Paack, emprendedores en Dubai

La start-up de tres catalanes coge impulso después del triunfo en los Emiratos Árabes de su proyecto, una mensajería que asegura la entrega de los pedidos online en sólo dos horas

El programa de Dubai ha permitido al start-up contactar con inversores árabes y rusos
El programa de Dubai ha permitido al start-up contactar con inversores árabes y rusos
La suya es una gesta que viene del Oriente. A la historia, repetida continuamente, de un grupo de emprendedores ilusionados con su proyecto, se añade la anécdota de haberse desarrollado entre los rascacielos de Dubai. Fernando Benito, Víctor Obradores y Xavier Rosales, amigos desde la niñez, han pasado de colegas a socios de Paack y de su mano han completado con éxito el programa de aceleración de start-ups de Turn8 en los Emiratos Árabes.

"A pesar del que puede parecer el mundo árabe, que son gente muy cerrada, es totalmente al contrario. Están muy enfocados en la creación de proyectos y en la atracción de talento internacional", afirma a VIAempresa Benito, CEO de la compañía. El elevator pitch de Dubai ha sido el primero en que han explicado qué es Paack y el discurso los ha ido de maravilla. "En estos cuatro meses -la empresa está creada desde abril de 2015- hemos conseguido el que normalmente tardaríamos un año a conseguir. Desplazarnos en Dubai nos ha permitido crear un equipo internacional de ocho personas y con habilidades muy diferentes", comenta Benito.

 
Fernando Benito, Víctor Obradores y Xavier Rosales son amigos desde la niñez. Cedida

A los inversores árabes los han explicado que su start-up permite a los compradores de e-commerce recibir la compra a domicilio y en menos de dos horas. Ofrecen un plus para las tiendas online siguiendo el modelo de Amazon en la ciudad de Nueva York. "Es el futuro, no tiene sentido que podamos pedir una pizza y que nos la traigan a casa en 10 minutos y que, en cambio, te compres algo online y tengas que esperar 3 o 4 días para recibirla".

Para garantizar la rapidez en la entrega de la compra online, Paack juega con dos elementos: utiliza las tiendas como centros de distribución y asigna un paquete por vehículo. Operativos en Barcelona y Madrid, trabajan en colaboración con transportistas autónomos o con empresas que aglutinan autónomos. "Sin ser colaborativos, Paack no tiene vehículos, ni almacenes ni transportistas en plantilla".

El sistema funciona a partir de la compra que realiza el usuario, momento en que la plataforma se activa y recibe el pedido y, al mismo tiempo, avisa mediante aplicación móvil al transportista. Una relación a cuatro bandas que la tecnología alleugera para ofrecer rapidesa a el consumidor.

Capital, en buena parte, origen Dubai
También la experiencia árabe los ha abierto, al menos un poco, la puerta de los inversores rusos. Paack también ha ganado el primer premio en el concurso internacional de start-ups organizado en Emiratos Árabes por IT Park, el parque tecnológico más grande de Rusia. "Nos han invitado a Kazán pasar una temporada y para buscar inversores, pero de momento queremos consolidarnos en España", destaca. La empresa tiene previsto empezar a operar en cinco nuevas ciudades españolas antes de internacionalizarse.

De Dubai se han traído los primeros 30.000 dólares para capitalizar su proyecto. Los otros 30.000 dólares de capital inicial lo han puesto los socios y la primera ronda de capital lo han programado por el próximo más de octubre, cuando esperan que el interés despertado ya por algunos inversores continúe vigente. De momento, ya tienen tres contratos firmados con tres retailers de capital español, alguno de ellos muy conocido al mercado internacional. "Tenemos que reconocer que hemos ido a los grandes", apunta Benito.

Ambición que no falta en este equipo y que también acompaña su CEO quién, deseoso de probar suerte en el mundo emprendedor, decidió dejar su cargo ejecutivo al grupo francés Pierre Vacaciones Center Parques para hacer de Paack una realidad empresarial. "Mi empresa anterior factura 1,5 billones de euros, pero siempre he tenido la vena emprendedora. Ahora tengo 31 años y era o ahora o nunca, porque ahora no tengo ni hipoteca ni cargas familiares. Igual más adelante no puedo", reflexiona con sinceridad.
Hoy Destacamos
Comentarios