Industria 4.0: cuerpo de dinosaurio, cabeza de robot

La feria de automatización Advanced Factories arranca con 10.700 personas inscritas y 200 expositores para dibujar el futuro de las fábricas

La cinquena edició d'Advanced Factories, la fira d'indústria 4.0 | ACN La cinquena edició d'Advanced Factories, la fira d'indústria 4.0 | ACN

Advanced Factories, la feria sobre industria 4.0 por excelencia en Barcelona, no se ha saltado ninguna edición. Fue uno de los últimos congresos que se celebró antes del estallido de la pandemia -entre el 3 y el 5 de marzo de 2020, solo 10 días antes del inicio del confinamiento más estricto- y ha pospuesto la quinta edición, la de 2021, unos meses para garantizar una situación sanitaria relativamente estable y una presencialidad segura. El despliegue ha sido más discreto que otros años, con unos 200 expositores en el CCIB (Centre de Convencions Internacional de Barcelona) ante los 350 de la edición pasada, y 10.700 personas inscritas enfrente a los 17.000 visitantes de 2020. El evento intentará dibujar, un año más, el futuro de la industria, que pasa por la automatización.

La feria en formato telemático habría sido muy diferente: los protagonistas son los productos. Un robot que hace PCRs, un sistema de visión artificial que detecta galletas quemadas, brazos automáticos que apilan cajas, drones que hacen inventarios y plataformas móviles que circulan de manera autónoma por los pasillos. Hay que ver las soluciones para hacerse una idea de como serán las plantas industriales del futuro. Porque, de momento, se encuentran a medio camino de la digitalización y la automatización: tienen cuerpo de dinosaurio y cabeza de robot. Esta es la analogía que hace la empresa catalana de consultoría en automatización e industria 4.0 Adasoft: mientras que la mayoría de empresas piensan en implantar soluciones de este tipo, todavía funcionan con procesos de industria antigua.

"Esto va a más", ha empezado el primer teniente de alcaldía del Ayuntamiento de Barcelona, Jaume Collboni, su intervención en el acto inaugural. Se refería a la industria 4.0. "Somos una tierra de industria, la queremos proteger y adaptar, porque es la economía que genera valor y puestos de trabajo estables y de calidad", ha añadido. El crecimiento del sector es tan acusado que, según el presidente de Advanced Factories, Salvador Giró, "en 2025 tendremos el doble de robots de los que hay actualmente". Entre los objetivos del salón están "reducir el gap entre la tecnología disponible y el conocimiento que tienen las empresas" y "popularizar y democratizar la industria".

Més info: Cuando la mano de obra barata deja de ser competitiva

El congreso llega "en un momento propicio", según ha indicado el secretario de Empresa i Treball de la Generalitat, Albert Castellanos. Y es que no solo hay oportunidades como los avances tecnológicos y los fondos europeos, sino que también hay una necesidad de esta industria 4.0. Es un sector, según ha detallado Castellanos, que cuenta con 1.100 empresas, 5.500 millones de euros de facturación anual y más de 26.000 puestos de trabajo solo en Catalunya. Por su parte, Jordi Llinares, subdirector general de Digitalización de la Industria y Entornos Colaborativos del Ministerio de Industria, ha destacado la resiliencia del sector, puesto que la anterior crisis económica -la de 2009- dejó patente que el sector industrial es capaz de "recuperarse mejor en condiciones económicas adversas; más que el sector terciario", el que más aporta a la economía tanto catalana como del Estado.

Visión artificial, robots y drones

Tanto el público como las empresas que participan en la edición de este año de Advanced Factories -entre el 8 y el 10 de junio- son, principalmente, locales. Si bien normalmente ya era una feria de proximidad, esta edición todavía lo ha sido más y no ha contado con actores internacionales como Siemens. Sí ha habido compañías expositoras de todo el Estado español, además de muchas representantes catalanas. La visión artificial de Bcnvision e Infaimon son dos ejemplos.

