CA | ES

Zoundream, el primer traductor de bebés

La stratup desarrolla el primer traductor de llantos de niños basándose en algoritmos de 'deep learning'

El que hace casi 30 años parecía un invento sólo posible en la ficción Zoundream lo materializa con su traductor de bebés El que hace casi 30 años parecía un invento sólo posible en la ficción Zoundream lo materializa con su traductor de bebés

Es difícil resistir la tentación de caer en el tópico de decir: Simpson ya predijeron Zoundream. Pero es que la stratup ha traído a la realidad el traductor de bebés que a 1992 inventaba el hermanastro de Homero. En este caso pero, Maggie no ha jugado un papel fundamental en esta creación sino que la experiencia de dos de los cuatro fundadores, Ana Laguna Pradas y Roberto Iannone, hizo que se encontraran en el camino para desarrollar el primer traductor de llantos de niños entre 0 y 6 meses.

Ana Laguna Prades es científica de datos y cuando tuvo su primer hijo importó su pasión profesional a la maternidad. Laguna empezó, como afición, a recopilar los llantos de su hijo y analizarlos con algoritmos de deep learning, de este modo los empezó a clasificar para encontrar patrones y saber si el niño lloraba por sueño, dolor, gases, hambre o porque estaba incómodo. "Yo empiezo a hacer esto por hobby y queda guardado en el ordenador hasta que un día un amigo me invitó a explicar lo que había hecho a una conferencia que organizaba, Data and Beers" recuerda Laguna. Su participación en aquella conferencia despertó mucho interés y El País recogió su idea en un artículo ahora hace un año.

Aquel artículo lo leyó Roberto Iannone, que a su tiempo había sido pare. La paternidad hizo que Iannone viera que el mercado necesitaba un producto para entender mejor las necesidades de las criaturas. El CEO estaba presentando su proyecto al Master en Business and Administration que cursaba en París cuando vieron que Laguna estaba trabajando sobre la misma idea. De este modo los dos emprendedores se pusieron en contacto y unieron fuerzas para crear Zoundream. La startup vive y se desarrolla entre Barcelona, donde localizan su hub tecnológico en Barcelona Activa, y Suiza, donde se encuentra su quarter general y donde se enfocan más en la parte comercial del negocio.

A través del analisi de llantos han clasificado cinco tipos de llantos que relacionaban con cinco necesidades básicas

Cinco necesidades internacionales

Para desarrollar un traductor de llantos los fundadores de Zoundream han tenido que hacer, y todavía hacen, una investigación en profundidad. El que empezó como un hobby grabando los llantos del hijo de una de los fundadores, ha acabado con una muestra de llantos que supera la cincuentena. Con este muestreo pudieron clasificar cinco tipos de llantos que relacionaban con cinco necesidades básicas: hambre, gases, dolor, incomodidad y sueño. Si bien al inicio Laguna clasificaba los llantos por instinto desde que se materializó el proyecto la stratup han colaborado y han sido aconsejados por profesionales de la salud y desarrolladores de software por productos infantiles. "Los dos coinciden a decir que estas son las necesidades básicas de los niños en esta etapa y que en los sonidos que se recogen no indican muchas más categorías" asegura Laguna.

Zoundream está dirigido identificar los llantos de las criaturas de entre 0 a 6 meses. Por qué? "Su cerebro se va desarrollando a partir de los 6 meses y empiezan a experimentar otras necesidades, ya conocen el miedo, ya saben que su madre se puede alejar, marchar... los llantos ya son más complejos de analizar" explica Laguna.

Otra de las hipótesis que han aclarado con su investigación es la internacionalidad de los llantos. En su investigación han grabado y analizado llantos de varios países de Europa, así como de África y Rusia para dirimir si, según la nacionalidad, los niños lloran diferente. "La cuestión es que hay diferencias en la entonación y el acento, por ejemplo, un niño español puede tener una entonación más fuerte que un niño alemán, pero esto no afecta el patrón de audio" aclara Laguna. Así pues, han podido confirmar que ni nacionalidad ni género influyen en la identificación de las necesidades de los pequeños. Su investigación continúa para seguir mejorando y afinando el traductor pero por ahora ya han desarrollado una versión beta del dispositivo físico.

"Puede ser una ayuda para los padres con problemas auditivos o con autismo, puesto que a menudo no identifican los matissos del llanto"

Una Alexa canguro

Azul, de linies finas y pequeñito, así es la versión beta del traductor de bebés de Zoundream. Este dispositivo sencillo que recuerda al assitent de Google casa sin dificultad en cualquier hogar. Esta especialmente dirigido para los padres tempranos pero sus creadores le están encontrando más sortirdes: "También puede ser una ayuda para los padres con problemas auditivos o con autismo, puesto que a menudo no identifican los matissos del llanto" asegura Laguna. Aún así, padres que ya han tenido un hijo anteriormente se pueden beneficiar del producto. "Es una ayuda para confirmar tus sospechas, como un doble check" comenta la científica de datos.

Actualmente, la empresa esta usando esta versión beta para probar su propio producto. Esperan iniciar estas pruebas en Suiza y posterioment en España. Después de la fase de prueba que se iniciará en otoño de este año, el siguiente paso será el salto al mercado.

Tres vías de futuro

La empresa tiene planes de futuro a corto, medio y largo plazo. A corto plazo Zoundream quiere entrenar en el mercado su particular traductor. A medio plazo la empresa está trabajando a incluir su software de identificación de llantos a hardwares de "third partners". Esta colaboración con terceras empresas Laguna lo ejemplifica cómo: "Se puede incluir en un cochecito o una cuna, a los que se les puedes sumar la tecnología de Zoundream para que te avisen la razón por qué lloran en una pantalla".

A largo plazo, la compañía quiere seguir indagando en los posibilidades pediátricas que tiene su software. Por ahora se han asociado con un equipo de investigación de detección precoz de autismo de la Universidad Autónoma de Madrid. Con los datos de llantos que la compañía sigue recopilando quieren orientarse al mundo del desarrollo de enfermedades y anomalías en los bebés. "Escuchando, los llantos durante este año nos hemos dado cuenta que los niños con autismo lloran diferente" ejemplifica Laguna. La científica de datos remarca porque este es un proyecto a largo plazo: "Ahora mismo estamos recopilando muchos llantos que podrían tener ciertas patologías, pero hasta que no pasen un par de años no los podremos analizar porque todavía no están diagnosticados".

Més info: El app que detecta las enfermedades de los niños

En el ámbito financiero, la empresa de seis trabajadores que se fundó en base de recursos propios desde este año pasado se ha abierto a financiación externo y pretende mantenerse así en un futuro.

Més informació
Baby&Chic, el Wallapop de los bebés
Trainapp, agilizar la memoria de los niños con juegos
Hoy Destacamos
Lo más leido