La pescadería del Delta que se ha reinventado para sobrevivir al coronavirus

"Viendo las perspectivas, era cerrar o iniciarnos en la venta online", explican desde la Peixateria del Delta

El Pere i la Meritxell, de la Peixateria del Delta |Cedida El Pere i la Meritxell, de la Peixateria del Delta |Cedida

La Peixateria del Delta es uno de los centenares de comercios a quienes la crisis del coronavirus puso en riesgo. Ubicada en l'Ametlla de Mar, y que tenía en restaurantes y vecinos de segundas residencias una de sus principales fuentes de ingresos, la parada económica podría haber sido un golpe mortal para este pequeño negocio de barrio. "Viendo las perspectivas, era cerrar o iniciarnos en la venta online", explicaban.

Y apostaron decididamente por la segunda opción. Y no sólo han aguantado, sino que han podido contratar un nuevo trabajador y han llevado su pescado a todos los rincones de Catalunya. "La Ametlla es un pueblo pequeño y en invierno vive poca gente. Hubo una bajada total de la restauración, que quizás era la mitad de facturación. Y el movimiento a particulares es sobre todo en verano, de gente de segundas residencias. El negocio acabó en seco", apunta Gabriel Lacruz, responsable del área digital de la pescadería.

Pero la apuesta por la venta online no fue de repente, sino que hacía semanas que trabajaban en ello. Casualidad o no, a finales de 2019, Pere y Meritxell, los jóvenes propietarios de la pescadería, le contactaron para impulsar esta línea de negocio. Empezaron a pensar y por Navidad hicieron los primeros pedidos. Sólo fueron cuatro o cinco, pero no desistieron y decidieron seguir el camino. "Empezamos una nueva línea de venta. En enero y febrero era un complemento más. A raíz del coronavirus, empezó a incrementar", recuerda Lacruz. Así, mientras la venta presencial y a restauración iba bajando, por internet aumentaba.

El 50% de sus ventas ya son online. Sirven en todo Catalunya en un día, desde Figueres hasta Lleida, de Mataró a Esterri d'Àneu. "La respuesta ha sido excepcional", celebra.

No imitar el modelo de Amazon

Pescadería del Delta no es la única pescadería que hace venta online en Catalunya. Y de hecho, su modelo es diferenciado. Para empezar, sólo trabajan con pescado del palco de la Ametlla. "Nunca podremos ser el modelo de Amazon. El pescado que hay en la Ametlla es el que hay. No vamos a Mercabarna si necesitamos 100 kilos de merluza; hay días que no hay cierto producto". El que podría ser un hàndicap, es una característica que los diferencia: pescado de proximidad y de mucha calidad.

Clientes del Pirineu se los han dicho que hacía años que no encontraban pescado con este gusto. "El pescado que damos cuesta de encontrar y la gente que entiende, cuando se los hemos traído, han dicho que por fin hay una pescadería con pescado de palco que envía a casa. Cuesta mucho encontrar este tipo de pescado y que se venda online", apunta Gabriel Lacruz.

"Hay muchas pescaderías online y si entras a la página web, quizás hay más de un centenar de tipo de pescado. Nosotros tenemos 30. Si coges una merluza que viene del Cantábrico, seguro que hace una semana que está pescado. La merluza será blanca, pero si es de costa, todavía es rosado porque no ha perdido la sangre. Cuando lo pruebas, ves la diferencia", señala.

Esto hace que no se trate de una tienda online al uso. En su página web no puedes hacer la compra directamente, puesto que el producto varía cada día en función del que se pesca. Así, el contacto con los clientes se hace a través de Whatsapp. Los clientes hacen su pedido, ellos van a buscarlo en el palco y, al día siguiente, les llega a casa.

Productos únicos y originales

Además de disponer sólo de pescado de palco, su apuesta se basa también en el comercio de proximidad. El producto lo compran en los pequeños pescadores del pueblo y también colaboran con otras tiendas del pueblo, por ejemplo un obrador que hace canelones caseros y que distribuyen.

Sobre la difícil situación del comercio y como afrontar la entrada a la venta online, Lacruz lo tiene claro: "Hay futuro, pero con productos originales y únicos. Si quieres vender televisores, lo tienes complicado". Explica que muchos pequeños comercios tienen miedo que, por ejemplo, Amazon también acabe vendiendo queso o carne y se lleve todo el negocio. "Lo que Amazon no podrá hacer nunca es vender ciertos tipos de productos. Si se le acaba un producto, apreta el botón y salen mil más", apunta Lacruz, que añade: "Nosotros dependemos de lo que se pesca cada día y esto sólo lo podemos hacer nosotros".

Lacruz: "Quien sólo quiera crecer, hará quesos industriales y no serán tan buenos"

Es por eso que apuesta porque los productores o elaboradores tengan su propio canal de venta: "Los quesos de un productor artesano, serán únicos, sólo los hará él. Quien sólo quiera crecer, hará quesos industriales y no serán tan buenos". Este modelo, también tiene el defecto que no permite un gran crecimiento, pero también tiene una gran virtud: te hace único y te diferencia.

De cara al futuro, la idea de Peixateria del Delta es mantener los clientes online actual, de los que repiten un 80%. Tienen claro que no quieren crecer mucho más, a cambio de mantener su modelo de proximidad . Un modelo que les ha permitido posicionarse durante el confinamiento y convertirse en la primera opción de muchos pueblos pequeños sin acceso a pescado de palco. "El confinamiento ha sido una de las causas por la que nos han comprado, pero quizás también porque en sus pueblos no llegaba el pescado que querían". Desde una pescadería de barrio han cubierto esta necesidad.

Més informació
No cambiaremos
Jori Armengol, asegurarse el triunfo en tiempos de crisis
Hoy Destacamos
Lo más leido