Teletrabajo: ¿quién tiene que pagar los gastos?

El Gobierno español prepara un anteproyecto de ley, según el cual la empresa tiene que cubrir todos los costes del teletrabajo

L'empresa s'ha de fer càrrec de totes les despeses que genera el teletreball | ACN L'empresa s'ha de fer càrrec de totes les despeses que genera el teletreball | ACN

El Ministerio de Trabajo ha planteado en un anteproyecto de ley sobre el teletrabajo que la empresa tiene que pagar todos los gastos del trabajo a distancia. "El desarrollo del trabajo a distancia tendrá que ser sufragado en su totalidad por la empresa y no podrá suponer, en ningún caso, la asunción por parte de la persona trabajadora de gastos, directos o indirectos, relacionados con los equipos, herramientas y medios vinculados al desarrollo de la actividad laboral", dice el texto que está en audiencia pública desde este viernes.

La norma establece el carácter voluntario del teletrabajo y que empleado y compañía tendrán que pactar las condiciones en un actuerdo específico. "El pacto de trabajo a distancia se tendrá que realizar por escrito" y se podrá incorporar al contrato de trabajo inicial o realizarse en un momento posterior. El contenido mínimo del acuerdo será el horario de la persona y las reglas de disponibilidad; la distribución entre trabajo presencial y a distancia; el puesto de trabajo habitual; medios de control empresarial de la actividad; mecanismo de compensación de los gastos, así como inventario de medios y periodo de vida útil.

La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha explicado en una entrevista en Onda Cero que la normativa se enmarca en la regulación europea sobre el trabajo a distancia y ha defendido que es "muy importante" que se legisle. Sobre la compensación de los gastos ha explicado que hay diferentes maneras de hacerlo: con un porcentaje de la nómina, con dietas o con comprobación documental de los gastos.

Més info: El teletrabajo no se improvisa: la experiencia holandesa

Por otro lado, la norma también incluye el derecho al horario flexible. "La persona que desarrolla el trabajo a distancia podrá alterar el horario de prestación de servicios establecido respetando la normativa sobre tiempo de trabajo y de descanso". Pese a la flexibilidad, el acuerdo de teletrabajo fijará un horario en el que la disponibilidad del trabajador tiene que ser total, según ha destacado Díaz. También recoge el derecho a la desconexión digital.

La norma todavía se tiene que acabar de negociar en el marco del diálogo social, tal como ha explicado el secretario general de CCOO, Unai Sordo, también en Onda Cero. Sordo ha defendido que hay una "urgencia" a regular el teletrabajo después de la situación generada por el coronavirus. El líder sindical ha dicho que es una "realidad imparable" pero que también es un "desastre porque no está muy regulado". Además del diálogo social, el anteproyecto también tendrá que ser aprobado por el Consejo de Ministros y pasar por el Congreso de los Diputados.

Més informació
De ERTE hasta el 1 de octubre
¿Ha llegado el momento del teletrabajo?
Hoy Destacamos
Lo más leido