Mirar el mundo con ojos Lobster

Después de vivir en Montreal, el creador de Project Lobster volvió a Cataluña con la idea de apostar por la venta sin intermediarios

Óscar Valledor, CEO de Project Lobster | Cedida
Óscar Valledor, CEO de Project Lobster | Cedida

"Alguna vez te has preguntado por qué valen tanto dinero las gafas de marca? No tiene mucho misterio: estás dando de comer a demasiada gente, pero esto es cosa del pasado. En Lobster sólo pagas diseño y calidad". Así se presenta en su página web Project Lobster, una marca de gafas que, nacida en Barcelona, quiere ser una alternativa a las marcas gigantes que dominan el mercado.

__relacionada

Óscar Valledor, su creador, volvió de un viaje de estudios en Montreal reflexionando sobre una manera de hacer negocios que, tal como explica él mismo, "era el futuro". En Canadá, comprobó "como de bien funciona la venta sin intermediarios" y, al llegar en Cataluña, tuvo muy claro que tenía que aplicarlo al mercado catalán y estatal.

Óscar Valledor apuesta por la venta de productos sin intermediarios

Además, desde el primer momento, Valledor quiso que Project Lobster representara algo más que una marca de gafas. Él persigue identificar a su producto con un estilo de vida y un perfil concreto de cliente.

– Las gafas Lobster son perfectas para un cliente urbanita con ganas de ser diferente, o bien de hacer un cambio.

– ¿Y cómo lo habéis conseguido?

– Nosotros apostamos por los diseños propios y exclusivos y por hacer pocas unidades de cada diseño.

Pero esto no quiere decir que en las tiendas que tienen en Barcelona y Valencia (o bien en su tienda online) haya pocas unidades. Project Lobster también apuesta por romper con la costumbre de sacar sólo una colección por estación –o, incluso, una por año– que tienen la mayoría de marcas. Óscar Valledor quiere que las colecciones salgan con mucha más agilidad al mercado, para que los clientes no paren de encontrar nuevos diseños que les puedan ir encajando en cada momento.

Óscar Valledor quiere que las colecciones salgan con mucha más agilidad al mercado, para que los clientes no paren de encontrar nuevos diseños que les puedan ir encajando en cada momento

El creador y CEO de Project Lobster estudió Administración y dirección de empresas en la Universitat Pompeu Fabra (UPF) y después de realizar estancias en el extranjero decidió emprender. Actualmente, su empresa ha facturado un millón de euros desde el 2016, cuando abrió. No obstante, su startup, que actualmente está incubada en el Barcelona Activa, tuvo que pasar por diferentes fases antes de salir al mercado. De hecho, antes de llegar a la citada incubadora, ya estuvo una temporada en otra, la del Banco Santander, y, también, en la lanzadera de empresas de Juan Roig.

Ulleres Project Lobster del model Charles | Cedida

Gafas Project Lobster del modelo Charles | Cedida

"Para sacar al mercado un producto como el nuestro con garantías hacen falta diseñadores, optometristes, fabricantes de lentos, desarrolladores de producto..." El equipo de Project Lobster lo forman un total de 10 personas. Se trata de un número que tendrá que crecer si se hacen realidad las intenciones de Òscar Valledor, que quiere abrir dos tiendas más en un futuro no muy lejano: una en Madrid y otra en alguna ciudad de Andalucía.

Además de la de Barcelona y la de Valencia, Project Lobster quiere abrir dos tiendas más: una en Madrid y otra en Andalucía.

Con todo, la startup catalana con influencias canadienses ofrece un producto "de mucha calidad y exclusividad" a un precio reducido gracias a la eliminación de los intermediarios. Un producto con filosofía detrás. La filosofía del cambio, la modernidad, el atrevimiento y el dinamismo. A veces, mirar el mundo con otros ojos puede resultar difícil. Sabiéndolo, Óscar Valledor proponer mirar la vida con empuje y osadía. Propone mirar el mundo con ojos –o gafas– Lobster.

Más Información
PaperEyes, origami a la vista
Lool Eyewear: ojeras futuristas y eternas
Ojeras para escuchar el que no se puede ver
Meller, las ojeras de los huevos de oro
Hoy Destacamos
Comentarios