MonkingMe, el Spotify catalán y gratuito

Un grupo de emprendedores catalanes crea una plataforma de música para combatir la piratería y ayudar los artistas

MonkingMe quiere ser una plataforma de música de referencia
MonkingMe quiere ser una plataforma de música de referencia
La start-up MonkingMe ha salido al mercado para dar respondida las alarmantes cifras de la piratería. Su propuesta es una plataforma musical como Spotify que permite escuchar y descargarse música, pero de manera gratuita. Es un modelo que puede generar duda pero que aseguran que es verdaderamente eficaz.

"Traemos muchos años con el modelo streaming y sigue habiendo piratería", explica su cofundador y CEO, Raúl Martínez, quien asegura que las herramientas sin ningún coste son la mejor opción.

Buscar una nueva fórmula
Martínez defiende en todo momento que se trata de una plataforma legal donde los artistas y las discográficas suben su música. "Nuestro interés principal es que los artistas ganen más dinero que con las páginas y apps que ya hay", explica sobre MonkingMe, por el que antes de diseñar la base de su producto han analizado el mercado para diferenciarse.

Su estudio tomó como ejemplo los artistas que más comes ganaban en todo el mundo teniendo en cuenta las ventas físicas y digitales, la streaming, la emisión en radios y discotecas, y los conciertos. "Dos datos interesantes son que el streaming representa sólo el 1,38% de los ingresos, mientras que los conciertos son el 86%", afirma con contundencia. Así pues, queda algún tipo de duda de que hay que cambiar el sistema? Para el equipo de nueve personas de esta start-up, no.

Para monetitzar la herramienta, la empresa ha diseñado dos líneas de negocio: la primera, conciertos y merchandising; la segunda, descargas gratuitas remuneradas. "Si tú ofreces contenido gratuito, el que haces es crecer en fans, hacerlos más leales y tener más probabilidades que vayan a tus conciertos", detalla Martínez respecto del primer modelo. El segundo no dista demasiado del que ya hay, porque se basa a activar un vídeo publicitario que dura sólo 20 según cuando el usuario quiere descargarse el material.

Crecer de la mano de nuevos artistas
Txarango y La Pegatina ya han publicado discos a MonkingMe, el que los permite aprovechar el eco que tienen estos dos grupos para difundir la start-up. Aun así, tienen claro que son un proyecto tan pequeño como los músicos que nacen ahora y que la colaboración puede ayudarlos a promocionarse mutuamente.

Ya hace casi dos años que el equipo dio forma a la idea, pero no han lanzado la aplicación al mercado hasta este 2016. Actualmente se encuentra disponible para web y Android, y trabajan a crear el app por iOS.

Esto hace que el catálogo de artistas y canciones no sea amplio cómo lo otras plataformas. Aún así, han creado un tipo de listas de reproducciones privadas que crean los usuarios a medida que van subiendo música que tienen a sus ordenadores. Es una manera de impulsar su uso y de reunir usuarios para poder mostrar buenas cifras en la busca de nuevos músicos y discográficas.

Un equipo pequeño, pero con energía
La plantilla de MonkingMe está formada por nueve personas jóvenes. En Raúl tiene 21 años y asegura que todos sus compañeros se encuentran alrededor de esta edad. Esto los permite adentrarse en la emprendeduría con energía y muchas ganas de aportar innovación e ideas frescas. Además, recientemente ha entrado a la plantilla un extreballador de Soundcloud, un pequeño detalle que Martínez menciona con un cierto orgullo y buenas perspectivas.

El capital inicial y básico para constituir la empresa proviene de fondos propios, pero la start-up cuenta también con un préstamo participativo de la Generalitat de Cataluña a través del Instituto Catalán de las Empresas Culturales.

Actualmente cuentan con 4.000 usuarios registrados y cerca de 50 artistas y discográficas que ya cuelgan sus productos a la plataforma.
Hoy Destacamos
Comentarios