CA | ES

"Invertir es como la Fórmula 1: yo pongo el coche y el emprendedor se juega la vida"

El filósofo Luís Martín Cabiedes fue CEO de Europa Press y ha invertido en más de 100 startups como Privalia, BlablaCar o Kantox

La Formula 1 es como invertir. | iStock La Formula 1 es como invertir. | iStock

Emprender e invertir es una filosofía de vida. De formación filósofo, Luís Martín Cabiedes empezó a emprender e invertir prácticamente al salir de la universidad. En tan solo seis meses se convirtió en CEO de la agencia de noticias Europa Press, entonces presidida por su padre Asis Martín de Cabiedes. La pregunta es de titular: "¿Qué buscan los inversores a la hora de invertir en una startup?" La respuesta habla por sí sola con grandes inversiones como Privalia, Blabacar, SocialCar, Habitissimo, Chicfy, Kantox o Tiendeo, entre muchas otras. "Luís es uno de los inversores más históricos de España, inventó el media for equity con Europa Press y Olé", asegura el inversor Carlos Blanco durante la celebración del 20 cumpleaños de First Tuesday en Barcelona. "Una vida que no ha sido examinada no merece ser vivida", le dijo Sócrates a su alumno Platón. La vida de Cabiedes es de filosofía inversora, navega y compite en Fórmula 1 desde boxes. Almenos hasta los 80 y explorando los límites del conocimiento. 

La directora de BStartup de Banco Sabadell, Yolanda Pérez, que ya asistía al First Tuesday hace dos décadas defiende que "Luis Martín Cabiedes y Carlos Blanco son de los que más saben de Internet e inversión en España". "Y no por mayores, sino por visionarios", añade. Blanco lanza la primera pregunta: "Quién de aquí sabe quién es Cabiedes?". El público de la Fàbrica Estrella Damm es joven, pero lo conocen. La última vez que Cabiedes estuvo en un First Tuesday era mayo de 2017... Y con confesiones. Aún así, se presenta de nuevo: "Estudié filosofía porque me interesaban los límites del conocimiento y he invertido en 100 y pico startups". 

"Estudié filosofía porque me interesaban los límites del conocimiento y he invertido en 100 y pico startups"

Cabiedes también estudió en Estados Unidos, fue jefe de producto de máquinas de escribir y tras algunos (des)encuentros con su padre, estuvo 12 años como CEO de Europa Press. "Tu Business Angel ha sido tu padre", bromea Blanco. A principios de los años 90, el joven Cabiedes descubrió un mundo con Internet: "Podía mandar mi producto a cualquier pantalla a coste cero". Además de poder descargarse fotos de la Nasa o de Kim Basinger... "Fuimos el primer entorno de noticias de España", recuerda. 

Olé, olé y olé

Su primera gran inversión la hizo con Olé, el buscador de noticias que quería ser un portal para vivir de la publicidad. La fórmula? "Quieres anuncios? Dame noticias". Reuters se quedó con acciones de Yahoo y Europa Press con acciones de Olé. El resultado? "Cuando vendimos Olé a Telefónica ganamos más dinero del que habíamos ganado toda la vida haciendo noticias". Y su padre le dijo que fuera a buscar el próximo Olé... Y eso es lo que Cabiedes hijo lleva haciendo los últimos 20 y largos años. 

"Esto de Internet sigue siendo un buen negocio", valora con perspectiva. Blanco le pregunta por el presente y el futuro de las inversiones en startups y Cabiedes le pone un toque musical. "Ahora escucho ópera pero en otra época escuchaba Eminem que acababa los conciertos diciendo nada de sexo, drogas y Rock'n'Roll... Esto me lo dejáis para mí", explica. Lo mismo con las inversiones del filósofo y es que "la historia se repite pero no sabemos cuando se va a repetir". La crisis de Internet lleva años viniendo... Desde 2015, almenos. Pero todavía no acaba de llegar y no sabemos ni cuándo ni cómo será.  

