Carné, tecnología contra el exceso de coches

El 'hub' de innovación de la UPC desarrolla soluciones en el ámbito de la movilidad urbana para hacer frente a la contaminación en las ciudades

Las soluciones que desarrolla Carné van dirigidas al sector de la movilidad urbana | Cedida
Las soluciones que desarrolla Carné van dirigidas al sector de la movilidad urbana | Cedida

Un vehículo completamente autónomo y de pequeñas dimensiones que circula durante la noche entregando paquetes a los comercios de la ciudad, un mapa de simulación del área metropolitana de Barcelona para testar soluciones de movilidad o una aplicación de caro sharing que recoge las personas donde quieran. Estos sólo son algunos ejemplos de los más de 100 proyectos que Carné ha llevado a cabo en los tres años desde su nacimiento. Siempre con el objetivo de mejorar la movilidad dentro de las ciudades y reducir la contaminación porel exceso de coches aprovechando las ventajas que proporciona la smart city.

Carné es un hub de innovación nacido de la mano de la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC), Volkswagen Research y Seat. El objetivo era crear un centro de colaboración para llevar a cabo proyectos de movilidad urbana. Trabajan con partners privados y entidades públicas para hacer proyectos de investigación, "porque creemos que el que le falta en nuestras ciudades es seguir investigando para adaptarnos mejor al futuro que está para llegar", explica el project manager de Carné, Daniel Serra.

El coche-búho que reparte por la noche

Una de las últimas ideas de Carné y en la cual están trabajando actualmente surgió a raíz de los atentados de Barcelona del año pasado. Serra considera que en poco tiempo habrá muchas zonas de Barcelona a las cuales no se podrá acceder con vehículos, no sólo debido a la contaminación o el ruido, sino también por seguridad. Pero como lo harán entonces los repartidores que, con la explosión de la ecommerce, cada vez tienen más entregas a hacer? Para dar respuesta a esto, Carné ha ideado un vehículo completamente autónomo que aprovecha los horarios nocturnos para moverse por la ciudad en zonas donde normalmente hay peatones y entregar por la noche los paquetes a los comercios. La idea es que los establecimientos dispongan de una pequeña ventana a las puertas a la cual este vehículo se pueda enganchar y hacer lo entrega del paquete sin necesidad de utilizar recursos humanos.

Carné ha ideado un nuevo tipo de vehículo autónomo que podría hacer repartos de paquetes en horario nocturno

Pero la visión de Carné no acaba aquí, sino que estos nuevos coches de reparto también podrían hacer entregas a los clientes finales. Y es que a través del smartphone, la persona que recibe un pedido podría abrir el compartimento del vehículo y recoger el paquete cuando el coche lo avise que está aparcado ante casa suya para lo entrega.

"De este modo, las empresas de logística se ahorrarían muchos costes y también se solucionaría parte del problema de la contaminación, puesto que los coches son eléctricos", apunta Serra. De momento, este proyecto se encuentra en fase de idea y el próximo objetivo es fabricar un prototipo para buscar después partners industriales o Administraciones que estén interesadas a desarrollar la solución.

La competició de Carnet per programar vehicles autònoms
La competició de Carné para programar vehículos autònombres | Cedida

El futuro de la movilidad

Otra de las iniciativas que ha impulsado Carné ha sido la creación de un mapa de simulación del área metropolitana de Barcelona, el llamado Virtual Mobility Lab. Gracias a esta herramienta, se puede testar cualquier solución de movilidad y ver qué impacto tiene en la ciudad. "Por ejemplo, si hay un autobús de pequeñas que recoge personas según lo soliciten -que es donde va el futuro de la movilidad-, podemos medir cuántos coches privados podríamos reducir", explica Serra. De este modo, es más fácil que la Administración pública o empresas privadas puedan ver los beneficios o inconvenientes de una solución antes de desarrollarla.

En este sentido, Barcelona acogió la prueba piloto del proyecto de Shuttl , una startup que, mediante una app móvil, permite pedir un vehículo y este te pasa a recoger. La diferencia respecto a otras empresas es que el autocar se puede compartir con hasta seis personas, reduciendo así el número de coches que circulan por la ciudad. Se trata de una solución que se probó en la capital catalana y que ya se está utilizando en varias ciudades del mundo.

Serra: "Barcelona tiene una serie de condiciones que hacen que si una solución funciona aquí, posiblemente funcionará al resto de ciudades del mundo"

Por otro lado, Carné no sólo se conforma al idear nuevas soluciones, sino también al atraer talento que los ayude a desarrollarlas. Es por eso que ha creado una competición con nueve universidades del Estado español donde estudiantes que saben programar vehículos autónomos se enfrentan, mediante coches a pequeña escala, a retos de ciudad como podría ser aparcar, detectar señales o seguir a otro vehículo.

Barcelona, ciudad piloto de proyectos innovadores

Desde su nacimiento, Carné ha participado en más de 100 proyectos enfocados en la movilidad pero también ha impulsado iniciativas de blockchain y de urbanismo. Gracias a su trabajo, Carné ha obtenido el premio Nacional de Investigación, otorgado por la Generalitat de Cataluña y la Fundación Catalana para la Investigación y la Innovación. Para este centro, Barcelona es una ciudad clave para probar sus soluciones, puesto que "tiene una serie de condiciones que hacen que si una cosa funciona en Barcelona, posiblemente funcionará al resto de ciudades, que es básicamente la densidad de población", explica Serra. Es por eso que la capital catalana es el área de actividad de Carné pero sus soluciones se pueden aplicar a cualquier parte del mundo.

L'equip de Carnet
El equipo de Carné | Cedida

Carné cuenta con una red partners europeos que los ayudan a financiar gran parte de los proyectos que llevan a cabo. De cara al año próximo, ya tienen 14 proyectos planificados para avanzar hacia el futuro de la movilidad. "El modelo actual ya no vale, tenemos que mantener la concepción que el transporte tiene que ser público y en el futuro aparecerán nuevos modelos público-privados, por lo cual tenemos que invertir las nuevas soluciones al mejorar los problemas que tenemos", apunta Serra. Y es que la gran cantidad de tránsito y el elevado nivel de contaminación, tanto acústica cómo ambiental, es uno de los grandes problemas de las ciudades actuales.

Más Información
BusUp, el Blablacar para empresas
Transfer Systems, cuando el taxi te llega a la puerta del hotel
Neix Smart Mobility, la plataforma de mobilitat intel·ligent i sostenible
Hoy Destacamos
Comentarios