La revolución para enseñar matemáticas que triunfa en confinamiento

Innovamat es la iniciativa de tres jóvenes ingenieros catalanes que quiere acabar con el temor a las matemáticas en la sociedad

Innovamat proposa trencar els esquemes clàssics de l'ensenyament de matemàtiques | iStock Innovamat proposa trencar els esquemes clàssics de l'ensenyament de matemàtiques | iStock

"No nos gustaba que hubiera tanta gente que le tuviera miedo a las matemáticas". Esta es la premisa sobre la cual los ingenieros Andreu Dotti, Isaac Sayol y Àlex Espinet impulsaron en 2017 Innovamat, una iniciativa que revoluciona la enseñanza y el aprendizaje de esta ciencia a las escuelas. Es una propuesta por escuelas y maestras que ofrece contenidos y estrategias innovadoras para enseñar matemáticas a niños y adolescentes.

En resumen, Innovamat es una propuesta curricular de matemáticas flexible que pretende sustituir el libro de texto tradicional por aprendizajes significativos en esta materia mediante la manipulación de materiales, el descubrimiento, la conversación y el intercambio de estrategias. Y cuentan con una plataforma digital, bmath, que aglutina centenares de actividades diferentes pensadas y diseñadas para atender las necesidades de aprendizaje de cada niño.

Tres años después de su puesta en marcha, está implantado al 15% de escuelas catalanas y que han empezado la expansión al Estado e internacional con cuatro escuelas en Chile. Más de 40.000 niños siguen su propuesta. Ya son más de una setenta trabajadores entre ingenieros, matemáticos, maestros e ilustradores. Un proyecto único en el mundo y que aventura toda una revolución en la enseñanza matemática en las escuelas. Con el confinamiento han abierto parte de su propuesta y ha llegado a miles de niños y maestros.

Las matemáticas como un descubrimiento

Andreu Dotti explica que la propuesta nace con el triple objetivo de trabajar las mates de forma más manipulativa, sobre todo en la construcción de conocimiento y descubrimiento; de forma más competencial y de manera más personalizada por cada alumno.

Para elaborarlo, contaron con el apoyo de tres "referentes": la doctora en Didáctica de las Matemáticas y de las Ciencias Experimentales Laura Morera, el profesor emérito del Departamento de Didáctica de las Matemáticas y de las Ciencias Experimentales de la UAB David Barba y la doctora en Didáctica de las Matemáticas y de las Ciencias Experimentales Cecilia Calvo.

Entre todos prepararon una propuesta, que detalla Dotti: "Llevamos a la escuela todos los recursos menos un libro de texto: caja con material manipulativo, guía didáctica con actividades muy ricas, recursos audiovisuales, actividades interactivas por pizarra digital, simuladores y la aplicación digital porque practiquen los niños, que genera informes en tiempos reales". Además, ofrecen un quadernet digital o en papel que los niños utilizan sólo 15 minutos de cada clase. Todo ello lo acompañan de mucha formación constante a los maestros y acompañamiento y de la app Bmath.

Dotti: "La gran mayoría de escuelas todavía seguían trabajan las matemáticas como lo habían hecho nuestros padres"

Andreu Dotti deja claro que Innovamat no es un método, sino una propuesta que ayuda a cambiar la manera de trabajar con las matemáticas. Todo ello surge por la poca evolución de la enseñanza de esta materia: "Veíamos que la sociedad estaba cambiando mucho, pero la gran mayoría de escuelas todavía seguían trabajan las matemáticas como lo habían hecho nuestros padres". Esto, según Dotti, hacía que mucha gente le tuviera miedo a la asignatura y actualmente falten tantos perfiles científicos y tecnológicos en el mercado laboral. "Queríamos cambiar la visión de las matas a toda la sociedad y mejorar los resultados en pruebas internacionales".

Si hasta ahora las matemáticas se enseñaban del mismo modo y con las mismas fórmulas, Innovamat propone diferentes estrategias por cada alumno y profesor. "Antes, en la primera etapa se enseñaba a sumar con el algoritmo de la suma trayendo. Nosotros no proponemos un único algoritmo, sino estrategias diferentes para que cada niño escoja y el estándar no lo enseñamos hasta más adelante", resume.

El cofundador explica que "pasamos de una clase donde los niños escuchaban el maestro y guixaven el libro, a una clase mucho más interactiva"

También han cambiado el sistema de las clases: "Nuestras propuestas son 50 minutos de diálogo matemático en pequeño grupo, trabajos manuales... Pasamos de una clase donde los niños escuchaban el maestro y miraban el libro, a una clase mucho más interactiva, donde el alumno es el centro, y con prueba y error".

Y si el concepto ha cambiado, el nombre también: "En muchas escuelas, los niños están esperando con ilusión la hora de aventuras, de laboratorio de los números. No le llaman matemáticas. Pasa a ser su tiempo preferido". Según Dotti, la satisfacción de maestras, alumnas y familias es muy positiva. De hecho, del curso 2018-2019 al 2019-2020 pasaron de estar implantados en un centenar de escuelas a más de 300.

En resumen, quieren convertir "el aula de matemáticas en un entorno inspirador que invite el alumno a aprender y a desarrollar todo su potencial", dando especial relevancia a los procesos matemáticos de resolver problemas, razonar, conectar, comunicarse y representar.

Abiertos por el confinamiento

Coincidiendo con el confinamiento, han abierto parte de sus contenidos para todo el mundo a través del app Bmath, que ya suma decenas de miles de descargas y miles de usuarios diarios. Los niños, a través de la aplicación, realizan actividades de todo tipo relacionadas con las matemáticas. Además, lo hace de una manera que introduce informes de progreso y un mundo de fantasía gamificado, que pretende animar los niños y niñas a practicar cada día.

De hecho, los niños tienen que construir su mundo mágico. La práctica de actividades está limitada a 15 minutos diarios y, de este modo, pueden hacer evolucionar sus personajes. "Con 15 minutos al día es suficiente", sentencia Dotti.

También han ofrecido sesiones de formación para maestras por Youtube y que tienen miles de visualizaciones. Unas sesiones que ofrecen estrategias y contenidos innovadores y pioneros para enseñar cálculo, geometría u otros conceptos de una manera totalmente revolucionaria. Ahora, como parece que todo el tercer trimestre será virtual, han abierto una propuesta para trabajar las matemáticas este trimestre. Además de la plataforma y la formación de maestras, también ofrecen actividades concretas por cada curso, experimentos los jueves por la tarde y un concurso matemático semanal, para niños y adultos.

Més informació
Matemáticas online para todos
El futuro de la educación: ¿potenciar las aptitudes o el conocimiento?
Hoy Destacamos
Lo más leido