CA | ES

Europa ya no es una cuestión de Estado

Los economistas Santiago Niño-Becerra y Ramon Tremosa auguran que el futuro de Europa va mucho más allá de las naciones

Banderas de Cataluña, Europa y España | Istock Banderas de Cataluña, Europa y España | Istock

Quo Vadis es un llatinisme, una película nominada a los Oscars, una novela sobre el emperador Nerón y ahora también el título de un debate sobre Europa entre los economistas Santiago Niño-Becerra y Ramon Tremosa a Instituto Químico de Sarriá (IQS). Traducción: Hacia donde vas, Europa? "El concepto de Estado está superado", asegura el doctor en estructura económica antes de matizar que no habla de política sino de economía. El eurodiputado también dice la suya: "El Sido nación todavía tiene recorrido si es pequeño y eficiente". Habla de Cataluña que por cierto, a pesar del conflicto político, está de enhorabuena: apenas se han cumplido 27 años desde que Josep Cuní anunciaba por Tv3 que la Comisión Europea abría oficina en Barcelona. Europa era y es voxpopuli .

Més info: La UE que marcha para no volver

Niño-Becerra ataca primero: "La idea de Europa como una unidad es un invento". La historia parece darle la razón con los romanos, Carlemany, Napoleón Bonaparte y Adolf Hitler. La unidad se ha intentado una, dos, tres y hasta cuatro veces...

Els economistes Santiago Niño-Becerra i Ramon Tremosa a IQS | Cedida

Los economistas Santiago Niño-Becerra y Ramon Tremosa a IQS. | Cedida

En pleno siglo XXI, todavía hay tiempo por un quinto intento que trae el nombre de Unión Europea (UE) pero el catedrático tiene muy claro cuál será el desenlace: "Imposible". Ni a la famosa saga de Tom Cruise. Al menos, como unidad compacta: "Europa es como un mosaico y cada pieza es muy diferente al resto en cultura, historia, tecnología o productividad". Las guerras, en cifras, no engañan: 69 categorías de guerra y 200 conflictos bèlics en 15 siglos entre los diferentes países europeos. "El mensaje es que no hay sólo una Europa, hay diversas", insiste.

Efectividad, en Europa y al futbolín

Tremosa entra en acción: "Todavía estamos lejos del Superstate y hay pocas instituciones a la UE que sean efectivas". El primer aviso ya ha llegado de la mano del Brèxit. El dinero quizás no dan la felicidad pero son importantes para entender la Unión de Estados: el 50% del gasto social mundial se hace en Europa y el presupuesto de la UE es sólo tres veces más que el presupuesto de la Generalitat y esto implica que es inferior al 1% del PIB. A guisa de comparación, el presupuesto del gobierno federal de los Estados Unidos es del 25% del PIB.

Tremosa: "Todavía estamos lejos del 'Superstate' y hay pocas instituciones a la UE que sean efectivas"

Con la experiencia de aquel que vive la realidad europea en su día a día, el eurodiputado recuerda que no hay una unión federal, no se recaudan impuestos, no hay gobierno económico europeo y tampoco se ejerce capacidad de veto sobre los presupuestos fiscales. "El grande poder europeo que tenemos es el BCE", asegura.

De hecho, gran parte de la banca está bajo supervisión europea. Desde los too big tono fail a los too small tono fail. Para poner un par de ejemplos significativos, el BCE no pierde de vista al Monte Paschi que se autopresenta como "el banco italiano al corazón de Europa" ni al Banco Popular que se vendió al Banco Santander por una partida de futbolín. Niño-Becerra no duda al introducir la moneda única: "El euro está puesto con calzador y es una moneda coja".

La economía oculta (o no)

No está todo perdido: entre el todo y las partes, hay margen por los intereses comunes. De hecho, la UE se erigió sobre un denominador tan común como la economía y de aquí a la libre circulación de bienes y servicios, de capitales y el euro. Según el eurodiputado, "la integración económica nos ha dado un periodo de paz nunca ver".

El momento es idóneo para sacarse una cita del austríaco Werner Teufelsbauer de la manga: "La UE es el producto de las exigencias de grandes empresas que quieren un gran mercado". Es la economía oculta de las cosas en una Europa popularmente conocida por su geometría variable y sus múltiples velocidades. Los vientos soplan del sur y norteño.

Teulfesbauer: "La UE es el producto de las exigencias de grandes empresas que quieren un gran mercado"

"Las uniones entre países si tienen un objetivo final como unión política son muy complejas", añade Niño-Becerra. A guisa de ejemplo, Mercosur o la Unión Africana. La complejidad también se encuentra en las fronteras. "El mapa de Europa del siglo XXI no es un mapa físico sino lumínico", asegura Tremosa. Por suerte o por desgracia, Niño-Becerra suelta otro pronóstico: "El Europa de los Estados está en proceso de superación, echamos hacia la Europa de los clústeres con el apoyo del Europa de las regiones". Por Europes diferentes no será.

Cataluña y el color político

En clave catalana, el eurodiputado defiende que "el petróleo de Cataluña es el puerto y el aeropuerto de Barcelona. Ojalá puedan ser gestionadas desde un único ente como Nueva York". Aquí la cosa va de récords y más récords. La crítica es bastante clara: "Tres de cada cuatro catalanes están insatisfechos con el nivel de autogobierno". La mejora, también: "Nos estamos europeizando porque la gente es ahora más exigente con su clase política. Esto de los másteres hasta ahora colaba".

Por su parte, el catedrático de IQS ya ha advertido desde el principio que no habla de política pero ante la insistencia de uno de los asistentes del público, se defiende: "Mi concepto es la productividad que no tiene ningún color político, en absoluto. La figura del Estado está en crisis y la del político también, vamos hacia un mundo técnico".

Niño-Becerra: "La figura del Estado está en crisis y la del político también, vamos hacia un mundo técnico"

Las cifras acostumbran a ser pura técnica: Cataluña aporta un 7,9% más del PIB que vuelve y en Extremadura entra un 17% del PIB más del que sale. "Hay cuatro regiones en España que dan mucho más del que reciben y hay catorce que reciben mucho más del que aportan. Está completamente desequilibrado", remata.

Se acaba el debate público, empiezan las conversacions privadas, las selfies y las firmas de dos libros Mails: Lo que ustedes me cuentan (y mis respuestas) acerca de lo que más las preocupa y la Europa que han hecho fracasar. El primer escrito por Niño-Becerra entre la universidad y los platós de televisión mientras que el segundo de Tremosa y Aleix Sarri es cosa del backstage político de Bruselas y Cataluña. Sant Jordi ya es aquí y la tradición catalana dice así: "Cerqué por todo el mundo y volví a Camprodon".

Més informació
El Proceso será largo
Hoy Destacamos
Lo más leido