Halley Accessories, un pedestal para el casco

La startup para los amantes de la moto ya nació internacionalizada con un 99,5% de las ventas en el extranjero

Las perchas de pared para cascos de moto de Halley Accessories | Cedida Las perchas de pared para cascos de moto de Halley Accessories | Cedida

Con tiradas cortas y producción local, las perchas para cascos de moto de diseño de Halley Accessories nacieron para el consumidor extranjero. El poder adquisitivo y tener las motos como afición son los dos factores que convierten al público de Estados Unidos y los países del norte de Europa en consumidores objetivo. De hecho, las ventas de esta startup se concentran en un 99,5% fuera del Estado español. Su fundador, Marc Graells, presenta los exhibidores para cascos de moto como un producto exclusivo y de calidad, y tiene planes ambiciosos poco más de un año después de empezar su actividad.

"El crowdfunding inicial me sirvió para validar el proyecto; en aquel momento, sin embargo, ya sabía que no funcionaría en España, sino que el público principal lo tendría en el extranjero", explica Graells. Recaudó unos 35.000 euros, que le sirvieron para producir las primeras unidades y poner en marcha el negocio. A partir de entonces, las ventas mantienen en buena salud a la empresa emergente.

Graells estudiaba en la escuela de diseño Elisava cuando hizo un trabajo de fin de carrera relacionado con las motos, en 2006. Cuando acabó, empezó a trabajar en varios estudios, entre ellos alguno dedicado a la iluminación, y, después en una perfumería. "Allí me entró un proyecto de Ducati, que no llegó a prosperar, pero me hizo recuperar una idea que ya había tenido en la universidad", indica el fundador de Halley Accessories.

De hecho, fue durante aquellos años y con el tiempo que observó los problemas que tenían los conductores de moto para dejar los cascos, tanto a casa como en otros lugares. De este modo decidió que intentaría emprender y lanzó los dos crowdfunding para ver si el proyecto tenía viabilidad. Fue en 2018 y, poco tiempo después, decidía dejar el trabajo y adentrarse en la emprendeduría.

Las ventas de Halley Accessories se hacen casi todas en el extranjero: factura un 50% en Estados Unidos y un 40%, en el norte de Europa

Precios y poder adquisitivo

De momento, Halley Accessories cuenta con tres productos: un exhibidor de pie casco de moto, uno de pared y una percha de pared. El diseño es muy sencillo: una esfera de acero inoxidable con un apoyo de pie o de pared. Líneas simples que ofrecen un apoyo estable y con una superficie de contacto más amplia que otras opciones del mercado. De este modo, explica Graells, se evitan deformaciones y desperfectos. Produce con fabricantes locales. "Hacemos tiradas pequeñas, que van entre las 50 y las 300 unidades la primera, en función de si creemos que es un producto arriesgado o si tendrá más salida", apunta. Para las tiradas posteriores introducen pequeños ajustes y, si ha funcionado, producen unas 500.

Marc Graells, fundador de Halley Accessories | Cedida

Marc Graells, fundador de Halley Accessories | Cedida

Su público es joven, de entre 25 y 45 años. "Con los sueldos que hay en España es difícil que los jóvenes se puedan permitir exhibir los cascos con nuestra percha", lamenta Graells. Las condiciones meteorológicas de Barcelona hacen que sea una buena ciudad donde utilizar la moto y así pasa. La diferencia con ciudades de otros países es que aquí "se tiene una moto por necesidad", como medio de transporte; en Francia, por ejemplo, hay mucha afición.

Més info: Mouters, el Kayak del 'motosharing' eléctrico

Esto hace que la facturación de Halley Accessories provenga un 50% de Estados Unidos –otro país con una gran cultura de motos– y el 40%, del norte de Europa. Allí, explica Graells, el poder adquisitivo es más alto y la exhibición personal de todo aquello relacionado con el motociclismo, mayor. "Muchos clientes tienen la percha con el casco en la entrada o la sala de casa; como lo utilizan relativamente poco, puesto que tienen más meses de frío y mal tiempo, lo exhiben", añade. Los precios se mueven entre los 119 y los 129 euros.

Próxima parada: la distribución

De momento, los artículos de la startup sólo están disponibles en el e-commerce de su página web, que empezó a funcionar en septiembre del año pasado. Pero entre sus retos de futuro más inmediatos están empezar a trabajar con distribuidores. Los dos grandes saltos prevé que sean Japón y Australia, donde ya tienen contactos. De hecho, de cara a entrar en estos dos mercados Graells quiere incorporar algún comercial al equipo, que de momento lo forman él a tiempo completo y varios colaboradores.

El fundador de la startup prevé que los dos grandes saltos serán los mercados de Japón y Australia

El mismo Graells se ocupa del diseño y la logística, mientras que quienes colaboran con él lo ayudan en temas de comunicación, por ejemplo. "He tenido que aprender a hacer cosas que nunca me imaginaba que haría", explica. Después de cerrar el crowdfunding accedió al programa Creamedia de Barcelona Activa, que "me fue muy bien para ponerme las pilas en temas que ni me había planteado: gestión, economía, marketing online...".

Otro de los planes que tiene para Halley Accessories es ampliar la gama de productos, de momento muy limitada, proyecto que está avanzado, pero que todavía no quiere desvelar. Lo único que anticipa es que no serán necesariamente accesorios para la moto, sino para el hogar. Lo que sí descarta es hacer una línea más económica para el mercado doméstico, puesto que este tipo de producto ya existe.

El Black Friday

Ahora empieza la mejor época del año para el negocio de Marc Graells. "El Black Friday hace que las ventas se disparen, a pesar de que el año pasado no hicimos ninguna oferta", relata. El ritmo no baja hasta después de Navidad. Halley Accessories facturó 10.000 euros entre septiembre y diciembre del año pasado, cuando abrió la tienda en línea. Para este año, Graells prevé ingresar unos 90.000 euros.

Més informació
Un casco de moto con Wi-Fin y GPS
Skully, el casco de moto del futuro
Hoy Destacamos
Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Lo más leido