El Covid-19, los mercados y las Brujas de Salem

El experto Jaume Puig alerta que "el 80% de las caídas bursátiles de fuerte magnitud son falsas"

Qué tienen que ver las brujas de Salem y el coronavirus? Qué tienen que ver las brujas de Salem y el coronavirus?

Salem es una pequeña ciudad norteamericana cercana a Boston que acoge cada año muchos visitantes en su famoso Salem Witch Museum. El caso es que entre 1692 y 1693 unas 25 personas fueron ejecutadas acusadas de brujería, en el que fue un conocido episodio de histeria colectiva. Al cabo de muy poco tiempo nadie sabía muy bien como había empezado todo aquello. 

"El Covid-19 es un virus nuevo, y como tal desconocido y genera miedo. Hasta aquí nada que decir. Esto no quita que no haya hasta ahora cierta información"

El Covid-19 es un virus nuevo, y como tal desconocido y genera miedo. Hasta aquí nada que decir. Esto no quita que no haya hasta ahora cierta información. En primer lugar, y hasta el momento de hacer este escrito, ha causado la muerte en el mundo de 5.835 personas. Para contextualizarlo, y dado que según la Organización Mundial de la Salud la gripe estacional es la causante de la muerte de entre 300.000 y 600.000 personas cada año, esto quiere decir que hasta el momento presente ha causado un 1,1% de los muertos que cada año causa la gripe. En segundo lugar, sabemos también que su mortalidad se concentra en unos colectivos concretos, como por ejemplo las personas de más edad y aquellas con ciertas patologías previas. En tercer lugar, sabemos también que parece que al virus no le gusta el frío. Los casos de afectados y de muertos se concentran en el hemisferio norte, donde es invierno, y todavía diría más, por encima del Trópico de Cáncer. Nada hace pensar, con esta información, que podamos estar en un episodio de grande mortaldat, como el del último caso realmente importante que el mundo vivió, en 1918, con la denominada gripe española, que causó como mínimo unos 40 millones de muertos.

El mundo ha reaccionado ante la expansión de este virus con unas medidas de contención sin precedentes. Empezó en enero en China, en marzo en Europa, y es probable que después vaya a Estados Unidos, siguiendo la línea de expansión de otros virus en el pasado. Estas medidas han provocado parar actividades económicas, como por ejemplo, grandes acontecimientos, viajes, cierres geográficos, etc. Lógicamente esto tiene unas consecuencias económicas, la gravedad de las cuales dependerá en todo caso de su duración. Las duraciones cortas no suelen tener una gran afectación, puesto que una parte de la actividad se recupera dentro del mismo año: viajes desde Europa que no se harán en marzo pero sí en mayo, coches en China que no se comprarán en enero pero sí en abril, etc. Creo que el impacto temporal será breve por tres motivos: por el mismo ciclo de vida del virus que es corto, por la proximidad del buen tiempo, y por el precedente chino. La recuperación de la actividad económica en China está siendo imponente. Hay una fuerte recuperación de la actividad de las fábricas, de hoteles, líneas aéreas, etc. Sin ir más lejos Honda anunció el 11 de marzo que reabría su fábrica de Wuhan, en pleno epicentro.

"Creo que el impacto temporal será breve por tres motivos: por el mismo ciclo de vida del virus que es corto, por la proximidad del buen tiempo, y por el precedente chino"

Los mercados bursátiles han tenido fuertes bajadas en lo que llevamos de año debido a esto. En el momento de hacer este escrito la S&P500 ha caído un -20,4%, y el Eurostoxx-50 un -30,9%. La caída es incluso más alta si tenemos en cuenta que los mercados bursátiles estaban subiendo previamente y que hicieron máximos el día 19 de febrero. Quién quiera utilizar estas caídas como indicador avanzado de lo que vendrá, hace falta que tenga en cuenta que el 80% de las caídas bursátiles de fuerte magnitud son falsas. Es decir, es muy habitual que los mercados coticen unos temores económicos que no acaban pasando. Las fuertes oscilaciones de los mercados bursátiles son consustanciales a los mercados. Cada año hay, de media, 2,5 grandes oscilaciones. En el 80% de estas, las falsas, el mercado se recupera en meses, mientras que en el restante 20% la recuperación es más lenta (años).

A las características mencionades del virus y a la temporalidad previsible del impacto económico, hay que añadir el escaso impacto en las valoraciones reales de las empresas. El valor de una empresa depende de los flujos monetarios que es capaz de generar durante toda su vida. El impacto de la actividad de un par de meses en el valor de una empresa, incluso considerando que no se llegara a recuperar una parte dentro del mismo año, como esperamos, es negligible. El valor real de las empresas no se ha visto afectado de la misma forma que las cotizaciones. Los datos que tenemos nos llevan a pensar que estamos en un caso de los del 80%, y que muy probablemente los mercados bursátiles tengan una fuerte y rápida recuperación.

"El 80% de las caídas bursátiles de fuerte magnitud son falsas. Los datos que tenemos nos llevan a pensar que estamos en un caso de los de 80%, y que muy probablemente los mercados bursátiles tengan una fuerte y rápida recuperación"

Hay que tener cuidado con estas fuertes oscilaciones. Se trata de movimientos de ida y vuelta que históricamente han contribuido a lo que podríamos denominar una redistribución inversa de la riqueza. Un pequeño inversor puede estar tentado a vender, al no saber sobreponerse al alud mediático, y no racionalizar la situación. Siempre que alguien vende hay algun otro inversor que compra, aquí la grandeza del mercado. A menudo quién compra las acciones son grandes inversores, muy habituados a la volatilidad del mercado. El resultado final es que una vez las cotizaciones han vuelto a su punto original, el valor será el mismo, la riqueza será la misma, pero habrá pasado de unas manos a otras.

Cuando llegue el verano será probablemente un buen momento para hacerse la pregunta de si la reacción de los mercados bursátiles ha sido la adecuada a esta situación, o por el contrario si sobrereacciona... una vez más. Si esto es así, como espero, es probable que el inversor tenga, dentro de unos meses, una impresión parecida a la que tuvieron los habitantes de Salem... una vez ya había pasado todo.

Més informació
¡Buffet no había vivido nunca una locura así!
Arabia Saudí revoluciona el mercado del petróleo
El coronavirus golpea el Ibex 35
Hoy Destacamos
Lo más leido