No me tocáis los mems

Este jueves a las 10 de la mañana el pleno de la Unión Europea votará una propuesta de directiva que podría cambiar Internet tal y como la conocemos hoy y por extensión a todos nosotros. La propuesta de ley va dirigida a proteger los derechos de autor y en su ya famoso artículo 13 (un tipo de 155 digital) obliga las plataformas que permitan la publicación de contenidos a velar por los derechos de autor. Esto que podría parecer una obviedad pero puede tener unas consecuencias devastadoras que van mucho más allá de cómo creamos, distribuim y consumimos contenidos en linea.

La consecuencia inmediata es que plataformas como Wikipedia, Twitter, Reddit, Giphy o el foro de papiroflèxia que os habéis montado a vuestro servidor tendrán que tener mecanismos de control efectivo de todo aquello que se publica. A la práctica quiere decir que tendremos que hacer de ciberpolicies con todo el que esto compuerta. Por un lado el esfuerzo tecnológico, que al margen de su efectividad, las grandes quizás pueden pagarse pero no el administrador del foro de papiroflèxia. De otra la estructura legal para hacer frente a demandas, reclamaciones de derechos y peticiones de supresión de información que los pequeños tampoco tienen. Y finalmente la frontera difusa que hay entre la censura y aquello que se tiene que suprimir por razones de derecho. En nuestro país tenemos ejemplos bastante recientes.

"A la práctica quiere decir que tendremos que hacer de ciberpolicies con todo el que esto compuerta"

A medio plazo la aplicación de una ley así comportaría el cierre de centenares de webs y de servicios en base a una reclamación de derechos de autor. Pensáis en Giphy, el popular servicio de GIFs animados que hostatja miles de GIFs creados a partir de clips de películas. Los GIFs animados han creado un lenguaje audiovisual propio que podría desaparecer. La directiva frenaría la creación que es el contrario del que pretende, un efecto conocido en otros sectores donde se aplican medidas proteccionistas.

A largo plazo se consumaría la tendencia actual de una internet cerrada reservada sólo a los propietarios de derechos de autor. La libertad de crear contenidos de la que moderadamente disfrutamos ahora, la internet abierta, quedaría tocada de muerto y pondría a los ciudadanos barreras todavía más altas a la hora de participar de la sociedad de la información.

Para entenderlo bueno fijémonos en la Viquipèdia y en su funcionamiento. La crítica que a menudo se hace la Viquipèdia poniendo en cuestión su fiabilidad no tiene ningún sentido; la Viquipèdia no es un compendi del saber humano, es un compendi del que se ha publicado sobre el saber humano. Si las fuentes son fiables la Viquipèdia es. La mayor parte del contenido de la Viquipèdia son citas a fuentes y contiene extractos a publicaciones que tienen derechos. Si la directiva se aplica, la Viquipèdia como lo entendemos podría desaparecer. Haced números de los golpes que la consultáis a la cabeza del día, el que dáis cada año (porque, dáis, oi?) y decidís vosotros mismos el coste de prescindir.

Sir Tim Berners-Lee, el creador de la World Wide Web, el pionero de Internet Vinton Cerf, Jimmy Wales y hasta 169 académicos, 145 organizaciones por los derechos humanos, la libertad de prensa, la investigación científica, el desarrollo tecnológico, la fundación Wikimedia, la Electronic Frontier Foundation y yo estamos en contra. Podría haber empezado con esta lista y no habría habido que escribir demasiado nada más. O para transmitiros la magnitud de la tragedia, podía haber empezado diciéndoos que si prospera se habrán acabado los mems a la red.

Más Información
La Renta Básica Universal o la revuelta del precariat
Cataluña 2028
Sónar, una marca catalana universal. Literalmente
Hoy Destacamos
Comentarios