Organic Boosting o porque comer ecológico no tiene que ser caro

La startup valenciana se ofrece como oficina de compras directa en Europa a supermercados de fuera, con "transparencia máxima" y unos márgenes reducidos que permiten vender un 20% más barato

Organic Boosting és una startup que intenta que la comida ecològic no sea tan caro | iStock
Organic Boosting és una startup que intenta que la comida ecològic no sea tan caro | iStock

Por qué la comida ecológica es tan cara? Un pequeño productor puede argumentar que requiere más trabajo el mantenimiento de un campo sin productos fitosanitarios, pero la implantación de estos cultivos de forma extensiva por parte de grandes empresas y la elaboración de productos ecológicos de forma industrial no ha supuesto un excesivo abaratamiento de los precios. Con la idea de "democratizar el consumo de productos orgánicos y convertirlos en un derecho y no en un lujo" ha nacido la startup valenciana Organic Boosting. Su único socio y CEO, Borja Valero, cuenta que es posible lograrlo: "Hay que bajar los precios, nosotros hemos encontrado la manera de hacerlo".

Se trata de una idea sencilla al mismo tiempo que revolucionaria: se ofrece como oficina de exportación para productores ecológicos y, especialmente, como oficina de compras para supermercados que quieren comprar directamente desde el origen, sin intermediarios. Es decir, Organic Boosting trabaja directamente con los departamentos de compra de supermercados internacionales -sobretodo de fuera de Europa-, adquiere las marcas ecológicas que piden, hacen la coordinación y envían los contenedores (en Kuwait, Arabia Saudí o Guatemala).

Valero: "Somos los aliados de supermercados que no son europeos y hacemos para ellos una tarea externalizada de gestión de compras europeas"

"Todo esto lo acompañamos con tecnología. Tenemos un software que ayuda a los supermercados a generar los palets de forma totalmente autónoma, pueden ver en una pantalla que hay dentro de cada contenedor. Hacen el pedido y nosotros nos encargamos de las compras. Es como un marketplace gigante", explica Valero.

Ser la estructura del supermercado en Europa

Cuál sería la diferencia entre ellos y un intermediario al uso? "Nosotros formamos parte de la estructura del supermercado en Europa. Somos los aliados de supermercados que no son europeos y estiércol por ellos una tarea externalizada de gestión de compras europeas", aclara el CEO. De este modo, asegura que pueden comprar "mucho más barato" porque no pasan por intermediarios internacionales y locales, que "suben bastante los márgenes de compra en la alimentación ecológica". Por este motivo, Valero cuenta que no necesitan "apretar a nadie" y tanto el supermercado como el productor "no tienen por qué perder capacidad económica o margen comercial".

Por lo tanto, que ganan los supermercados con Organic Boosting? "Transparencia máxima porque tienen acceso a todas las facturas de compra y saben qué ganamos nosotros, consiguen un mejor precio y tienen acceso a un software específico". El precio para el consumidor final se puede reducir entre un 10 y un 20%.

El precio para el consumidor final de los productos comprados por Organic Boosting se pueden reducir entre un 10 y un 20%

Hoy la startup trabaja con empresas como Blat Market, NutraZen, Dulcesol o Liquats Vegetales y de momento mueve productos no perecederos como alimentación infantil, galletas, grandes, cereales o legumbres. Opera en todo el mundo, a pesar de que están centrados en Oriente Medio y América Latina. "Los indicadores son positivos, estamos aumentando la facturación y el número de proveedores y de supermercados", afirma Valero; espera llegar a los 50 proveedores y un total de 700 productos a finales de año.

"Reducimos los actores de la cadena de valor y conseguimos menos márgenes en medio"

"El gran problema del ecológico es que no se extiende como debería, aunque ha aumentado mucho su consumo en los últimos años, porque hay muchos actores en la cadena de valor: distribuidor local, internacional, supermercado. Nosotros los reducimos y conseguimos menos márgenes en medio, sólo queda el del productor, el pequeño de compras y el del supermercado. Así puede llegar el producto más barato al lineal y más gente se puede apuntar a su consumo. Cumplimos nuestra misión: hacer de la alimentación ecológica un derecho y no un lujo", reitera Valero.

L'equip d'Organic Boosting

El equipo de Organic Boosting

El CEO de momento es cauto en cuestión de números. "La inversión inicial es más de tiempo que de dinero". Pero sí que ha configurado una plantilla de servicios que apoya a los supermercados para crear su propia marca blanca en ecológico. De momento tampoco han recibido inversión externa, pero están en el programa Garaje de Lanzadera: "Nos aporta el contexto perfecto para montar una empresa. Aquí podemos encontrar todo aquello que un emprendedor necesita".

Organic Boosting cuenta con una plantilla compuesta sobre todo por autónomos externalizados y el objetivo es llegar a un equipo fijo de ventas de cuatro personas, además de un equipo externalizado de comunicación y marketing y otro financiero.

Más Información
Malferida, la 'Coca-cola valenciana' y saludable
Aiudo, cuidadores personalizados y de confianza
Tebeox, el Netflix de los comics
Hoy Destacamos
Comentarios