Un robot que hace PCRs, un sistema de visión artificial que detecta galletas quemadas, brazos automáticos que apilan cajas, drones que hacen inventarios y plataformas móviles que circulan por los pasillos: lo que se puede ver en Advanced Factories

Esta segunda aporta soluciones de control de calidad y de producción para el sector de la alimentación, pero también para automoción y otras actividades. Una de las tecnologías que Infaimon expone se encuentra en la fábrica de Casa Tarradellas y se encarga de hacer control de calidad de pizzas: es capaz de detectar si hay un producto en malas condiciones, con algún objeto extraño o quemado, por ejemplo. Pero también muestran una visión artificial que captura la imagen química de los productos. Esta se puede utilizar en el sector farmacéutico: detecta una pastilla diferente a las otras de un blister, por ejemplo.

Un robot que fa PCRs a Advanced Factories

Un robot que hace PCRs en Advanced Factories

El estand de la empresa navarra Largoiko ha sido uno de los que más asistentes ha reunido para ver el producto expuesto: un robot que hace PCRs. La empresa de maquinaria presenta, por medio de un brazo robótico doble de ABB, una tecnología capaz de introducir el palo con extremo de algodón en la nariz de una persona y guardar la muestra para después examinarla. El centro tecnológico Eurecat, por su parte, aporta -entre otras soluciones- un dron para hacer inspecciones e inventarios de stock en un almacén.

La clave está en la innovación

¿Cómo se llega a todas estas soluciones de industria 4.0? Uno de los 200 expertos que han ofrecido conferencias y mesas redondas en el marco del espacio Industry 4.0 Congress, ha dado la respuesta. El profesor de operaciones, innovación y data science de Esade y colaborador de VIA Empresa, Xavier Ferràs, ha ofrecido una de las primeras charlas de la jornada, en la que se ha centrado en los clústeres globales de innovación. Y es que este es el secreto para llegar a una industria conectada, automatizada y digital: la innovación. Precisamente la lucha entre países para situarse en la vanguardia del I+D hará cambiar el camino de la globalización, según Ferràs: "Antes iba de externalizar cadenas de valor en sitios donde fuera más barato; ahora va de concentrar estructuras de innovación.

Salvador Giró (presidente de Advanced Factories): "En el año 2025, tendremos el doble de robots de los que hay en la actualidad"

La mala noticia es que China y Estados Unidos lideran esta lucha; la buena, que Europa todavía está a tiempo de escalar posiciones. Ferias como Advanced Factories son la muestra de que hay interés para hacerlo. "Vendrán tiempos buenos para la innovación; veremos nuevas corrientes de tecnología disruptiva en nuestros hogares", considera Ferràs, que añade que seguramente estas se están creando ahora mismo en Marte. "El primer PC se utilizó para llegar a la Luna y después se adaptó para hacerlo llegar al público general; los equipos que llevan las sondas a Marte serán el embrión de lo que llegará a la población".

Para que todo esto llegue, hay un punto clave: la inversión en I+D. En el ámbito público, "no es tan difícil multiplicar la inversión en I+D, porque invertimos muy poco ahora", ha indicado el profesor de Esade. La oportunidad que suponen los fondos europeos en este sentido es clara. China destina unos 370.000 millones de euros en I+D al año y Joe Biden anunció al poco de llegar a la presidencia de EE.UU. una inversión de 300.000 millones para cambiar la estructura económica del país. En España, la innovación recibe 15.000 millones de euros públicos. La escala es, pues, totalmente diferente.

Uno de los retos a los que se enfrenta el sector industrial es recuperar toda aquella actividad que se había deslocalizado durante los años 80 y 90. "Entonces tenía lógica porque eran cuestiones de poco valor añadido", ha indicado Llinares durante la inauguración institucional. Pero, según Collboni, "hay cada vez más conciencia de la importancia de relocalizar la industria en nuestro país". Castellanos coincide: "La relocalització avanza a pasos agigantados". Toda esta tecnología, pues, tiene que ayudar a traer la industria a casa.

Més informació
Advanced Factories muestra el éxito de la automatización de procesos
Advanced Factories vuelve para hablar de robots
Hoy Destacamos
Lo más leido