Emprendedores espaciales

Cero2Infinity, CATUAV y Wikiloc demuestran que la tecnología espacial no está tan lejos y que también puede contribuir a la emprendeduría

La tecnología espacial tiene múltiples aplicaciones
La tecnología espacial tiene múltiples aplicaciones

Cataluña tiene experiencia y conocimiento en el sector espacial, un ámbito que ofrece posibilidades de aplicar su sofisticada tecnología en diferentes áreas, también de la vida cotidiana. Así lo han demostrado los diversos casos presentes en el marco del BLE&Space, uno de los acontecimientos organizados por Barcelona Loves Enterpreneurs. Cero2Infinity, CATUAV y Wikiloc aprovechan la tecnología espacial en diferentes ámbitos como el turismo o el urbanismo.

Cero2Infinity, un viaje espacial
"De pequeño tenía la expectativa que en el futuro viajar al espacio sería una cosa cotidiana, pero ahora casi es más inaccesible que entonces", explica José Mariano López Urdiales, fundador y CEO de Cero2Infinity . Hijo de un astrofísico, desde siempre ha convivido con el mundo de los astronautas, y ha trabajado a la Agencia Espacial Europea.

"Queremos que mucha gente pueda experimentar las sensaciones que han experimentado sólo un centenar de personas, la de ver un cielo negro a pesar de tener el Sol cada vez más cerca, y contemplar el moratón del planeta", explica López Urdiales.

Para hacerlo, han encontrado una alternativa en los cohetes y las naves espaciales: los globos. "Pueden subir tan arriba como quieras, y se ve casi el mismo a 40 kilómetros del tierra que a 40.000", asegura.

Así pues, Cero2Infinity plantea que un globo eleve una cápsula con los tripulantes prácticamente hasta el límite de la atmósfera, y que se esté unas dos horas contemplando las vistas. Después la cápsula baja con paracaídas. Una buena opción para viajar de forma más tranquila y económica que con un cohete.

CATUAV, los drones catalanes
"Desde que Amazon dijo que repartiría libros con drones, esta tecnología está mucho moda", advierte Jordi Santacana, de CATUAV . "Siempre sentíamos a hablar de drones relacionado en el sector militar; pero tiene su desarrollo en el sector civil como otras muchas tecnologías punteras que se han desarrollado al ejército", asegura.

A CATUAV fabrican sus propios aviones sin piloto, los incorporan todo tipo de cámaras fotográficas y procesan las imágenes con varios usos. "Vendemos las imágenes y la información a los clientes, pero no la tecnología que todavía es muy complicada de usar", aclara Santacana. Al tener tecnología propia, afirma, "dominamos la cadena de valor y podemos hacer soluciones a medida por nuestros clientes".

"Es un avión sin piloto, con un GPS sofisticado, un piloto automático y telemetria para tener datos en directo. Todo se controla desde una cabina equivalente a un simulador de vuelo", detalla el responsable de CATUAV . Estos aparatos pueden tener diferentes formas, según donde se pretendan hacer volar.

"Hagamos fotografías verticales hacia tierra, con un cierto solapament entre ellas que permite identificar puntos repetidos y generar una imagen que es una fusión de todas", dice Santacana. El resultado es que cada píxel es a sus coordenadas exactas, y las imágenes que obtienen son útiles en varios campos.

Desde urbanismo para planificar o controlar irregularidades, pasando por la agricultura de precisión, los estudios de eficiencia energética, los proyectos medioambientales o la evaluación de situaciones de emergencia. Estas sólo son algunas de las aplicaciones de una tecnología que "no es de ciencia ficción, son cosas reales que afectan nuestras vidas", concluye.

Wikiloc, la ruta colaborativa
Más de dos millones de rutas introducidas por un millón de usuarios registrados. 22 idiomas y unas 60 actividades diferentes. Estas son algunas de las cifras que presenta Wikiloc. Nuestra actividad está en la tierra, pero utilizamos la gran oportunidad que supone la red de satélites gratuita", explica Montserrat Jordi, COO de la empresa.

Wikiloc es una plataforma por web y móvil para compartir itinerarios de todo el mundo. Un proyecto que "empezó por una necesidad". Los forofos en la montaña y a la bicicleta a menudo no pueden saber por qué camino había pasado otra gente y si seria segura la ruta.

Wikiloc, junto con el GPS que va grabando por donde vas, crea una ruta para compartirla con el resto de usuarios. "Se crea una ficha de la ruta que se posiciona automáticamente a los mapas, se pueden sumar puntos de interés, fotos o comentarios", añade.

Gracias a la utilización creciente del GPS al móvil, Wikiloc ha recibido un empujón importante, como cuando Google Earth los contactó para poder ofrecer sus rutas a la aplicación. "Nuestra filosofía es la del win-win, compartir porque todo el mundo salga ganando", afirma Montserrat Jordi.

Hoy Destacamos
Comentarios