"Estoy harto de trileros que quieren acciones distintas"

El filósofo se acuerda de la Reserva Federal y de su célebre cita: "Da una cifra o una fecha, pero no las dos en una misma frase. Así no te equivocas..." Y para no equivocarse, Cabiedes recuerda que el 40% de las startups mueren, el 20% son zombies y del 40% restante, hay un 10% que le hace ganar dinero y otro 30% con el que cubre resultados. "Esto de ser inversor tiene una carrera más larga que la de ser emprendedor... Yo soy inversor a 20 años", augura a sus 59 años. Y sí, se ve invirtiendo con 80 años, "hasta que el cuerpo aguante". 

Navegar en alta mar o correr a alta velocidad

Amante de navegar en alta mar, Cabiedes tiene muy claro que "la vida del inversor no es de alta tensión" y lanza un importante consejo para navegantes: "Emprendedores, no os lo traguéis cuando os digan que estamos en el mismo barco. Vostros estáis en un bote de remos y si os hundís os ahogaréis. Yo tengo una flotilla". Y del mar al asfalto, añade una metáfora sobre ruedas. Dice así: "Invertir es como correr en un Fórmula 1: yo pongo el coche pero el que se juega la vida en las curvas es el emprendedor. Puedo decirte si va a llover o la estrategia de los otros, pero no puedo decirte cómo conducir". 

 "Esto es fútbol americano con inversores y se juega con mala hostia"

Él se define como uno de esos inversores de boxes. Pero no va a subirse al coche para quitarle el volante al emprendedor. Y reconoce tener muchos más problemas con los inversores que con los emprendedores, a la vez que alerta que el capital riesgo pierde dinero en España y aún así, "va dando lecciones de cómo ganarlo". "Hay fondos que da vergüenza verlos... Todos van de puta madre hasta que tienen que devolver el dinero. Ya está bien de maestros ciruelas que no saben leer y ponen escuela", critica. 

Blanco pregunta de nuevo: "Tienes fama de ser un tío duro en el pacto de socios como inversor... El Pacto Cabiedes sigue vigente?". El filósofo responde: "Estoy harto de trileros que quieren acciones distintas". Defiende que el Pacto Cabiedes es "lo menos intervencionista posible" y que todas las acciones sean iguales, con los mismos derechos y oportunidades. Es decir, que no haya liquidation preference (preferencia de liquidación). "Esto es fútbol americano con inversores y se juega con mala hostia", añade. El buenismo para la filosofía, pero no para la economía con crisis.

La filosofía del "inversor conflictivo" 

Pese a su fama de "inversor conflictivo", Cabiedes asegura que la mayoría de sus inversores repiten. "Salgo corriendo cuando leo récord de inversión de capital riesgo en España. Es una pésima noticia! Hay que invertir mucho cuando nadie invierte y hay que invertir poco cuando todo el mundo invierte". Como Eminem con el sexo, las drogas y el Rock'n'Roll... El filósofo inversor baila al ritmo de la tecnología, pero admite no saber demasiado de ella. "Yo sólo sé que no sé nada", que predicaría Sócrates. Ah, y tampoco se fía de los powerpoints porque "cuando sales al mercado se acabó la tontería". 

"Salgo corriendo cuando leo récord de inversión de capital riesgo en España. Es una pésima noticia!" 

En el turno de preguntas, le preguntan por el Dream Team. Y Cabiedes pone a un tridente en su equipo: un experto del sector, un técnico y un empresario que domina los balances o las cuentas de resultados. Además, también explica que un emprendedor pasa por cuatro fases: ratios y penetración de mercado, medidas económicas, capacidad de crecimiento y ventaja competitiva. Suele invertir en vertical brands, fintech o foodtech. "No soy nada visionario, suelo llegar un poco tarde a los sectores. Los inversores van por modas, pero a mi tienen que llamarme la atención", añade.

"Qué tipo de filósofo habrías sido?", le preguntan en tiempo de prórroga. No hay un nombre concreto pero sí una referencia a los límites del conocimiento del ilustrado Immanuel Kant. Y una reflexión final: "Lo que más me importa no es el dinero. Prefiero mucho más la salud y la familia". 

Més informació
Confesiones de un inversor
Hoy Destacamos
Lo más leido