Obbio, el supermercado eco más grande de Catalunya

Irina Costafreda y Elena Díaz-Morera regentan una empresa de comida biológica y ecológica con dos tiendas y una facturación de 3,5 millones de euros

Elena Díaz Morera i Irina Costafreda | Cedida Elena Díaz Morera i Irina Costafreda | Cedida

Irina Costafreda y Elena Díaz-Morera se tenían que conocer. De manera diferente pero de forma paralela, su pasión por la alimentación saludable las destinaba a encontrarse. Hoy regentan Obbio, una empresa de supermercados con productos biológicos y ecológicos con dos establecimientos en Barcelona, una plantilla de 47 personas y una facturación que ronda los 3,5 millones de euros.

Díaz-Morera estudió ciencias políticas con la idea de hacer carrera en una institución internacional. Después de haber cursado un MBA en Esade, le rondaba la idea de emprender para importar la idea de supermercados de alimentación saludable que había visto en el extranjero- Marqt a los Países Bajos, Whole Foods en los EE.UU., Globos en Suiza, etc.- "diferente de la que había a Catalunya". Si bien es cierto que actualmente la oferta es más amplia y los productos eco y bio se están haciendo un espacio en los lineales de los supermercados, hace tiempos estos productos sólo se encontraban en "herboristeries, para hacer compras puntuales, no globales". Ella desarrolló los primeros años de la carrera laboral a los supermercados Carrefour y Veritas, como responsable de compras, y después en la empresa familiar, vinculada al mobiliario de diseño.

Obbio cuenta con dos supermercados de comida biológica y ecológica, una plantilla de 47 personas y una facturación de 3,5 millones de euros

Una amiga le presentó a Irina Costafreda, abogada de formación, que compartía con ella la pasión por la alimentación saludable. La sintonía fue instantánea. Desde el 2010 desarrollaron el plan de negocio y tardaron tres años a encontrar un local que les encajara. Fué en la calle de Muntaner 177, un espacio de 1.000 metros cuadrados que podía incorporar "toda la experiencia que queríamos ofrecer".

Més info: Obbio abre una segunda tienda en Barcelona y crea 15 empleos

"El día que abrimos trabajamos 24 horas y el día siguiente teníamos que volver a abrir", ríe la empresaria. Durante los primeros cuatro años "hemos hecho un máster impresionante, hemos aprendido lo que nunca te explican en las escuelas de negocios", rememora. Después de profesionalizar la empresa, ahora han podido replicar el modelo y desde el mes de octubre del año pasado cuentan con un segundo supermercado, ahora en la Ronda de Sant Pere 47, con una inversión de 850.000 euros. La empresa ha experimentado un crecimiento medio anual del 5% de la facturación y con la nueva apertura esperan un crecimiento del 40%. Este segundo local se espera que logre una facturación anual de 2,5 millones de euros.

Supermercat Obbio | Cedida

Supermercado Obbio | Cedida

Hoy en día, la empresa cuenta con una plantilla de 47 profesionales, 32 personas a la tienda de Muntaner y 15 personas, de los cuales 32 trabajan en tienda -a Muntaner y Ronda de Sant Pere-, 4 de ellos son nutricionistas, 5 personas en Obrador y 9 personas en la central.

Hoy en día Obbio es "un espacio de alimentación saludable donde pretendemos que las personas que tienen la necesidad o sensibilidad de comer mejor encuentren de todo". Así los supermercados ofrecen más de 8.000 referencias de productos ecológicos: "Intentamos que el producto sea de proximidad, sobre todo en producto fresco, que lo es en un 70% según temporada, pero el producto transformado lo tenemos que ir a buscar fuera muchas veces".

"En Catalunya y España hay mucha producción ecológica, pero hay poca transformación ni productos elaborados y hemos tenido que ir al extranjero", explica. En este sentido indica que un 40% de los productos elaborados son importados. "Casi para todo hay alternativa ecológica", afirma.

"En Obbio queremos que nuestros clientes tengan una experiencia de compra única descubriendo cada vez que vienen nuevos productos, nuevas maneras de cocinarlos y que se sientan acompañados"

La casa también ofrece asesoramiento por parte de expertos nutricionistas. En este sentido, "en Obbio queremos que nuestros clientes tengan una experiencia de compra única descubriendo cada vez que vienen nuevos productos, nuevas maneras de cocinarlos y que se sientan acompañados en el proceso de cambio o mejora de hábitos saludables", destaca Elena Díaz-Morera.

A esta oferta también se añade desde hace un par de años la marca propia Obbio. En Muntaner cuentan con un obrador y elaboran platos preparados: "Arroz, hummus, lentejas, comida para llevar o para acabar de cocinar en casa". Así mismo, el camino natural era añadir el negocio de càtering: "Hemos llegado a hacer càtering para 450 personas con todos los envases biodegradables", subraya.

Otro pilar de la expansión de la marca yace sobre la puesta en marcha de la venta en linea a través de un nuevo web que entrará en funcionamiento este año. "Hay mucha gente del cercando de Barcelona que nos lo pedía, pero replicar todas las referencias es una complejidad brutal", apunta.

En consonancia con la filosofía de la marca, Obbio no prevé un "crecimiento en espacios de 400 metros cuadrados, queremos ofrecer una experiencia diferenciadora". Obbio sólo cabe en grandes locales.

Comer sano no es una moda, por lo tanto el futuro de Obbio está asegurado. "Durante un tiempo temimos que comer sano fuera visto como una moda, pero no es así", remarca la empresaria. Comer sano ha venido para quedarse, es "imposible hacer crecer la conciencia y después echar-la atrás". Díaz-Morera cree que este sector crecerá y lo impulsarán las nuevas generaciones, que crecen mucho más concienciadas.

Hoy Destacamos
Lo más leido