Las entrañas de las startups

La jornada de puertas abiertas NewCo permite conocer por dentro de compañías como Typeform, Housfy, Badi, Cabify, Cornerjob y Ulabox

Asistentes durante la jornada de puertas abiertas a Badi | Javier Barrascout
Asistentes durante la jornada de puertas abiertas a Badi | Javier Barrascout

Barcelona celebra este jueves la tercera edición del NewCo, la jornada de puertas abiertas a varias empresas de la ciudad condal y de Sant Cugat del Vallès. La idea nació a San Francisco y reúne propo de una veintena de compañías, mayoritariamente startups, las cuales dejan embobados sus visitans para ofrecer una nueva cultura de empresa. Una de ellas es Typeform. Situada al distrito de Santo Martí, es una de las organizaciones que comienza la franja horaria más tempranera. Allá nos dirigimos y, sólo cinco minutos antes del inicio oficial según el horario, los visitantes más tempraneros ya se encuentran haciendo la primera sesión de networking improvisada. El clásico "Hello, my name is... and Y work for..." es la fórmula más escuchada en cuestión de pocos minutos. Eso sí, en un perfecto inglés que demuestra que las nuevas compañías están abiertas en el mundo (o al menos, su público).

Pero la vergüenza también se deja entrever. No todo el mundo quiere ser el centro de atención y algunos optan para refugiarse en uno de los cafés que se han ido sirviendo al pequeño bar que Typeform tiene a la entrada. Quizás una buena dosis de cafeína era la solución.

Ya adentro de las instalaciones, la curiosidad que todo el mundo trae adentro acaba de salir. Oficinas abiertas, sin paredes y decoradas con muchas plantas de hojas muy verdes, mesas alargadas donde los compañeros pueden hablar con tranquilidad, una cocina apretada de fruta fresca y cereales... "Yo también quiero una así al trabajo", se puede escuchar entre los visitantes. La sensación que da es de: "Sí, pasas muchas horas aquí y lo sabemos. Queremos que te cuides porque eres importante para nosotros". Y así lo corrobora su VP de diseño, Chris Linnett, quien afirma que toda la estructura del edificio está pensada en la experiencia que hay de vivir allá la plantilla, y cómo piensan en su producto como una manera de mejorar la experiencia del usuario (o el human experience, como ellos prefieren decir). "Por eso no tenemos una recepción, sino un 'bar-recepción'", afirma con un tono que mezcla humor y seriosidad.

Pero el mejor de todo es encontrar una sala de reuniones sin mesa ni sillas, sólo gradas con almohadas. Unas almohadas que, por cierto, también atraen el perro que cerca por el edificio. El propietario? Seguramente alguno de los trabajadores.

Digitalizar sectores antiguos

Mientras tanto, al Pier01 al Palacio de Mar se prepara la visita a Housfy . Al hall del edificio nos esperan los voluntarios del NewCo que guiarán los visitantes. Un grupo de personas jóvenes, estudiantes, emprendedores y gente que, incluso, busca trabajo se reparten para subir a las plantas superiores donde hay las oficinas de Nuclio, que ha apostado por la startup.

Nos recibe en Miquel Mora, que es cofundador de la startup. Albert Bosch, el CEO, ha tenido que ir a Madrid porque le han ofrecido una entrevista radiofónica a RNE. Mora, que ya había creado el portal inmobiliario Yaencontré en 2000, nos presenta la startup donde hace trabajo ahora: "Housfy nació en un Nuclio Weekend justo hace un año. Este venture builder organiza cada seis meses encontradas de emprendedores para intentar llevar modelos de negocio que ya existen en otros mercados". Entonces nació esta propuesta que quiere replicar el portal Purple Brics que hace años que funciona en Inglaterra. "Esta empresa se está comiendo el sector inmobiliario británico y ha crecido mucho, tiene mucho de éxito y ahora entran a Australia", explica Mora.

Housfy es una empresa dedicada a renovar un sector tan "antiguo" como el inmobiliario: "El objetivo es empoderar la persona que quiere vender casa suya, sólo cobramos una tasa si el cliente vende su piso". Con Housfy es el cliente quien hace las visitas de su piso y la startup la ayuda y le da formación por agendar, tasar, poner precios, promoción y documentación, "que es el aspecto que más preocupa los clientes", detalla Mora. El público escucha atento: básicamente gente joven, entre los cuales hay tres periodistas, estudiantes de dentro y fuera de Cataluña, un consultor de banca y emprendedores que quieren "reconvertir antiguos negocios al digital, como en el caso del inmobiliario". Precisamente esta es la idea que Housfy quiere transmitir en el primer anuncio que han lanzado a la televisión.


A Housfy trabajan 15 personas y ya han cerrado una primera ronda de financiación de 700.000 euros. "Ahora preparamos una segunda ronda que será bastante fuerte", augura Mora, quien avisa que esperan "traer su modelo de negocio al mercado del alquiler".

