En el autobús de la élite empresarial catalanista

En ruta durante dos días por Girona y la Garrotxa para (re)descubrir y (re)conectar con entidades que promueven la cohesión social

Visita a Girona per part de FemCAT | Gemma Fontseca Visita a Girona per part de FemCAT | Gemma Fontseca

"Pido al Govern un proyecto de país claro que favorezca el crecimiento. Si quieren impulsar políticas sociales necesitamos dinero para repartir y, por lo tanto, generar riqueza. Y lo más importante: apoyo a la gente que crea riqueza". Ella es Elena Massot, presidenta de Femcat, la Fundació Privada d'Empresaris de Catalunya, que tiene el objetivo de hacer de Catalunya uno de los mejores países del mundo y que han olvidado, por un momento, las visitas internacionales a las que nos tenían acostumbrados por lo que denominan "redescubrir Girona y la Garrotxa".

40 empresarios y empresarias de Femcat, entre los cuales destacan directivos de organizaciones adheridas como por ejemplo Moventis, La Farga, Bon Preu, Seidor o bonÀrea, han hecho, como se conoce coloquialmente, un hueco en la agenda y durante dos días han visitado cinco entidades de Girona y la Garrotxa que promueven la cohesión social. Ruta en autobús, noche en Girona, visitas, comidas, networking, desconectar del frenético día a día y siempre con una libreta en la mano. El lema, "anem per feina" ("pongámonos a ello"). Soluciones portables para aplicar a las empresas catalanas. Y lo más importante, aprender. Un dato interesante: los miembros que forman parte de Femcat, acumulan una facturación equivalente a más del 10% del PIB catalán, y estas mismas empresas dan trabajo a més 70.000 personas.

Dentro de Femcat hay organizaciones como por ejemplo Moventis, La Farga, Bon Preu, Seidor o bonÀrea, con una facturación equivalente a más del 10% del PIB

(Re)conectar con Catalunya

"Durante los últimos años habíamos viajado a Finlandia, Boston, Hong Kong, Baviera, California, Israel, Dinamarca y Estonia, pero, evidentemente, con la situación actual, lo mejor es enfocarnos en nuestro país y con un eje claro, la cohesión social", destaca Massot.

"Hay una desazón empresarial de acompañar el progreso de nuestro país. Sientes que no llegas a todas partes y que esto va más allá del pago de impuestos. Necesitamos más apoyo, necesitamos menos trabas, una administración más eficiente y que nos faciliten la actividad en el buen sentido. A quien tiene una iniciativa, a quien tiene un proyecto, se lo tenemos que poner fácil. Si no generamos riqueza, no tenemos nada a repartir entre la población", continúa la presidenta de Femcat. "Y, sin ningún tipo de duda, las empresas de Girona y la Garrotxa son el gran ejemplo de Catalunya, muchas de ellas grandes desconocidas por parte del territorio. Hay un tejido asociativo muy importante, así como también complicidad empresarial", destaca.

Elena Massot (Femcat): "Hay una desazón para generar progreso en Catalunya. Como empresaria sientes que no llegas a todas partes y que esto va más allá del pago de impuestos"

Viatge de dos dies a Girona i la Garrotxa per part de FemCat. | Cedida

Viaje de dos días a Girona y la Garrotxa por parte de Femcat | Cedida

 

Las cinco entidades de la ruta: la Fundació Girona-Est (que trabaja en los barrios más desfavorecidos de la ciudad), Noel Alimentaria (empresa de alimentación líder en la Garrotxa con impacto en la comarca), la Unió Esportiva Olot (que abandera el fútbol social sostenible y ha implementado lo que se conoce como "doctrina Olot"), Metalquimia (pionera en la industria de la carne) y la Fundació per a la Creativació y Comexi (que promueve la reinvención en la industria de los envases).

¿Cómo seducir a las nuevas generaciones?

