"El alquiler desaparecerá; y la compraventa quizás también"

Las 'proptech' se presentan como la solución a la falta de transparencia del sector inmobiliario y sitúan a la brecha digital como uno de los principales retos

La CEO de Savills Aguirre Newman Barcelona, Anna Gener, modera el debat sobre 'proptech' amb els CEOs de Badi, Carlos Pierre, i Housfy, Albert Bosch | ACN La CEO de Savills Aguirre Newman Barcelona, Anna Gener, modera el debat sobre 'proptech' amb els CEOs de Badi, Carlos Pierre, i Housfy, Albert Bosch | ACN

Transacciones más rápidas, eficientes y transparentes. Las proptech, las nuevas tecnologías aplicadas al sector inmobiliario, cada vez crecen con más rapidez y quieren aportar este valor añadido a uno de los ámbitos más reticentes a la hora de entrar en la digitalización. La velocidad de transformación es tan elevada que en el Estado español había 238 empresas proptech el año pasado, según un informe elaborado por Savills Aguirre Newman. Las cosas cambian rápido, según el fundador y CEO de Housfy, Albert Bosch, tan rápido que "en 10 o 20 años es posible que el alquiler haya desaparecido; y la compraventa quizás también".

El responsable de la agencia inmobiliaria online barre para casa, pero el CEO y fundador de Badi -la aplicación de alquiler de habitaciones-, Carlos Pierre, también: "Creo que la compraventa se reducirá y que el alquiler crecerá, especialmente el compartido". Y lo hará como respuesta a una necesidad social. Tanto Bosch cómo Pierre se han mostrado de acuerdo en una mesa de debate moderada por la CEO de Savills Aguirre Newman Barcelona, Anna Gener, y celebrada en el Pier01 del Barcelona Tech City.

Consideran que la tendencia de vivir en grandes ciudades cada vez se acentuará más y que hay un problema de espacio y de funcionamiento del sistema inmobiliario actual. De hecho, Bosch cree que en los próximos 10 años se considerará que Barcelona llega hasta Mataró y hasta Terrassa, y que vivir en L'Eixample "será como vivir en la City de Londres". Y Pierre también considera que esta situación hará que los precios del alquiler suban hasta límites insospechados.

"En 10 años, Barcelona llegará hasta Mataró y Terrassa, y vivir en L'Eixample será como vivir en la City de Londres"

En este sentido, los dos impulsan soluciones que consideran más sencillas y que permiten una mayor movilidad: "Vamos hacia una sociedad en la que todo será más flexible -el trabajo, las relaciones familiares, etc-, y la vivienda no será una excepción". Bosch considera que hay dos posibles tendencias del mercado ante estos cambios. La primera es que entren los grandes fondos en el sector y la oferta sea exclusivamente para alquiler.

"Pero yo apuesto a que se tenderá a una capitalización, es decir, comprar y vender la vivienda a trozos, pagando una cantidad fija cada mes", indica. Como ejemplo pone que una persona se muda a un piso y paga 2.000 euros mensuales hasta que se quiere volver a trasladar. Si en este punto ha comprado un 10% de aquella vivienda, podrá vender esta porción.

El conseller delegat del Barcelona Tech City, Miquel Martí; el CEO de Housfy, Albert Bosch; la CEO de Savills Aguirre Newman Barcelona, Anna Gener; i el CEO de Badi, Oscar Pierre | ACN

El consejero delegado del Barcelona Tech City, Miquel Martí; el CEO de Housfy, Albert Bosch; la CEO de Savills Aguirre Newman Barcelona, Anna Gener; y el CEO de Badi, Carlos Pierre | ACN

Información contra la brecha digital

Las proptech centradas en la compraventa y el alquiler se presentan, básicamente, como una alternativa a la falta de transparencia generalizada del sector. "La información verificada es la aportación de valor más importante; faltaba transparencia", opina Pierre. Y Bosch añade "es lo más importante que harás en tu vida a nivel material, y donde hay menos información".

Més info: "Nadie tiene dinero si no ha invertido en el mercado inmobiliario"

Esto hará, según los CEOs de Badi y Housfy, que la confianza de los usuarios aumente. "Cuesta hacer el cambio: ahora todo el proceso se puede hacer online. A los jóvenes los cuesta poco entenderlo, pero a partir de una cierta edad el esfuerzo que se tiene que hacer es mayor", cree Pierre. De hecho, presenta la confianza como una clave para conseguir superar la brecha digital entre diferentes generaciones.

Bosch asegura que desde Housfy se intenta vencer con "pedagogía: con nuestra publicidad -en la que sale un dinosaurio-, queremos explicar que el paradigma está cambiando, que ahora es más fácil vender una vivienda". Precisamente hacer las cosas más sencillas y eficientes es el objetivo de las dos empresas emergentes, y la moderadora avisa de que "ahora mismo, evitas cambiar de vivienda porque es muy pesado y complicado".

"La confianza es la clave para conseguir superar la brecha digital entre generaciones"

Más rotación

El trabajo ya no es para toda la vida y la casa, tampoco. Bosch se muestra convencido de que la rotación de inmuebles sería muy mayor si el proceso de compraventa fuera más fácil. Esto, considera el CEO de Housfy, se impulsaría también con una bajada de impuestos para este tipo de transacciones, que "permitiría a las administraciones ingresar más con estas tasas, porque se pagarían más aunque fueran más bajas".

Més info: Pierre: "En Estados Unidos te preguntan cuando saldrás a bolsa y aquí, cuando venderás la empresa"

Desde Badi, Pierre también cree que están facilitando la movilidad entre ciudades: "Si te mudas por un periodo de seis meses, que es la media de los usuarios de Badi, quieres entrar en un piso amueblado con unos inquilinos que ya están instalados". Esta elevada rotación, por lo tanto, se produciría en dos tipos de público: los jóvenes a los que se dirige Badi y los que tienen edad de tener propiedades, como los usuarios de Housfy.

Así, en esta realidad futura que dibujan Bosch y Pierre, la configuración de las ciudades sería diferente. "Yo tengo necesidades muy diferentes que la gente mayor que vive en mi edificio, pero también que las parejas que tienen hijos adolescentes o pequeños que son vecinos míos", indica Bosch. Él ve que al tener 70 años quizás querrá vivir cerca de gente de su edad y con servicios adaptados a este perfil. Una ciudad a medida.

Més informació
Badi, el Tinder de los compañeros de piso
Hoy Destacamos
Lo más leido