¿Tenemos que salvar a las empresas para salvar el país?

La resiliencia de las empresas, el grito de ayuda hacia el Govern

Les empreses, resilients i necessitades després de la pandèmia | iStock Les empreses, resilients i necessitades després de la pandèmia | iStock

La crisis de la pandemia ha dejado a las empresas solas ante un mar de dudas. Entre los cierres, el confinamiento y los ERTE, las empresas se han encontrado en una posición muy vulnerable. Aún así, parece que cada vez más hay una luz al final de este túnel, y es que la pandemia está retrocediendo, la vacunación empieza a ser efectiva y la sociedad empieza a recuperarse. En este contexto, el Col·legi d’Economistes de Catalunya, organiza una sesión virtual titulada Situació empresarial post covid que invita a economistas y expertos a hablar de la recuperación de las empresas, su importancia y cuáles son los siguientes pasos.

"La crisis ha deteriorado la situación financiera de muchas empresas, situándolas en una posición de mayor vulnerabilidad y con unas mayores necesidades de liquidez", afirma Enric Fernández, economista jefe de CaixaBank. En este sentido, el ponente recuerda que a pesar de que las cifras generales de endeudamiento no han sido tan alarmantes como en crisis pasadas, es la primera vez que "por decreto", las empresas tienen que cerrar. En este sentido, Fernández asegura que "en esta crisis, las empresas han soportado una parte importante del ajuste económico" y añade que "a pesar de que a nivel agregado, el deterioro del balance empresarial ha sido limitado y ha sido más centrado en la caída de los beneficios que en el aumento del endeudamiento, determinados sectores han sufrido un deterioro muy relevante".

Pero no todas las empresas han sufrido igual durante la pandemia. "El deterioro ha sido más evidente en las pymes, especialmente de los sectores más afectados por las restricciones impuestas por las autoridades", confirma Fernández, una opinión que también comparte Núria Mas, profesora de la IESE y consejera del Banco de España, quien además, recuerda que "nos hemos enfrentado a una crisis con un claro impacto asimétrico en el ámbito sectorial, donde actividades como el turismo o el transporte de pasajeros se han visto especialmente castigadas".

Las ayudas del Govern

Desde que la pandemia empezó a encerrar a todo el mundo en casa, el Govern contraatacó con medidas para intentar salvar el tejido empresarial de la mejor manera posible. Una acción que los ponientes han coincidido al destacar como "fundamental para contener el impacto económico, financiero y social de la crisis". Según Toni Roldán, director del Centre de Polítiques Econòmiques EsadeEcPol "estas medidas se centraron en evitar la materialización de los riesgos de liquidez y lo hicieron con eficacia". De este modo, opina que resulta positivo que se hayan establecido ayudas directas, aunque hayan llegado más tarde que a los principales países europeos y su cuantía haya sido menor (7.000 millones de euros).

Aún así, Roldán también recuerda que "en los meses próximos, la intervención pública tendría que centrarse en evitar el destrozo del tejido productivo, reforzando y agilizando el apoyo a las pymes viables". Una opinión que comparte el economista jefe de CaixaBank, afirmando que "las ayudas directas son la vía más adecuada para resolver los problemas en el balance empresarial derivados de la falta temporal de ingresos" y añade que "es muy importante que los fondos se repartan con celeridad y que los mecanismos de reparto sean simples y transparentes".

Mas: "Hay que ofrecer tiempo para que la economía consolide su recuperación y los diferentes sectores puedan desarrollar su actividad con normalidad"

¿Pero, cuáles son los siguientes pasos a seguir para la recuperación? Los ponientes afirman que el Govern tiene mucha importancia, igual que los Fondos Europeos Next Generation, puesto que colaborarán monetariamente a esta reconciliación con el tejido productivo. Mas apunta que "hay que ofrecer tiempo para que la economía consolide su recuperación y los diferentes sectores puedan desarrollar su actividad con normalidad" y destaca que "hay que facilitar al máximo que las empresas viables continúen operante".

En la misma línea, Sofía Rodríguez, economista jefe del Banco Sabadell y miembro de la Junta de Govern del Col·legi d’Economistes de Catalunya añade que "en la retirada de las medidas de estímulo se tendría que tener en cuenta la asimetría en los impactos de esta crisis para los diferentes sectores y empresas". Tal como remarca Roldán en referencia a la eliminación de las barreras reguladoras que frenan el crecimiento empresarial: "Es importante recordar que nuestras empresas son igual de productivas que las alemanas, pero el problema es que son mucho más pequeñas".

Més informació
Pimec y el Col·legi d'Economistes proponen replantear el turismo con fondos europeos
Oriol Amat, nuevo decano del Col·legi d'Economistes
Hoy Destacamos
Lo más leido