Más mujeres líderes, más referentes en femenino

Hay dos mujeres que me han inspirado mucho durando este mes de marzo. La primera es la Jacinda Ardern la PM neozelandesa que con 38 años es la primera mujer del mundo en ostentar un cargo de estas características, la segunda al ser madre durante su mandato, y de las pocas mujeres en llevar su hija a la asamblea de la ONU para poder conciliar sus responsabilidades políticas y familiares. Sin embargo, el que lo ha popularizado ha sido la forma de lidiar uno de los ataques terroristas más terribles de la historia de Nueva Zelanda.

La segunda es Greta Thunber, la activista sueca que a la edad de 16 años ha sido nominada al Premio Nobel de la Paz en reconocimiento a su dedicación al liderar una campaña joven contra el cambio climático. En agosto del 2018 se sentó a las afueras del la asamblea legislativa sueca (Riksdag) con un cartel que decía: Skolstrejk för klimatet (huelga escolar por el Clima).

Este gesto va catalitzar manifestaciones además de 270 ciudades y la participación de más de 20.000 estudiantes a escala mundial. Desde entonces no ha parado de defender firmemente su causa.

"Jacinta Ardern y Greta Thunber son grandes ejemplos de las nuevas corrientes de liderazgo en femenino, un liderazgo que se aleja de los estereotipos y que potencia los valores femeninos como valores clave hacia un cambio de paradigma"

Ambas historias son para mí grandes ejemplos de las nuevas corrientes de liderazgo en femenino, un liderazgo que se aleja de los estereotipos y que potencia los valores femeninos como valores clave hacia un cambio de paradigma. Un estilo de liderazgo que va más allá del género y que cada vez incorporan más voces masculinas, un estilo de liderazgo que potencia la comunicación, la cooperación, la empatía, la flexibilidad y el humanismo a la vez que demuestra firmeza, resiliencia y un buen dominio de la situación. Un estilo de liderazgo que tiene en cuenta la agilidad emocional que estudia Susan David o el coraje emocional del que hablábamos hace unas semanas.

Un liderazgo que potencia las relaciones humanas, que conecta y que se hace accesible. Un liderazgo también con visión estratégica con planificación y con objetivos claros. En el caso de la Jacinda A .lo vemos en su proximidad hacia las víctimas, mostrando su vulnerabilidad y afectación a la vegada que a escala política ha endurecido el acceso a las armas. En cuanto a la Greta T. se hace patente en su voluntad al reconocer que el cambio climático es resultado de cómo hemos sido gestionando el planeta hasta ahora, en su capacidad de aceptar un error y de proponer una solución que nos ayude a mitigarlo. También lo podemos notar en su manera de comunicar clara y directa y en la determinación que transmite teniendo en cuenta su edad.

"Para crear un presente más equitativo, equilibrado y justo y para caminar hacia un futuro más sostenible, más humano y más igualitario, necesitamos más mujeres líderes que den ejemplo y más hombres y mujeres que lideren en femenino"

Para crear un presente más equitativo, equilibrado y justo y para caminar hacia un futuro más sostenible, más humano y más igualitario, necesitamos más mujeres líderes que den ejemplo y más hombres y mujeres que lideren en femenino.

Más Información
La mujer del siglo XXI
Son las emociones las nuevas herramientas de trabajo?
'Wellness' corporativo: la solución al absentismo laboral?
Hoy Destacamos
Comentarios