Lista de excusas por lunes

La lista de excusas para no cumplir los objetivos es interminable. Y más en lunes. Para agilizar la comunicación es recomendable que las empresas y organizaciones establezcan la norma de referirse en ellas numerándolas. De esta forma se reduce la extensión de los informes y la duración de las reuniones, con un gran ahorro de tiempo para todos; el que repercute en un aumento de la productividad.

A tal fin, esta es una propuesta de numeración de la lista de excusas para no cumplir los objetivos:

1.- El clima. Cuando no hace frío, hace calor; y si no viento hace. Ya es muy sabido que "calles mojadas, cajones enjutos". Felip II dijo que "no he enviado a mi armada (la Invencible) a luchar contra los elementos"

2.- Los colaboradores. Si no soy responsable de su contratación, formación, motivación y continuidad, no puedo evitar que vayan a lo suyo. Acatan las instrucciones pero no las cumplen.

3.- La competencia. Tiene mejores ideas, más medianos y equipos que nosotros; y son más rápidos. Además tiene el viento en su favor; parece que tengan una flor al culo.

4.- La economía. Cuando no estamos en una crisis coyuntural, es estructural; y si no disruptiva. Que puedo hacer yo si los economistas el que hacen es explicar mañana porque no ha sucedido hoy el que previeron ayer?

5.- La falta de medios. Los pocos que hay se han destinado a otros proyectos por circunstancias que no están a mi control.

6.- La falta de tiempo. Estaba previsto lograr el objetivo al último minuto; y justo cuando este llega resulta que otras cuestiones urgentes han robado el tiempo que tenía que dedicarse al objetivo previsto.

7.- Los problemas inesperados. Quién podía pensar que las cosas no saldrían como se habían planificado al Power Point?

8.- Los proveedores, internos o externos. En primer lugar los bancos, que sólo dan crédito cuando no lo necesitas, o si tienes suficiente dinero. El resto de proveedores incumplen los plazos de entrega o la calidad, según sople el viento.

9.- Son inabarcables. Quién fijó el objetivo no era quién lo tenía que lograr. El que tenía que hacerlo no diseñó el plan de ejecución. Quién tenía que ejecutarlo no participó en la fijación ni en el diseño.

10.- Diversos. La lista de excusas para no cumplir los objetivos es interminable, por el que el cajón de sastre de "diversos" sirve para numerar cualquier otro a la que se quiera hacer referencia. Referirse a cada una por su número simplifica los procesos, porque la lista de excusa para no cumplir los objetivos no sirve para nada. Cuando las cosas no salen como uno tenía previsto el primer responsable es un mismo. Responsable por la planificación, la ejecución o el aprendizaje para el futuro.

Més informació
Demografía y empresa familiar
El ritmo de la empresa familiar
Consumidor bipolar
Hoy Destacamos
Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Lo más leido