El miedo, el nuevo #metoo del deporte femenino

Hay una verdad incómoda que no acabamos de debatir y que es mes común y transversal de lo que nos pensamos.

Sabíais que más de la mitad: un 52% de las mujeres que hacen deporte solas al aire libre (correr / andar / bicicleta) se han sentido asediadas? Sí, es mucho, muchísimo, demasiado. Sacamos los datos de un estudio hecho en UK donde sobre todo analizan las mujeres corredoras que casi siempre traen -traemos- el miedo incorporado a cuerpo. Es un tema que no se habla porque ya estamos acostumbradas a salir de casa con el miedo puesto.

"Sabíais que un 52% de las mujeres que hacen deporte solas al aire libre (correr / andar / bicicleta) se han sentido asediadas?"

Estamos acostumbradas que si salimos a entrenar muy pronto por la mañana o muy tarde al atardecer estaremos intranquilas toda la hora o las dos horas de la sesión. Estaremos alerta desde que salimos de casa hasta que ponemos la clave en la cerradura y esto no es normal, no es bueno y sobre todo no es sano.

Y cuando lo vamos explicando, compartiendo, publicando y denunciando vemos que somos muchas de todas las edades, condiciones, nacionalidades, países y estratos que queremos levantar la voz y decir ALTO Y FUERTE que tenemos #MIEDO.

Por eso he hecho la analogía del #metoo con el miedo que asumimos como normal entre mujeres deportistas que salimos a las grandes ciudades para desconectar, sudar, hacer salud, cuidarnos y pensar… En cambio, nos encontramos con miedos, oscuridad, puntos negros, hombres que nos dicen cosas desagradables que nos persiguen y que desgraciadamente en un porcentaje cada vez más elevado nos agreden, violan e incluso matan.

Las que queremos disfrutar del espacio público en las grandes ciudades, tenemos miedo. Tenemos miedo porque hay hombres criados y convencidos de tener una supremacía que se los autorizado todo. Otros enfermos, desequilibrados y mal educados que se piensan que pueden decirnos, hacernos y provocarnos lo que a ellos les convenga.

"Hay una plataforma global que trabajan desde las ciudades para diseñar y estructurar con urbanismo feminista"

Hay una plataforma global que trabajan desde las ciudades para que se diseñen y estructuren desde la perspectiva de género. Son los URBACT, una plataforma que trabaja a escala europea desde hace 15 años con urbanismo feminista. Aporta la mirada femenina al diseñar los espacios públicos donde pasan cosas; también la actividad física.

Si sólo un 15% de alcaldesas son mujeres, un 24% de regidoras de deporte son mujeres y un 27% de las técnicas de los espacios deportivos son mujeres, es imposible que nos miremos la ciudad como un espacio amenazante para la mujer. Nadie aporta a la mesa la mirada femenina.

En la ciudad sueca de UMEA, han hecho pruebas y la implementación de buenas prácticas que han dado fruto positivo con datos y comportamientos medibles como el aumento de la práctica deportiva femenina y la reducción de agresiones y acosos.

Más info: Marcas valientes y activistas

Se hizo un circuito en bus para analizar y testar todos los espacios públicos de la ciudad y darles la mirada de género, evaluando entre otras variables, el miedo-seguridad.

Buenas prácticas:

  1. HORARIO INSTALACIONES

En UMEA, esta ciudad de Suecia acordaron desde el Ayuntamiento que todos los clubs deportivos, públicos, privados, y de todos los diferentes deportes avanzarían los horarios de entrenamiento femenino antes de que el masculino. Por lo tanto, las horas de más luz, tránsito y vida social es cuando ELLAS entrenarían. Esto hizo que disminuyeran las agresiones y que aumentara la cantidad de mujeres haciendo deporte porque se sentían protegidas por la ciudad y por el propio sistema.

  1. KNOWLEDGE GAP

Si no hay mujeres decidiendo el urbanismo de las ciudad no se puede diseñar el espacio público teniendo en cuenta estas necesidades. Falta este conocimiento para poder cubrirlo.

  1. GENDER EQUITY CITIES

Necesitamos el mandato que la #equity sea estratégica y también impuesta. Por lo tanto, tenemos que hacer las Gender Equity Offices para regular y auditar esta condición de las ciudades.

  1. BIG DATA IN PUBLIC SPACES

Tendríamos que poder regular cuánta gente pasa y a qué horas Y que implica poder detectarlo y denunciarlo.

  1. PUNTOS NEGROS

Crear un teléfono gratuito de atención y respuesta al MIEDO; así hacer un mapa de puntos negros para poner solución con mas luz, más vigilancia o más fácil acceso porque no sea una trampa para ciudadanía.

  1. REVIVAR LA FIGURA DEL SERENO

Podríamos repensar este trabajo social y colectivo que da confianza, seguridad y familiaridad la persona que va por la calle y que tiene miedo porque pueda denunciarlo.

  1. SELLO CIUDAD

Crear el sello de ciudades #EsportSensePor

  1. PREMIAR LAS MUJERES

Hacer la candidatura a los premios de concejalías de deporte de las ciudades que contemplen esta realidad y lo ataquen.

No podemos CONOCER que el #MIEDO está latente entre el 52% de la población de las grandes ciudades y seguir sin hacer nada. Yendo a manifestaciones, quedadas y salidas porque han matado una mujer entrenando. NO. No podemos normalizar esto. Tenemos que atacarlo, denunciarlo, hablar, detectarlo y eliminar el MIEDO.

No pasa nada para tener MIEDO. Lo que pasa, y mucho, es para autorizar a quienes nos dan miedo.

Más Información
Las mujeres deciden el 80% de los seguros
Las Women Z cambian el statu quo
Hoy Destacamos
Comentarios