mundo equino no es su único plan de futuro en el campo del bienestar animal. "Queremos seguir desarrollando sistemas de monitorización profesional como cámaras, bebederos que registren cuánto come el animal. En definitiva, queremos hacer un 360º en la recolección de datos tanto en la clínica como en casa", concluye Talia Bonmatí.

Més informació
La Thermomix de las mascotas
Hoy Destacamos
Lo más leido