También en el sector inmobiliario al panorama emprendedor barcelonés existe Badi, que abre las puertas de su oficina al Pasaje de la Paz 10, en un subterráneo. Ignasi Giralt recibe los visitantes a la puerta de un espacio diáfano de estética industrial con parqué, muebles de Ikea y una pecera junto a un sofá. "Ya nos ha quedado pequeña esta oficina", explica mientras presenta el equipo de análisis de datos -que "no para de crecer"- a los participantes de NewCo. Entre el público hay estudiantes, periodistas y trabajadores de empresas tecnológicas. Todo gente joven. En Carlos Pierre, el CEO de la empresa, se presenta y ya avisa: "De aquí poco nos trasladaremos a otro edificio a Glorias, donde hay Wallapop y Cabify, a unas oficinas donde hay luz natural".

Captura de pantalla 2017 10 26 a les 14.11.46

Las oficinas de Badi en la Ciutat Vella

Badi empezó como el Tinder para encontrar compañero de piso, a pesar de que a sus fundadores ya no los gusta esta descripción. Cuando Pierre trabajaba en una consultoría en Barcelona pero vivía en Sant Cugat decidió buscar piso en la capital catalana. Entrando en esta bronca, que es (o era) significativamente complicada "porque las plataformas que existen de agencias y clasificados no funcionan bien", fue cuando leyó un artículo sobre una chica en los EE.UU. que puso fotos de su piso a Tinder para encontrar compañero de piso. Entonces se hizo plausible la opción de emprender. Según dice Pierre "me fue muy bien empezar a hacer un trabajo que no me gustaba nada" para decidirse a hacer el salto. Con la premisa de unir el concepto de Tinder con el chat y el móvil a la busca de compañeros de piso nació Badi. Después de varias rondas de financiación y mejoras de la aplicación, ahora Badi cuenta con un equipo de 27 personas "y casi cada semana entra una persona nueva".

Pierre: "Hay dos maneras de monetitzar: ser rentable desde el momento cero o tener el mejor producto desde el momento cero y después buscar maneras de ganar dinero"

El CEO de la empresa avanza a los visitantes que a partir del mes de enero la aplicación entrará a Londres y otras ciudades de Alemania. Además, Badi pretende convertirse en "la mejor plataforma de real state del mundo" añadiendo funcionalidades como pago online seguros, contratos digitales y no limitarse a habitaciones, también entrar a ofrecer pisos enteros, ofrecer reparaciones, perfiles verificados y, incluso, conectados con LinkedIn. Después de un rato de conversación con los participantes a la visita aparece "la pregunta de los millones": Como monetitzar? Pierre dice que hay dos maneras de hacerlo: "Puedes ser rentable desde el momento cero o crear el mejor producto desde el momento cero por después monetitzar". Esto, aplicado a Badi, quiere decir buscar inversores que tienen esta visión y desarrollar un producto excelente. "Podremos monetitzar con transacciones, modelo freemium, pero al final el cliente pagará por la seguridad que ofrecemos", dice el CEO, al que Giralt añade que "somos un mitjancer tecnológico que quiere añadir valor a la fe ciega a la hora de alquilar piso". En definitiva: "Si centres todo el tiempo a ganar dinero, pierdes en equipo o creatividad", sentencia Pierre.

El antisúper abre las puertas

Ulabox es otra de las empresas que abre sus puertas. Su turno llega a las 11.30 horas y reúne cerca de 15 personas que quieren conocer las entrañas de la antisúper. Allá ya coincidimos con algunas caras como la de César Rodríguez, diseñador freelance que ha aprovechado el NewCo para visitar alguna posible empresa donde trabajar. "Necesito salir de casa, trabajar en casa es... llevar", explica. De Typeform ha salido enamorado por su "transparencia, creatividad, ser una compañía abierta". Una imagen que, afirma, ya dista del que voces en otras organizaciones participantes.

La llegada del CEO de Ulabox, Jaume Gomà, pone punto final al relato. Es el ideólogo del supermercado online que está rompiendo todas las barreras, pero se vende como un simple "chico de pueblo venido a la ciudad e hijo de fabricantes de papel de wáter". Su primer trabajo fue en un negocio dentro del mundo digital y aquí se ha quedado hasta el momento, reuniendo una experiencia que ha hecho que a sus 43 años esté al frente de un ecommerce que ha obligado el sector convencional a fortalecer su estrategia de venta online.

Su discurso está claro y conciso. Sabe qué vende y que no vende a escala digital, por eso se toma la licencia de cortar los visitantes que, en su breve presentación, intentan deslumbrarlo con sus propuestas. Pero también lo hace para dar consejos, puesto que al final es la voz dentro de la sala con más potestad para hacerlo.

