Llega la fiscalidad verde

¿Cómo afectará a las empresas valencianas la nueva Ley de Cambio Climático? Incluirá cargas impositivas en los vehículos de combustión interna y a las maniobras a los puertos, además de impulso a las energías renovables

L'Albufera  de València | iStock L'Albufera de València | iStock

El País Valenciano busca ir un paso más allá que el Estado español en la lucha contra el cambio climático con objetivos más ambiciosos. Lo hará con la Ley de Cambio Climático y Transición Ecológica, que de momento todavía es un borrador. Osado para unos, insuficiente para otros. En cualquier caso, las líneas que traza tendrán un claro efecto directo sobre las empresas, y también, quizás un impulso sobre las que están para crearse. Cómo será?

Todo borrador se tiene que analizar con cautela porque puede cambiar mucho, todavía se tiene que consensuar y votar en el parlamento valenciano, con las enmiendas que a buen seguro se presentarán. En todo caso, ya dibuja hacia donde irá la acción y las subvenciones públicas: desincentius a los vehículos de combustión interna e incentivos hacia una movilidad sostenible y eléctrica, fomentar autosuficiencia energética e impulsar un sector económico que podría tener mucho hombro al País Valenciano, como es el de la producción de energías renovables.

Impuestos para un "fondo para la transición ecológica"

Vamos al por menor. Qué prevé grabar la ley? Primero, los vehículos de combustión interna. Con el objetivo de llegar al año 2040 con un 100% de las matriculaciones de coches sin emisiones, la nueva ley contempla que a partir de 2023 las matriculaciones de vehículos pagan un impuesto de acuerdo con los gramos de CO2 por kilómetro que emiten, mediante una mesa progresiva. Además, penalizará aquellos espacios proclives a las concentraciones de vehículos, como es el caso de los centros comerciales. En este caso, la consejera responsable, Mireia Mollà, matizó que los detalles se irán conociendo más adelante, con la discusión y materialización de la ley. Más cargas impositivas las tendrán las grandes embarcaciones en función "de las maniobras de estancia a los puertos valencianos" por sus emisiones de dióxido de carbón.

Las grandes embarcaciones tendrán más cargas impositivas en función "de las maniobras de estancia a los puertos valencianos" por sus emisiones de dióxido de carbón

Todo el que se recaudo con estos tributos irá a parar al llamado "fondo para la transición ecológica", como un "regreso" que se destinará directamente a sufragar actuaciones encaminadas a cumplir los objetivos de la ley: desde mejoras de la red de recàrrega de vehículos eléctricos hasta ayudas para la compra de vehículos no contaminantes. Lo denominan "fiscalidad verde".

Todo esto qué supondrá a las empresas valencianas? Preguntada por esta cuestión, la consejera Mollà ha admitido que el sector privado "tendrá que asumir muchos retos". "Algunas tendrán que hacer proyectos para compensar los efectos de su producción", observó y aseguró que el tejido productivo "es importante" y los "acompañarán en todos los pasos". En todo caso, no concretó si se concederá alguna línea de subvenciones a empresas para ajustarse a estas nuevas exigencias, entre las cuales también figuran algunas inversiones estructurales, como añadir un mínimo de puntos de recàrrega para vehículos eléctricos a los parkings o la instalación de cubiertas de placas solares a los grandes aparcamientos en superficie.

Salvador Navarro (CEV): "Me preocupa que el primero que sale de esa ley son las cargas impositivas"

Al sector empresarial no le termina de encajar la propuesta de la Generalitat hacia un futuro más verde, puesto que ve más adecuados los "incentivos" que no los "desincentius". El presidente de la Confederación Empresarial Valenciana (CEV), Salvador Navarro, sostiene que "el cambio climático es una evidencia y hay una preocupación social a la cual no tenemos que ser ajenos los empresarios". Ahora bien, afirma que "hace falta una adecuada transición: Me preocupa que el primero que sale de esa ley son las cargas impositivas. En la situación actual, las administraciones públicas tienen que incentivar consumo-producto". Centrándose en el parque automovilístico, subraya que en el Estado español los vehículos "tienen una media de 12 años". "Será mejor hacer inversiones e iniciativas de compra de vehículos de combustión, gasolina o diesel, que contaminan mucho menos que los de hace 12 años, para avanzar hacia el vehículo híbrido, en lugar de responder con una carga tributaria hacia las matriculaciones, grandes superficies y actividad portuaria", sostiene Navarro.

El presidente de la CEV también desconfía del anunciado "fondo para la transición ecológica", donde los tributos servirían para pagar inversiones: "El mundo del transporte ya ha pasado por esos inventos. Cuando hace años se creó el impuesto del céntimo sanitario en el transporte, alguien pensaba que iría a la sanidad? Se ha demostrado que no, por el déficit que tienen los sanitarios en estos momentos. Dónde ha ido a parar? A la caja única. Con todo el respeto, que no nos engañan. Que se lo digan al consejero de Hacienda".

