Riudor: "Me llega antes una bici de Aliexpress que una transferencia hecha un viernes"

El CEO y cofundador de Goin explica como pasó de dedicarse a la magia a crear una startup 'fintech' en un sector aún muy tradicional y que no llama la atención de los jóvenes

David Ruidor, CEO i cofundador de Goin, duranat un First Tuesday
David Ruidor, CEO i cofundador de Goin, duranat un First Tuesday

Hacer magia con las finanzas. Parece una combinación extraña, pero es la que define al CEO y cofundador de Goin, David Riudor. Este joven emprendedor de 23 años empezó en el mundo de los negocios con trucos de magia, pero al cabo de unos años vio que su futuro se encontraba en las finanzas. "Parece la película de magos Ahora me ves. ¿Vosotros también vaciaréis de repente todas las cuentas y desapareceréis con 200 millones de euros?", bromea el inversor Carlos Blanco durante una nueva sesión de First Tuesday. ¡Que empiece el espectáculo!

De mago a fundador de una fintech, la historia de Ruidor es curiosa. Pero él tenía claro que tenía que reinventar el sector financiero. "Hoy en día todavía me llega antes una bicicleta de la China comprada en Aliexpress que una transferencia hecha un viernes", señala. Un sector aún muy tradicional, que le cuesta captar a la gente joven y que todavía tiene mucho camino a recorrer. Más de una vez se ha dicho ya que el 80% de los millennials prefiere ir al dentista que al banco. "No se causan los fenómenos de masas en el sector bancario del mismo modo que en otros como la ropa. No he visto nunca nadie que presuma del BBVA o del Santander", sentencia.

Más info: Tecnomagos, Goin y como hacer magia con las finanzas

¿Pero qué impulsa a un joven de 20 años que cobraba cinco dígitos al mes siendo mago a lanzarse en el mundo de la emprendeduría y renunciar a esto para cobrar 700 euros al mes? "Al final todo se mueve por pasiones y yo siempre he tenido el sueño de construir algo muy grande y que pueda impactar a mucha gente", explica Riudor. Cómo también impactan sus trucos de magia.

De la magia a las finanzas

La sesión del First Tuesday de Goin empieza como no podía ser de otro modo, con David Riudor y Xavier Cabezas, su compañero mago, haciendo un truco a los asistentes: "El objetivo es encontrar el número Goin de hoy", explican. Y empezamos con las preguntas: ¿cuánto dinero creéis que tiene Carlos Blanco en el banco? 999 millones de euros. Primera cifra que multiplicamos por el número de millones que creen los asistentes que ganará Goin en la próxima ronda: 200 millones. Y así seguimos jugando a los números.

¿El resultado? 120225100. A simple vista, no parece nada más que una cifra, pero si se mira detenidamente tiene un significado: 12 de febrero (el día que se celebró el First Tuesday), 2,5 millones de dólares (que son los que ha levantado Goin) y 100 mil usuarios que ya cuenta la plataforma. "¿Cuál es el truco?", pregunta Blanco. "El truco es mucho esfuerzo para conseguir los 100.000 usuarios", responde Riudor.

Riudor: "Dinero para invertir hay de sobra, no hay proyectos buenos"

El proyecto de Goin arranca en enero del 2018 con Riudor como CEO junto con Carlos Rodríguez y Gabriel Esteban. El objetivo es ayudar a los millennials a ahorrar para que puedan cumplir sus objetivos. "Y decimos los millennials porque nuestro público son usuarios que tienen objetivos a corto plazo, como ir de viaje o comprarse un iPhone", explica el emprendedor.

Riudor, Rodríguez y Esteban se conocieron en una hackaton y, después de ganarla, vieron que los tres juntos trabajaban muy bien. Así que dejaron sus trabajos en multinacionales y empezaron a viajar por todo el mundo en competiciones de ingeniería para testar el producto de Goin. Gracias a ganar el AngelHack, entraron en una aceleradora a San Francisco, donde recibieron el premio a mejor startup en fase seed. "Volvimos a España por la puerta grande", recuerda Riudor.

Más de 100.000 usuarios en un año

Ahora bien, la parte más complicada para todo emprendedor es obtener financiación. "10 días antes de hacer la primera ronda de inversión, yo no conocía a ningún inversor", destaca el emprendedor, quien recuerda que envió una solicitud de amistad de Facebook a Eneko Knorr y, después de cuatro veces de rechazarla, finalmente los invitó a cenar. Poco después cerraban la primera ronda de financiación de 600.000 euros y con inversores reconocidos como Eneko Knorr, Carlos Blanco, Oriol Jucosa a través de Encomenda, la exdirectora general de ING Direct en España, Carina Spilka, o el emprendedor Iñaki Arrola, entre otros.

Más info: Goin aixeca 2,2 milions d’euros en el seu primer any

"La gente se queja que no hay dinero", interviene Blanco, a quién Riudor responde: "Dinero hay de sobra, no hay proyectos buenos". La respuesta no deja dudas: si un proyecto no consigue inversores significa que la idea no es buena o el equipo no es bueno. Más claro agua.

El éxito del proyecto y del equipo de Goin los llevó a situarse en el primer lugar del ranking de apps gratuitas de la Apple Store durante unos días, cosa que les permitió ganar 60.000 descargas. Actualmente tienen unas 200.000. Más cifras: 118.000 usuarios, de los cuales 30.000 han realizado alguna transacción económica a través de Goin, y con una ratio del 22% de conversiones. "Al cabo de ocho meses de vida ya estábamos facturando, cuando muchas startups tardan cuatro años en conseguirlo", apunta Riudor. Su objetivo es empezar a internacionalizar el negocio en los próximos meses, empezando por tres países europeos.

Bancos vs. Fintech

Las cifras hablan por sí solas, ¿pero no preocupa el tema de la seguridad a los posibles usuarios futuros de Goin? "Pueden estar tranquilos, nosotros tenemos mejor tecnología de seguridad que los grandes bancos", sentencia Riudor. Y es que la startup utiliza la seguridad del banco junto con la suya para ofrecer la mayor protección a los usuarios. De este modo, el emprendedor explica que las claves bancarias son sólo de lectura y todo pasa a través de la tarjeta bancaria, que está capada y que el mismo banco puede bloquear si ve una actividad sospechosa.

Riudor: "Tenemos mejor tecnología de seguridad que los grandes bancos"

A simple vista, todo parecen ventajas. "¿Crees que en cinco años alguna fintech como Goin podría comprar el Banco Sabadell?", plantea Blanco. Riudor lo tiene claro: "Segurísimo, los grandes bancos no tienen nada a hacer". Ahora bien, también considera que la colaboración entre las grandes entidades y las fintech es esencial para dar un mejor servicio e innovar en un sector todavía "muy carca".

De hecho, este fue uno de los motivos que impulsó a Riudor a emprender en la banca. "Y si tuvieras que emprender en cualquier otro sector, ¿cuál seria?", pregunta Blanco para terminar. "El legal, sin duda, pero porque lo odio", responde. La emprendeduría, como la magia, es un mundo lleno de sorpresas.

Más Información
Fintech: una demanda de los 'millennials' y un reto para la banca
Màgia per vendre
'Fintech', una banca 2.0?
Hoy Destacamos
Comentarios