Relevo o cómo hacer sostenible el hábito de tirar la basura

El confinamiento dispara el consumo en los hogares: la empresa que fabrica bolsas de basura 100% recicladas y reciclables incrementa las ventas un 20%

L’empresa Relevo és una de les que s’ha vist beneficiada enmig de la crisi | Cedida L’empresa Relevo és una de les que s’ha vist beneficiada enmig de la crisi | Cedida

Con el confinamiento, el consumo a los hogares se ha disparado. Se han incrementado las ventas en las tiendas y comercios de proximidad y a los supermercados. Más consumo implica más residuos, y esto afecta uno de los productos más cotidianos e invisibles de nuestro día a día: las bolsas de basura. La empresa Relevo es una de las que se ha visto beneficiada en medio de la crisis, con un interesante valor añadido, más todavía en el nuevo mundo que nos espera y que tendrá que ser, necesariamente, más sostenible: bolsas de basura 100% recicladas y reciclables. Hablamos con Álvaro Salmerón, un granadino licenciado en Derecho y Empresariales que fundó la empresa con el industrial valenciano Carlos Soria.

Relevo tiene oficinas en Madrid y en Barcelona, pero el grueso de esta empresa creada el 2014 está en Alaquàs (Horta Sud, València); allá está la fábrica que da trabajo a casi todos sus trabajadoras, que suman 75. Presumen de ser la pionera en la fabricación de este tipos de bolsas certificadas internacionalmente y en seis años de vida ya facturan unos tres millones de euros anuales. Nació en un coworking con una idea sencilla y firme en la cabeza: dejar un planeta más sostenible a las próximas generaciones.

Salmerón: "El producto del supermercado que más plástico tiene es una bolsa de basura: es todo plástico"

Salmerón había trabajado anteriormente en el sector del gran consumo, y Soria, en el sector del reciclado. El resultado de sumar las dos experiencias previas y añadir el componente de la sostenibilidad fue crear bolsas de basura recicladas y reciclables. Así justifica el proyecto: "El producto del supermercado que más plástico tiene es una bolsa de basura: es todo plástico. Los paquetes tienen 15, cada una pesa 300 gramos y tiene una capacidad de 30 litros. Una familia utiliza, de media, un rollo al mes. Si lo multiplicamos por los 12 meses y por el número de familias que hay en el Estado español, consumimos unos 250 millones de kilos en plástico por estas bolsas. Imagina como podríamos reducir esa cifra si usásemos plástico reciclado, dando una segunda oportunidad a un recurso que ya se ha utilizado".

Els productes de Relevo | Cedida
Los productos de Relevo | Cedida

 

A Relevo han hecho números de acuerdo con la producción del año pasado: utilizaron 4.230 toneladas de plástico reciclado, ahorraron 16.285 barriles de petróleo y evitaron la emisión de 7.621 toneladas de CO₂. "El problema del plástico no es que se utilice, puesto que a veces es necesario, sino que no se recicla. Si no se hace, acaba en el mar o en los ríos. Nosotros contribuimos a la economía circular, que ese mismo plástico esté dando vueltas constantemente", sostiene Salmerón.

¿Cómo se fabrican las bolsas de Relevo? Se inician con la recogida: reciclan bolsas de plástico que de otro modo acabarían en vertederos o contaminando. Utilizan polietileno de baja densidad. Después se seleccionan según calidad, se separan manualmente y se trituran; hecho esto, se lava, sin productos químicos agregados, y se centrifuga. A continuación, con el material resultante se fabrican las bolsas. Y el último paso es... volver a empezar. Un ciclo circular.

Las bolsas de Relevo se pueden encontrar en las grandes cadenas de supermercados -Carrefour, Hipercor, Supercor, El Corte Inglés, Alcampo, Simply, Eroski y Caprabo-, en Amazon y en herbolarios -como Navarro-. No fabrican para otras marcas y sólo venden en el Estado español; contemplan la internacionalización, pero de momento, la ven en un futuro lejano, puesto que prefieren ser primero profetas en su tierra. El formato más vendido es lo más común en el hogar, la bolsa de basura de 30 litros -la del típico cubo de la basura de la cocina. Cuesta 1,99 euros el paquete de 15 unidades y compite con otras marcas en calidad y sostenibilidad: "Aguanta hasta 20 kilos, la puedes llenar sin problemas. No gotea, y por lo tanto, no necesitas gastar dos bolsas, como se hace habitualmente con las de peor calidad. Usas menos recursos y esto hace que sea, también, más sostenible". También tienen formados de 50 litros y 100 litros, todos ellos en color verde, amarillo y rosa.

¿Hay demanda de bolsas de basura sostenibles y de calidad?

Se puede pensar que es relativamente fácil encontrar compradores dispuestos a pagar un poquito más por un producto más sostenible, duradero y de calidad. Ahora bien, ¿existe una demanda de este tipo para una tonta bolsa de basura? "La demanda es cualquier cosa que se hace bien, no hay que ser ningún genio de la economía ni del marketing, porque nosotros no lo somos. Se trata de coger un producto que ya se consume, hacerlo sostenible, bueno y bonito y que no sea más caro. Si lo consigues, tienes la demanda que puedas cubrir con tu capacidad de producción", afirma Álvaro Salmerón.

Recuerda que quisieron coger un artículo tan secundario como la bolsa de la basura porque querían pensar "en cosas pequeñas y olvidadas, en cosas que hacemos cada día porque allí es donde realmente tenemos una gran capacidad de impactar positivamente sobre el medio ambiente". Dice que trabajaron mucho el diseño y la imagen, que hoy tiene un acabado moderno y cuidadoso, pero admite que por las características del producto hacen que sea complicada la comunicación en las redes sociales. Digamos que puede ser atractivo posturear con una camiseta de algodón 100% ecológico, pero cuesta un poco hacerlo con una bolsa de basura. "Más que hablar de la bolsa, tenemos que hablar del impacto que hacemos en el medio ambiente y en la economía, de los valores del reciclaje, de la importancia de tomar conciencia", sostiene el cofundador de Relevo. Con ese mensaje han conseguido sumar 60.000 seguidores entre Instagram y Facebook.

Las consecuencias del coronavirus

Cómo decíamos al principio, una crisis como la de la Covid-19 deja efectos positivos en empresas como Relevo. Salmerón sostiene que es pronto para evaluar el impacto, pero calcula que en estas semanas de confinamiento se han incrementado las ventas "por encima del 20%": "La gente está más tiempo en casa y genera más residuos domésticos". Explica que antes se utilizaban las bolsas de plástico de la compra como sustitutivas de la de basura; desde que se pagan, ha ganado protagonismo la bolsa de la basura. "Además, ahora mismo, con el confinamiento, salir a echar la basura es una oportunidad para salir a la calle, forma parte de la rutina diaria para tomar un poco el aire", añade.

Las cifras del negocio van bien con la crisis, a pesar de que han tenido que readaptarse, como todas las empresas: "Toda la actividad productiva ha tenido que seguir un protocolo de seguridad. Esto ha incidido directamente en la productividad. No lo hemos bajado, pero hemos tenido que reinventarnos para producir igual que antes".

Més informació
Ona Safe and Clean, barcas sostenibles para la limpieza de los plásticos al mar
Gregal EcoDesign, biquinis hechos con plásticos del Mediterráneo
La sostenibilidad de los plásticos, paradigma de ChemPlast 2020
Hoy Destacamos
Lo más leido