Navarro subraya que "el alto coste energético" es uno de los principales motivos por los cuales se van algunas fábricas, como las del sector cerámico de Castelló, a otros países. "No es que cuesto mucho producir la energía, es que las cargas impositivas que tienen las energías hacen que no seamos competitivos. Si seguimos planteando cargas impositivas o estructurales a las empresas, al fin y al cabo, este mundo es libre y globalizado y se irán. Y las decisiones a las empresas se toman bastante rápidamente", sostiene.

Para evitarlo, insta a trabajar por una "armonización en las cuestiones ambientales" y "empezar a actuar con unidad de mercado" en clave de País Valenciano, Estado español y Europa. Además, exige "establecer unos objetivos medioambientales que sean alcanzables con plazos realistas" y pide a las administraciones "no crear más procedimientos administrativos".

Impulso al sector de las energías renovables

Hablamos ahora de la otra cara de la moneda de la ley que podría beneficiar, y mucho, a una parte del tejido empresarial valenciano. Y quizás, convertirlo en toda una referencia. Nos referimos a la apuesta por la implantación de instalaciones de energía renovable en zonas de desarrollo "prioritario" establecidas al Plano Director de Energías Renovables y que señala unas 12.000 hectáreas en todo el País Valenciano, que producirían hasta 6.000 megavatios. Menciona instalaciones de energía solar fotovoltaica y energía eólica "fomentando un modelo energético distribuido y sostenible". Además, se creará una bolsa de terrenos que los propietarios pueden poner a disposición para el desarrollo de proyectos de energías renovables

Por otro lado, los nuevos planeamientos urbanísticos que se tramitan a partir de la aprobación de la ley tendrán que reservar una parte del suelo a la implantación de las energías renovables necesarias por autoabastir el proyecto desde el punto de vista energético. Se tendrán que calcular sus necesidades, y a partir de esto, se establecerá la producción y el área que tiene que ocupar.

Marcos J. Lacruz (AVAESEN): "No podemos esperar tanto de tiempo. Podemos perder el momento del País Valenciano. Los valencianos ya somos referentes en energías renovables, sólo necesitamos ese impulso"

Preguntamos sobre esta cuestión al presidente de la Asociación de empresas con Actividades vinculadas con el sector energético del País Valenciano (AVAESEN), Marcos J. Lacruz, que representa a 160 empresas que trabajan con las energías renovables y supone borde el 80% del total. Asegura que reciben el borrador de la ley "con ilusión" porque ven que se hace hincapié en que "las renovables son el vector fundamental para incidir sobre el cambio climático, es la primera vez que se habla de producir 6.000 megavatios". Además, le gusta que las actuaciones se contemplan "cerca del territorio": "Hemos visto como actuaciones energéticas que se hicieron en el pasado en el País Valenciano acabaron en manso de grandes grupos que dejaron poco valor aquí y hacen frenar el desarrollo de la energía al territorio valenciano. Esto pareix que se corrige con el nuevo plan". Igualmente, ve positivo que "no sólo hablo de energía, sino de eficiencia energética", de la integración de la autoconsum a parkings o del desarrollo del vehículo eléctrico.

Ahora bien, Lacruz es cauto y consciente que la ley, a pesar de ser "ambiciosa", "costará mucho tiempo de tramitación y de negociación con otras consejerías y con otros agentes". Aún así puede tardar alrededor de dos años, un plazo que al presidente de AVAESEN le "preocupa" porque el "momento de oportunidad de las renovables" es ahora. "No podemos esperar tanto de tiempo. Ahora mismo Europa está apostando fuertemente por las renovables por descarbonitzar la economía y para salir de la crisis económica de la Covid-19. Podemos perder el momento del País Valenciano", lamenta. Como alternativa metro se tramita la nueva ley, Lacruz propone "corregir los defectos que tiene la ley actual", y de no hacerlo, cree que "estas inversiones se harán en otros territorios del estado español".

En la actualidad las empresas que integran AVAESEN ocupan borde 3.000 personas, una cifra que Lacruz asegura que pueden "duplicar" si tienen "el entorno favorable". es más, sostiene que el sector de las renovables al País Valenciano "es capaz de invertir 5.000 millones de euros y crear entre 2.000 y 3.000 lugares de trabajos nuevos sin pedir ningún tipo de subvención". "No necesitamos que nos apoyan económico, somos generadores de ingresos para la Administración por los impuestos que pagan nuestras instalaciones. Lo único que nos separa de contratar estas personas e invertir en el País Valenciano es la modificación de las leyes urbanísticas. Unas leyes que sólo existen en esta comunidad autónoma", explica, y matiza que no quiere "el desarrollo salvaje de las renovables" cómo han hecho otros sectores "como el urbanístico a la costa". "Los valencianos ya somos referentes en energías renovables, sólo necesitamos ese impulso", apostilla.

Més informació
Fiscalidad verde
Frenar el cambio climático, el impulso emprendedor de los valencianos
Covid-19, recesión y cambio climático
Hoy Destacamos
Lo más leido