Como tener la vida que quieres

La fundadora de Coaching & Media, María Fernández, defiende técnicas como el déjà-vu o el cambio de lenguaje para hacer crecimiento personal

Estrategia, análisis de habilidades y objetivos son claves por el 'coaching' | Acistock Estrategia, análisis de habilidades y objetivos son claves por el 'coaching' | Acistock

Tienes la vida que quieres? Esta es la primera pregunta que la fundadora de Coaching & Media, María Fernández, propone al lector en El pequeño libro que hará grande tú vida (Alienta Editorial, 2018). El título es prácticamente tan ambicioso como su objetivo: "Cambiar tu vida". Fácil de decir pero no tanto de hacer, a pesar de que ya lo ha conseguido con personajes públicos o altos directivos del Ibex 35. La diferencia de este libro respeto el clásico desarrollo personal es como pasar de la teoría a la práctica. "Se asemeja mucho a un proceso de coaching, te pregunto donde quieres estar, de qué creencias te tienes que deshacer y cómo quieres construir el futuro que deseas", explica Fernández a Vía Emprendida.

-Participa en el SORTEO de este libro al final del artículo-

Cómo si se tratara con el genio de Aladdin, todo empieza por un deseo "responsable, desafiando, concreto, medible y genuino". Entonces se inicia un viaje metafórico en globo aerostàtic donde el lector tiene que ir lanzando "el abrigo de las creencias limitantes", el miedo tanto al éxito como al fracaso, el miedo a que dirán, las excusas, el pesimismo o la carencia de fuerza de voluntad. Todo fuera, incluso "los conflictos interiores que te empujan en dirección contraria a tu progreso". Tampoco sirve hacerse "películas mentales" para eximirse de la responsabilidad de lograr aquello que ya has deseado.

El déjà-vu de Rafa Nadal

La magia de todo tiene un de sus momentos más álgidos con el cambio de lenguaje. Según Fernández, "es un reflejo de cómo pensamos, si es pobre y derrotista quiere decir que nuestro pensamiento también lo es. En cambio, si es constructivo e inspirador somos capaces de transmitir fuerza y empujón". Esto implica decir adiós a las palabras "pero, imposible o fracaso" y dar la bienvenida al "todavía, es mi responsabilidad o tengo que trabajar más".

El lenguaje también juega y como el lector ha venido a jugar, la coach pregunta de nuevo: "A que te dedicarías si sólo pudieras centrarte en una única cosa a lo largo de toda la vida? Qué harías si no te importara el juicio de los otros?" Pregunta, respuesta.

Fernández: "La motivación es como la aspirina efervescente y el compromiso es como el mordisco del pecho-hierve"

El momento déjà-vu no es sólo el argumento principal de una película protagonizada por Denzel Washington sino también una técnica utilizada por deportistas de élite como Michael Jordan, Michael Phelps, Rafa Nadal o Fernando Alonso. Se trata de visualizar el objetivo o el proceso de llegar con tanta frecuencia, intensidad y claridad como sea posible. Utilizar siempre una misma canción también ayuda. Entre el sueño y la realidad, sólo hay una diferencia: la motivación y el compromiso. Las dos son caras de una misma moneda pero al fin y al cabo, son diferentes caras: "la motivación es como la aspirina efervescente y el compromiso es como el mordisco del pecho-hierve".

Ser un obsesivo compulsivo

El camino escrito por Fernández está plegado de metáforas , puesto que considera que "tienen el poder de llegar al hemisferio derecho de las emociones y quedarse ancladas". Una flecha de autoayuda directa al corazón. El más curioso de todo es que el más importante del libro es aquello que encara no está escrito. Quién lo diría. Parece una estafa pero puede llegar a ser un privilegio. Del mismo modo, "la conversació más peligrosa es aquella que no se tiene". Es el llamado efecto bola de nieve que tiene lugar cuando nos guardamos aquello que nos molesta y no lo comunicamos o el también conocido efecto olla expreso donde si se manifiesta pero más tarde del que convendría.

"El momento clave es cuando el lector escribe su propia respuesta porque tiene una idea propia que se define mucho mejor que el exterior. Yo no te diré qué tienes que hacer, si respondes a una pregunta tendrías que actuar en consecuencia por un sentido de coherencia hacia tú mismo", añade. De hecho, tanta es la coherencia que la autora incluso recomienda al lector que se convierta en un obsesivo compulsivo de su objetivo y señala el camino por pasa del modo off al modo dónde: re-ilusionarse, formarse y prepararse por el cambio, salir antes de que quedarse a casa, cambiar de círculos sociales, hablar de un mismo y no de los otros, ayudar, añadir locura a la vida e interés por el aprendizaje.

Para acabar este viaje personal, sólo quedar descubrir "el tesoro más muy guardado". Es decir, "el descubrimiento que un mismo hace a través de su propia superación y es que el límite es sólo una ilusión dentro de nuestra cabeza". Esta última frase también lo habría podido firmar el mediático broker Josef Ajram parafraseando aquello de "tú eres tu propio límite". Y como el límite de la vida es la muerte, Fernández también aconseja tener una conversació con un mismo utilizando "la muerte como fuente de iluminación". Al final de todo, parece que sólo nos quedan tres palabras mágicas: "Estimar, perdonar y agradecer".

Vols un ejemplar del libro? Entra al sorteo y participa, regalamos un libro entre los lectores de VÍA Emprendida.

Més informació
La fórmula del éxito
Ferran Ramon Cortés: "Los empresarios no se sienten cómodos hablante de emociones"
Como construir relaciones reales? Sin 'likes'
Hoy Destacamos
Lo más leido