Buenos precios y costes de producción más altos en el inicio de la campaña de la fruta

La demanda de trabajadores crece este año en Lleida más de un 30% por el aumento de la cosecha en relación al año pasado

La campaña de la fruta en Lleida empieza con buenos precios pero costes de producción más altos
La campaña de la fruta en Lleida empieza con buenos precios pero costes de producción más altos

Zonas tempranas como Andalucía, Extremadura o Murcia acostumbran a servir como termómetro inicial para los labradores leridanos del comportamiento de los precios de las variedades de fruta de hueso, como el melocotón y la nectarina. Y este año, parece que las cotizaciones acompañan. Paralelamente, las temperaturas (con más calor, el consumo de fruta se incrementa), el encabalgamiento de variedades, los costes de producción y la evolución de las exportaciones acabarán de conformar el puzzle que determinará la buena salud y las liquidaciones que recibirán los fructicultores leridanos.

Más info: Los temporeros de la fruta buscan 'techo'

El inicio de la campaña se está caracterizando por un aumento de los costes que tiene que afrontar el productor desde el momento de la recogida de la fruta del árbol. El motivo se encuentra en que este año la cosecha ha crecido en relación al año pasado, marcado por las condiciones climatológicas adversas. Desde la Unió de Pagesos (UP), sindicato mayoritario en el campo catalán, se recuerda que "las horas de trabajo de los temporeros han subido un 30% y este incremento, unido al nuevo salario mínimo o el encarecimiento del precio de la energía y de los fertilizantes han provocado una escalada de los costes". Hace un año, producir un kilo de fruta suponía entre 35 y 40 céntimos por kilo. Hoy en día, este valor se sitúa entre los 40 y los 50.

Promoción y mano de obra

En este escenario, UP reclama a la Administración que ofrezca respuestas a las necesidades de mano de obra. "Para esta campaña, nuestra demanda de trabajadores ha crecido un 32% y creemos que se tiene que priorizar la contratación de proximidad". Este mensaje lo emite el responsable de temporeros de UP, Ramon Comas. Además, con la previsión de un mayor volumen de recolección, Comas pide a la Generalitat que intensifique las campañas de promoción y consumo para beneficiar el sector y el mercado.

Por primera vez en la última década, disminuye la superficie plantada de melocotones y nectarines

De cada diez temporeros ocupados en la campaña de la fruta de Lleida, ocho procede del mercado estatal. Para favorecer la inserción laboral de colectivos desfavorecidos, las organizaciones agrarias proponen ofrecer alternativas laborales y autorizaciones de trabajo extraordinarias para los Menores no Acompañados (MENA) a la campaña de la recogida de la fruta de Lleida. La ley, de momento, no permite recoger esta petición.

Menos superficie productiva

Por primera vez en la última década, momento en que se inició el boom de las variedades de melocotón y nectarina, la superficie de estas especies ha disminuido. En Catalunya se contabilizan 21.395 hectáreas, 1.200 menos que el año pasado. El gerente de la patronal del sector de la fruta catalán, Afrucat, Manel Simón, indica que, a pesar del descenso de superficie, "prevemos que la cosecha de melocotón y nectarina supere las 520.000 toneladas, el que representa una recuperación parcial del potencial productivo catalán para rehacernos de la bajada de la campaña pasada". En el caso de Lleida, la producción caerá un 6%.

Igual que auguran los sindicatos agrarios, Afrucat prevé que "el incremento del precio de la mano de obra al campo y a la central puede condicionar el desarrollo de la campaña". Ante esta situación, la patronal quiere que se pueda repercutir este incremento en el precio final que percibirán los productores. Afrucat añade que nos encontramos ante un sector que "arrastra campañas de una rentabilidad económica baja, especialmente agravada por el veto ruso" a los productos agroalimentarios de la Unión Europea.

Más info: Entrar a Rusia por la puerta trasera

El veto ruso es un fantasma que ha planeado sobre los productores de fruta en las últimas cuatro campañas. Para hacer frente a este problema, el Departamento de Agricultura ha implantado un Plan de Arranque de las plantaciones de fruta, con el cual quiere sacar de la comercialización más de 2.000 hectáreas de melocotón, nectarina, melocotón plano y platarina. Esta superficie equivale a las 8.000 toneladas de fruta de hueso que cada año se exportaban a Rusia desde Catalunya. Una campaña más, el objetivo de la Administración, los sindicatos y los productores es levantar el ánimo y la rentabilidad de un ámbito productivo estratégico y clave para la economía leridana y al cual siempre le carece un pequeño impulso para emprender el vuelo definitivamente.

Hoy Destacamos
Comentarios