Ahora bien, el NewCo no sirve únicamente para ofrecer un monólogo sobre las virtudes de Ulabox, una compañía más que conocida ya, sino también para aprender. Por eso Gomà no pierde la oportunidad de preguntar quién ha comprado con ellos. Cerca de la mitad de los asistentes levantan las manos e inmediatamente sale una pregunta clave: "Experiencias malas? Que no os dé miedo, siempre podemos mejorar", justifica el CEO, quien ve como los precios elevados se sitúan como la principal queja.

Algunas de los datos curiosos que nos deja la sesión es saber que se reparten entre 400 y 500 entregas al día en Barcelona, que es el supermercado que más pescado fresco vende en la ciudad y que trabajan cada día del año de 7 horas a 23 horas. "También los días que hay un partido del Barça y el Madrid", apunta para poner el toque de humor. Y un dato importante: si quieres trabajar a Ulabox, tienes que saber que antes pasarás por atención al cliente y por el reparto para "impregnarte de la cultura de la compañía".

El trabajo del futuro

Una de las últimas startup que abre sus puertas esta mañana de NewCo es Cornerjob, de nuevo al Palacio de Mar. El COO de la startup, Sergio González, nos guía a través de la planta que ocupa esta empresa dedicada a poner en contacto trabajadores con empresas. Según explica al grupo de visitantes, "el proyecto nació en 2015 con un equipo muy internacional, probamos si la idea funcionaba a Milà". Desde entonces, y después de varias rondas de financiación, Cornerjob ya es presente en Francia, Italia, España y México y da trabajo además de 100 personas de manera directa. "Nos centramos en el segmento blue collar, trabajamos con más de 200.000 empresas y ya se han firmado unos 300.000 contratos gracias a nuestra aplicación", explica González. La aplicación es líder en Francia y en Italia, mientras en España van cogiendo terreno a JobToday. Ahora mismo descartan expanidr-se a otros mercados porque quieren hacerse fuertes en los que son presentes.

Cornerjob

Las oficinas de Cornerjob en Barcelona

De cara al futuro, explica el COO de la empresa, el mercado de los blue collar crecerá, porque "crece la movilidad laboral y la legislación evolucionará". Para prepararse por este futuro, Cornerjob ya trabaja para preparar la aplicación con "control de las ofertas de trabajo mediante automatismos, control de spam, pero también manualmente". El futuro? Quizás hacer los contratos directamente desde el móvil: "En Francia lo hemos hecho en colaboración con Randstadt y ha funcionado", avanza el emprendedor.

Por qué tener coche si puedes pedir uno?

A pesar de que el reloj ya marca las 13.30h, la hambre no frena los visitantes y la afluencia se mantiene entre los 10 y 20 visitantes a las emprendidas participantes al NewCo. Entre ellas hay Cabify, la empresa de transporte privado que aterrizó hace aproximadamente un año en Barcelona.

Nos recibe el director general de la compañía en Barcelona, Oriol Sanleandro, quien cede el turno de palabra a los recién llegados preguntando sobre el concepto que tienen del servicio. La lluvia de ideas es diversa y la mayoría van hacia un mismo punto: plataforma online de movilidad. Y no van errados, pero rápidamente Sanleandro añade que es un servicio "100% legal" para distanciarse otros servicios más sonados como Uber.

El que la mayoría no sabe es que se trata de una empresa española creada por Juan de Antonio. Un dato que genera una mueca de sorpresa y al ver las gráficas de crecimiento del negocio a la pizarra. Cifras como que en sólo un año y medio han pasado de 150 trabajadores a 1.000.

Sanleandro: "Hemos traído gente joven, abuelos, empresarios... Tenemos usuarios de todas las edades"

Cómo hacen cada vez más las startups, el equipo de Cabify también se pone un golpe al mes al volante de uno de sus coches. "Hemos traído gente joven, abuelos, empresarios... Tenemos usuarios de todas las edades", apunta Sanleandro sobre el que entienden como una experiencia para estar cerca del cliente. Al servicio suman WiFi, botellas de agua, cadiretes para los que tienen niños y unos chóferes que, por defecto, no inician ninguna conversación. Todo ello, para tener "una experiencia de usuario perfecta".

La sesión acaba con un turno de preguntas que se alarga más del previsto y alguna tripa reclamante comida. En un par de minutos, los asistentes se despiden –en algún caso con uno "nos vemos esta tarde en la próxima sesión"- y la sala queda tan vacía como el lugares de trabajo de los trabajadores que han marchado a comer. Quienes, por cierto, tienen la flexibilidad y uno en torno a trabajo ameno con un patio y luz natural para hacer que ir al trabajo sea diferente.

Más Información
50 empreses innovadores obren les seves portes al NewCo
Desnudando las startups
'Voyeurs' de start-ups por un día
Hoy Destacamos
Comentarios