Y es, justamente, la cohesión social uno de los lemas de las nuevas generaciones que llegan a las empresas, compartido por la mayoría de sus líderes. Un reto, muchas veces altruista, que necesita estrategia para impactar todavía más. "Los jóvenes son trabajadores rápidos y volátiles, y el proyecto que les propones tiene que seducirlos de alguna forma. No quieren un trabajo para pasar las horas y recibir un salario. Necesitan un compromiso y vínculo. Perdemos talento si no los conseguimos enganchar", continúa Massot.

Respecto a las últimas novedades sobre que no habrá que acreditar un tercer idioma para tener el título universitario, Massot comparte con otros empresarios que "es un drama y un paso atrás el tema del inglés en las universidades. Una empresa que exporta más del 60% de sus productos en todo el mundo necesita a trabajadores que hablen muchos idiomas. Tenemos un paro estructural con unos niveles que no son aceptables. El mundo es global. No puedo concebir que desde el Govern echen atrás de esta forma un aspecto que nos puede hacer avanzar como país y dar más oportunidades profesionales. Con lo que costó incorporarlo".

Algunos empresarios de Femcat, preguntados por la flexibilización laboral, destacan que siempre es bienvenida en casos de conciliación familiar, cuidar a una persona mayor o maternidad y que han podido aplicar el teletrabajo en momentos clave del coronavirus.

Visita a Noel Alimentaria, per conèixer la importància i les accions de responsabilitat social de l'empresa líder a la Garrotxa. | Cedida

Visita a Noel Alimentaría para conocer la importancia y las acciones de responsabilidad social de la empresa líder en la Garrotxa | Cedida

También en términos de igualdad de género, destacan que cada vez más trabajadores cogen las bajas paternales en sectores tradicionalmente más masculinizados, como por ejemplo la construcción. Sin embargo, miran desde la distancia casos como el de la reducción de jornada a cuatro días implantada por Desigual, que se ha aprobado hace poco. "Hay en riesgo la productividad de sectores como la industria, acostumbrados a ser más rígidos, con horarios fijos. Las máquinas no se pueden parar. Si me aseguran la misma productividad, adelante".

El equilibrio territorial como reto

"Desde Femcat nos definimos como no Barcelona-centristas. Tenemos que encontrar el equilibrio, con la capital catalana como fuente de atracción. En cuanto al aeropuerto del Prat, necesitamos que sea una infraestructura potente con el apoyo de las demás", destacan. Un empresario que pide expresamente no ser citado considera que "en el caso del aeropuerto, primero tendríamos que haber cogido el dinero y después discrepar, buscar aproximaciones, pero no perderlos de esta forma tan lamentable". Respecto a la sostenibilidad, todos apuestan de forma decidida por ella, pero piden más expertos en la materia a quien consultar dudas.

"En el caso del aeropuerto del Prat, primero tendríamos que haber cogido el dinero y después discrepar"

Finalmente, cuando la situación epidemiológica mejore, los líderes de Femcat han hablado de visitar Corea del Sur, que es una idea que tenían en mente, así como China y muchos países asiáticos. Potencia, crecimiento, infraestructuras, talento e innovación. De momento, durante las próximas semanas visitarán Barcelona y el Vallès Oriental alrededor del emprendimiento, innovación y proyección al mundo. A principios de 2022, en Lleida, en relación con la competitividad. Quieren redescubrir Catalunya y reconectar con todos los rincones del territorio, a menudo sin presencia mediática o conocimiento por los propios trabajadores.

Y la frase más recurrente del viaje, vinculada a la cohesión social de esta bonita y a menudo desconocida parte de Catalunya: "Mucha gente pequeña, en muchos lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas, puede cambiar el mundo".

Més informació
Andreu Mas-Colell es nombrado miembro de honor de FemCat
El programa 'Escola i Empresa' de Femcat celebra 10 años
Hoy Destacamos
Lo más leido