Nie Nie Ceramics, una històría de emprendimiento valiente

En la combinación entre pasión y análisis vive el secreto del éxito para Eugénie Pawels, creadora de la escuela-taller

Eugéanido Pawels es la fundadora de Anido Anido Ceramics Eugéanido Pawels es la fundadora de Anido Anido Ceramics

Eugénie Pawels, es el nombre de la emprendedora que hay detrás de la marca y el taller Nie Nie Ceramics que abrió sus puertas en Alcoi en noviembre de 2019. La suya es una historia de atrevimiento, una historia de alguien que dice "si no encuentro lo que me gusta, ya me lo monto yo". Pawels no es un apellido valenciano, eso lo sabrán los lectores, pero en esta sección Apellidos Valencianos también tienen cabida nombres recién llegados para poner sus ideas en marcha en el País Valencià.

Es el caso de Pawels que, después de haber vivido en Turquía, Corea del Sur, Malta, Praga o Bélgica, país donde ha crecido, ha escogido la pequeña ciudad de Alcoi, en el norte de la provincia de Alacant, como lugar de nacimiento para su negocio. "Cuando me mudé a Alcoi, el pueblo de mi pareja, no sabía hablar castellano ni valenciano y tampoco tenía trabajo. No quería dejar de lado una de mis aficiones que es la cerámica, quería continuar aprendiendo. Encontré un torno y un horno de segunda mano y me los compré. Mi pareja me animó a convertirlo en mi trabajo y en noviembre de 2019 me decidí. Al principio, la idea era vender mis piezas y ver si había demanda, pero pronto la gente me empezó a pedir clases y así me vino la idea de montar Nie Nie Ceramics", explica Pawels.

El espíritu de emprendimiento

En un contexto como el actual, en que cada vez son más los jóvenes que marchan hacia las grandes ciudades, ella ha elegido emprender en un municipio con algo menos de 60.000 habitantes. Antes, se había dedicado al comercio internacional en varios países europeos, pero es en Alcoi y más concretamente en el Palauet d'Albors, un edificio construido en 1873 en plena eclosión industrial de la ciudad, donde ha encontrado la oportunidad de negocio. El espíritu de emprendimiento ya lo llevaba de nacimiento pero solo le faltaba saber a qué dedicar su energía y donde establecer su proyecto: "Cuando era pequeña y mis padres me preguntaban qué quería ser de mayor, yo contestaba que quería ser jefa para hacer las cosas que yo quisiera", dice entre risas.

Pawels: "Cuando me mudé a Alcoi, no sabía hablar castellano ni valenciano y tampoco tenía trabajo; no quería dejar de lado mi afición, que es la cerámica"

Conócete a ti, conoce a tu audiencia y conoce el mercado

En noviembre de este año, Nie Nie Ceramics celebra su segundo aniversario. Si le preguntamos qué es lo que le ha permitido llegar hasta aquí o qué consejos daría a alguien que se planteó arrancar un proyecto, lo tiene claro: conocer qué quieres hacer tú y la viabilidad de esto.

Después de pasar por un trabajo que sentía que no encajaba con ella, Eugénie empezó a asistir a sesiones de coaching profesional para conocerse a sí misma y saber por dónde quería llevar su carrea. Pero además de saber qué quieres, también es importante saber qué posibilidades tienes. Por eso, ella recomienda siempre hacer un buen estudio de mercado y analizar el perfil de tus clientes para adaptar el producto y también la manera de llegar o de comunicarte con ellos.

"Mi sueño es abrir otro centro en la costa, puesto que tengo muchos clientes que vienen de Alacant, Benidorm, Altea y Xàbia, y les gustaría tenerlo más cerca"

“Mi consejo seria que lo hicieran todo con carinyo y poco a poco, aunque yo no he podido, a mí me ha ido todo muy rápido sin quererlo”, añade la emprendedora.

De la prueba a la realidad

Cuando dice que el proyecto le ha ido muy rápido, es porque antes de cumplir los dos años ya ha conseguido afianzar su negocio, ampliar el espacio y contratar a dos profesoras para ayudarla en la escuela.

En 2019, su intención era tratar de vender su arte por internet y también en ferias locales de artesanía y decoración. Aun así, no es esta parte del negocio la que le ha dado los mejores resultados sino que ha sido la escuela la que ha impulsado su negocio. Y es que, cuando Eugénie llegó a Alcoi y buscó un taller donde poder continuar trabajando su afición se dio cuenta de que no había oferta ni en la ciudad ni tampoco en los alrededores. Darse cuenta de esto forma parte de la tarea de conocimiento del mercado que Eugénie recomienda hacer siempre.

Pero la ceramista confiesa que le ha quedado la espinita clavada de poder dedicar más tiempo a su arte: “Mi objetivo es poder hacer y vender más piezas pero no es fácil de llevar a cabo, tengo que encontrar el equilibrio para hacer que las dos partes funcionen bien”.

De momento, sus planes de crecimiento se centran en la escuela y su deseo de futuro sería abrir una escuela en la Costa Blanca: “Mi sueño es abrir otro centro en la costa, puesto que tengo muchos clientes que vienen de Alacant, Benidorm, Altea y Xàbia, y les gustaría tenerlo más cerca”. Esta es la hoja de ruta, lo que marca la brújula de Nie Nie Ceramics, pero en cuanto a Eugénie Pawels, ella lo tiene claro: llegado el momento, contratará a un equipo para que se ocupe de este segundo centro porque su sitio, y su corazón, están en Alcoi.

Més informació
Eva Blasco, de València al mundo
Rocío Botella: agujas que marcan la diferencia
Hoy Destacamos
Lo más leido