Undernude, sujetadores que empoderan a la mujer

La startup crea una prenda de ropa interior que permite combinar dos tallas de copas diferentes para las personas que tienen asimetría mamaria

La funddora de Undernude, Samantha Lliteras, durante los premios Creamedia
La funddora de Undernude, Samantha Lliteras, durante los premios Creamedia

De sujetadores hay de mil tipos, formas, colores y tejidos. Pero si una cosa suelen tener en común es que son poco cómodos y cuesta encontrar la talla perfecta que se adapte a cada mujer. Sobre todo si tienes pechos asimétricos, como le pasa a la fundadora de Undernude, Samantha Lliteras. De hecho, los estudios afirman que un 80% de las mujeres no tienen los dos pechos iguales, una diferencia que en el 20% de los casos puede llegar a ser de una copa en la talla del sujetador. Cansada de la incomodidad que supone traer un sujetador que no se adapta bien al cuerpo, Lliteras hizo un dibujo de su top ideal. Y de aquí a montar una startup.

"Muchas mujeres tienen pechos asimétricos. Yo me sentía incómoda por esta situación, me preocupaba y me causaba molestias, pero hay personas que incluso tienen un trauma con esto", relata Lliteras. Una asimetría mamaria que puede aparecer simplemente del mismo crecimiento de la mujer o también después de padecer cáncer de mama. Con la gran cantidad de sujetadores diferentes que hay al mercado, por qué no había todavía ninguno que combinara dos copas diferentes? Esto fue lo que se planteó Lliteras cuando diseñó el sujetador Undernude, una pieza que, además de regular las tiras como ya lo hacen los actuales, se pueden sacar las copas para poner en cada pecho la talla que mejor encaja. "Quiero empoderar a las mujeres para que el sujetador se adapte a su cuerpo, y no ellas a la talla estándar de los tops", afirma la emprendedora.

Sujetadores sexys contra estereotipos

Lliteras es la única fundadora de esta startup. Después de ocho años de experiencia en el marketing y de una idea que le rondaba en la cabeza desde hace cinco, decidió emprender hace justo 12 meses. "Emprender sola es difícil, tienes momentos de altibajos y al ser sólo una cosa tuya hace que te plantees más fácilmente abandonar", explica. "Pero nunca lo acabo dejando porque no es sólo una solución para mí, sino para muchas mujeres que tienen este mismo problema. Quieren sentirse cómodas", añade.

El sostenidor personalitzable d'Undernude

El sujetador personalitzable de Undernude | Cedida

Actualmente, Undernude, que ya tiene un modelo de utilidad de sus sujetadores, trabaja con el primer prototipo y el siguiente paso es probarlo con mujeres que tienen este problema de asimetría mamaria. De momento, será un sujetador básico, sin colores ni estampados, pero la idea, si funciona, es ir diseñando nuevos modelos y que se pueda incluso combinar el color. "La ropa cómoda puede ser sexy, una cosa no es opuesta a la otra", afirma Lliteras, a la vez que reivindica que "los push ups nos hicieron mucho daño, nos convencieron que las tallas son las que los sujetadores establecen".

Lliteras es la única fundadora de Undernude, un proyecto que ha tirado adelante ella sola

Un cambio de tendencia que poco a poco las marcas están adoptando. "Ya no sólo se están centrando en los estereotipos, sino que cada vez más lo que quieren es dar servicio a la mujer", señala. Una misión que Lliteras tiene muy clara.

Los tops más adaptables son online

De momento, los sujetadores personalitzables de Undernude irán destinados a cualquier mujer que tenga un problema de asimetría mamaria, pero las posibilidades para escalar y diversificar el target son grandes. Ahora bien, esto será ya en un futuro, puesto que primero la startup prevé lanzar una campaña de crowdfunding para producir las primeras unidades y hacer una pequeña prueba para ver el interés del mercado, especialmente en cuanto a la venta por Internet.

Y es que Lliteras prevé comercializar sus sujetadores personalitzables a través de ecommerce, recomendando la talla y el modelo de top que mejor se adapte a cada mujer. Ahora bien, todos sabemos que comprar según qué tipo de ropa por Internet no es fácil, por lo cual el test es un paso muy importante. "Mi sueño sería crear pop up stores donde vender los sujetadores Undernude, pero en un principio empezaremos únicamente online", apunta la emprendedora.

Barcelona será la primera ciudad que podrá disfrutar de los sujetadores de Undernude, pero Lliteras prevé expandir su negocio a todo el Estado español y también a Europa. Y es que mientras en los Estados Unidos ya hay marcas que han detectado esta oportunidad de negocio, en el continente europeo hay pocas todavía que tengan sujetadores totalmente adaptables.

Lliteras: "Quiero empoderar a las mujeres para que el sujetador se adapte a su cuerpo, y no ellas a la talla estándar de los tops"

Los próximos objetivos de la startup, que se ha financiado con recursos propios, es encontrar inversión privada y subvenciones que ayuden a Lliteras a iniciar la producción y también a formar equipo, una de las cosas que echa de menos al ser la única emprendedora de Undernude. Además, Lliteras también está abierta a realizar sinergias con empresas de lencería interesadas en su producto.

Un proyecto todavía muy incipiente pero que ha llamado la atención de Barcelona Activa, quedando entre los cinco finalistas de los premios Creamedia. Seguro que más de una mujer cuando lea esto esperará con ansias a que llegue al mercado. Unos sujetadores cómodos, personalitzables y que empoderen a la mujer. Que más queremos?

Más Información
La ropa interior que no hay que poner a la lavadora
Sayfit, el app igualadina para encontrar el mejor sujetador
Cocoro: la ropa interior absorbente de la tía Maria
Hoy Destacamos
Comentarios