Magic Line, empresas que andan

La cursa solidaria que organiza la Fundación San Juan de Dios es ejemplo de como el RSC de las compañías puede revertir positivamente en la misma organización

Algunos de los participantes de la Magic Line 2017
Algunos de los participantes de la Magic Line 2017

Cada viernes, desde el pasado noviembre, un grupo de trabajadores de Grupo T Automoción, de Sant Boi de Llobregat, organiza el almuerzo del resto de los compañeros. Hay bocadillos, cocas, pasteles... y una hucha solidaria. El dinero que se recaudan forman parte de la cantidad final que los equipos participantes en la caminata solidaria Magic Line necesitan para completar su inscripción en la competición que se celebra este domingo 25 de febrero en Barcelona para ayudar los proyectos de San Juan de Dios. Se involucran las empresas por su Responsabilidad Social Corporativa (RSC) pero, realmente, quien andan son las personas. Y todas juntas por un único objetivo.

El acontecimiento central de esta movilización es una caminata solidaria, por equipos y no competitiva, que promueve la implicación de los equipos participantes a través de un reto económico a conseguir antes de la caminata. Los equipos realizan acciones de sensibilización y captación de fondo a su entorno para conseguir el reto y así hacer crecer el impacto solidario de la movilización. Cada año se organizan centenares de acciones por todo el territorio. Siendo encara viernes hay 912 equipos inscritos, 13.000 participantes, 300.077 euros de recaudación conseguida y 274.543 euros de reto solidario establecido por los equipos.

Es el que explica Xavier Adan, director de RRHH de Grupo T Automoción, quien también se calzará domingo las bambes por la solidaridad. "Es un reto porque para andar 25 kilómetros la gente podría hacer una cursa normal. La idea es hacer una buena acción, conseguir el objetivo y encima, andar los 25 kilómetros", apunta Adan. A su empresa, de 200 trabajadores, se han apuntado 80 personas, razón por la cual han creado cinco grupos que tienen por objetivo recaudar 1.000 euros, el capital mínimo necesario para participar en la Magic Line.

Un dels esmorzars solidaris per la Magic Line de Grup T Automoció | Cedida
Uno de los almuerzos solidarios por la Magic Line de Grupo T Automoción | Cedida

"Si nosotros (por los trabajadores) ponemos 500 euros, la empresa pondrá 500 porque el que quiere es que la gente se menee; no es un tema económico, sino que detrás tiene que haber el esfuerzo que la gente se implique con estas personas que nos necesitan. Y 25 kilómetros andando para gente que no corre cada día también es un reto", comenta el responsable de RRHH.

Adan: "La idea es hacer una buena acción, conseguir el objetivo y encima, andar los 25 kilómetros"

Los equipos creados por la Magic Line son transversales –gente de talleres, trabajando codo en codo con personal de administración o de la dirección- y aquí es donde la empresa más se beneficia: "La dirección general nos dijo que si no aprovechamos esto, era muy fácil hacer un ingreso; la gracia es que el equipo se involucre para conseguir el hito y que esta al final permita hacer amistades por el camino". La empresa está contenta porque esta acción es de largo recorrido y permite establecer alianzas dentro de la misma corporación.

Nuevos participantes

Otra de las pymes que participa es Escarda, empresa que no tiene presupuesto asignado por este tipo de actividades. "La empresa no tiene una política de RSC establecida como tal con líneas claras de actuación, pero esto no quiere decir que no sea sensible con varios temas de RSC. Tenemos muchas peticiones de todo tipos y de Ámbitos muy diferentes. Cómo que no tenemos presupuesto destinado tenemos que mirar mucho qué hagamos y siempre que podemos participamos, dando prioridad clara a temas sociales y ONG's", apunta Alicia Alonso. Cuando los llegó la propuesta, "enseguida nos gustó mucho e hicimos el posible para participar".

Otra de las empresas que participa es Atlàntida. "Cómo es la primera vez que participamos, hemos querido ser "prudentes" y el importe que nos hemos marcado es el de 1.000 euros, el mínimo por equipos de empresa. Y lo hemos superado! Y esto que empezamos a inscribir los equipos y con las acciones a finales de enero y principios de febrero...", explica Romina López, directora de Personas de Grupo Atlàntida. La directiva se muestra de acuerdo con Adan, en cuanto a la importancia del buen rollo que se genera entre compañeros. "Nos supone una experiencia muy gratificante y ha sido una dosis de "buen rollo" continuo para tal coordinarnos y trabajar en equipo con el fin de realizar las acciones solidarias y conseguir el reto", apunta.

La fruta de Mercabarna, también solidaria

Si los anteriores son nuevos en la colaboración con la lo Obra Social San Juan de Dios, el equipo de Mercabarna ya es veterano. Colaboran desde hace más de 10 años con muchas de las actividades solidarias que han organizado a lo largo de estos tiempos. Suministran las 17.000 piezas de fruta que se entregan a los caminants que pasan por los puntos de avituallament de la Magic Line; aportan una cantidad económica que los convierte en patrones de la misma y en la edición anterior un total de 40 de los 145 trabajadores de Mercabarna se apuntaron.

Mercabarna abasteix de fruita els participants | Cedidad
Mercabarna alcanza de fruta los participantes | Cedida

Por qué colaboran? "Lo hacemos porque somos una empresa pública (Ayuntamiento de Barcelona (51%), Mercasa (37%), Consejo Comarcal del Barcelonès (12%) y tenemos un departamento de Responsabilidad Social Corporativa que realiza muchas acciones, desde programas educativos porque los niños catalanes coman más sà ('5 al día' y 'Crece con el Pescado'), en que participan unos 10.000 niños cada año, hasta formación ocupacional, por ejemplo, en pescadería, carnicería, floristería, etc. pasando por otras muchas iniciativas más", apuntan desde la entidad.

Más Información
"Quan el 2013 parlàvem dels emprenedors a les grans empreses, em derivaven a la RSC"
"La RSC s'ha convertit en un departament de les grans empreses que intenta donar bona imatge"
"Si la RSC no ajudés a les empreses a guanyar diners, no la incorporarien"
Hoy Destacamos
Comentarios