Los efectos del terremoto de Ford en Valencia

La empresa "de momento" no sabe si la reestructuración implicará la planta de Almussafes, pero sí que han empezado un ERTE de cuatro días que afectará a toda la plantilla

La planta de Ford en Almussafes
La planta de Ford en Almussafes

La reestructuración de Ford busca recortar 12.000 puestos de trabajo hasta 2020 en su sucursal europea. El estado más afectado será Alemania, donde se eliminarán 5.000 ocupaciones; en el Reino Unido, perderán 3.000; y en Rusia, 2.000. Los mil trabajadores restantes se repartirán entre los otros países con plantas de producción de la automovilística. De momento, parece que las olas del terremoto de la compañía estatunidenca no llegan a Ford Almussafes -al menos, no lo hacen con fuerza-, la más rentable y productiva en volumen de unidades fabricadas en Europa, a pesar de que sí que se ha comenzado un nuevo expediente de regulación temporal de empleo (ERTE).

Más info: Ford plantea ahora un ERTE de cuatro días para reducir la producción

Pongámonos en contexto. En la fábrica de Almussafes se producen 1.840 coches diarios (repartidos en cinco modelos), da trabajo a 7.400 personas de manera directa y a unas 29.600 de forma indirecta. Estas cifras de ocupación sólo son superadas en el País Valencià por las cadenas de supermercados Mercadona y Consum. Además, Ford Almussafes representa el 12% del PIB valenciano y el 20% del valor de las exportaciones del País Valencià en términos económicos, según fuentes de la empresa. Añaden que la compañía ostenta el récord de ser el generador de ocupación más grande por kilómetro cuadrado industrial del estado español.

100 unidades menos diarias

Con el ERTE, la fábrica pasará a producir 1.740 unidades, es decir, 100 unidades menos diarias durante el segundo semestre de 2019 (unos 14.000 vehículos menos). Se hará posible con la eliminación de una línea de montaje por la noche, los operarios de la cual pasarán a ocupar los turnos por la mañana y tarde y a reforzar el lanzamiento del nuevo modelo de Kuga. "Sólo implica reducción de producción diaria, no de jornada laboral ni de salario. Pero esto está ligado a la bajada de volumen, no a la reestructuración de Europa", matizan desde la empresa. De hecho, admiten que "de momento no se sabe nada" sobre si lo afectará a la planta valenciana.

Este medio ha intentado contactar de forma insistente para conocer su valoración de la situación con el sindicato mayoritario, UGT, y con su delegado, Carlos Faubel, sin éxito. Sí que hemos podido hablar con el representante del Sindicato de Trabajadoras y Trabajadores del Metal (STM-Intersindical Valenciana), Paco González, quien sostiene que la fábrica de Almussafes "está en una situación mucho mejor que otras para afrontar la inestabilidad del mercado" porque "hace cinco años que acumula beneficios récord".

Se cancela un turno por la noche, se dejarán de producir 14.000 vehículos en 2019 y los trabajadores cobrarán un 20% de la empresa y el resto, del paro

"Pero sabíamos que algo nos podía tocar porque el gobierno español no pesa tanto como el de Angela Merkel", dice, porque él sí que liga el recorte del turno por la noche -que afecta unos 300 trabajadores- al contexto de la reestructuración de la empresa. En todo caso, asegura que la compañía "confía en la fábrica de Almussafes" y que "dentro de la incertidumbre del sector" están "medianament tranquilos".

El ERTE no despedirá a nadie. Ahora bien, se descontarán cuatro días de trabajo de 2019 a todos los trabajadores -el 1 y 2 de agosto y el 19 y 20 de diciembre- durante los cuales cobran un 20% de la empresa, y el resto lo consumen del paro. González cuenta que la plantilla de fabricación de vehículos ya ha gastado más de 20 días, pero la plantilla de motores ya ha acumulado 700 días con estas condiciones.

González: "Sabíamos que en Almussafes algo nos podía tocar porque el gobierno español no pesa tanto como el de Angela Merkel"

La empresa llegó a ese acuerdo a la mesa de negociación con los sindicatos, a pesar de que STM-Intersindical Valenciana denuncia que propuso "un preacuerdo pactado" con la UGT, el sindicato mayoritario, que a juicio de ellos "actúa de forma poco transparente y democrática con el resto de los sindicatos". Este sindicato no ha querido hacer declaraciones, pero su representante Carlos Faubel lo destacó como un triunfo a la Agencia EFE: "Somos capaces de mantener toda la ocupación en la fábrica, que es el fundamental en estas situaciones".

En cambio, González recalca que están "en contra de la ERTE porque es una empresa que gana muchísimos millones de euros y recibe subvenciones públicas". "Tendría que pagar el 100% de los salarios", añade.

Ford Almussafes ha recibido más de 66,5 millones en los últimos 4 años

Entramos en un terreno no exento de polémica: la abultada cantidad de ayudas públicas que destina la Generalitat Valenciana a una empresa privada como Ford. Sólo en 2019 ha recibido 18,3 millones de euros de subvención pública por diferentes conceptos, como se puede consultar fácilmente al portal de transparencia autonómico GVA Abierta; desde 2015 ha absorbido más de 66,5 millones del erario público.

Están justificadas? "Sabemos que vivimos en un mundo capitalista donde el poder lo tienen las grandes multinacionales y están por encima de los gobiernos. Lo asumimos, a pesar de que no estamos de acuerdo. Pero el que no podemos admitir, como le hemos transmitido al consejero de industria en varias reuniones, es que esas ayudas no estén condicionadas a una garantía de mantener la ocupación y que la plantilla no pierda derechos ni dinero. No pueden consentir que la Ford no pago el 100% del salario del ERTE", denuncia el sindical.

Más Información
Ford s’endú part de la producció d’Almussafes a Mèxic
Ford anuncia ajustos en les plantes d'Europa i amenaça la plantilla d'Almussafes
Ford anuncia un ERO a Almussafes
Ford ensamblará baterías en Almussafes
Hoy Destacamos
Comentarios