Teresa Carles, de restaurante a industria alimentaria

La empresa familiar, referente de la cocina vegetariana y flexiteriana en el ámbito catalán, abrirá cuatro nuevos restaurantes hasta el año próximo y elaborará las materias primeras desde su nuevo centro en Bell-lloc d'Urgell

Jordi Valle y Teresa Carles | Cedida
Jordi Valle y Teresa Carles | Cedida

La primera semilla que plantaron creció como el primer restaurante vegetariano en Lleida. Hoy, 39 años después, la empresa leridana Teresa Carles se ha convertido en uno en lo referente a Cataluña en el concepto de comer saludable. La compañía familiar siempre se ha diferenciado y posicionado en el segmento de la cocina vegetariana y flexiteriana. El primero gran salto lo hizo el 2010, cuando instaló un centro de investigación a su base de operaciones y obrador de Bellcaire d'Urgell (La Noguera).

El 1979, Teresa Carles y Ramon Valle ya eran vegetarianos. Viajaron a los EE.UU. donde comprobaron que era una tendencia alimentaria que estaba desarrollándose. En aquel momento, decidieron abrir el restaurando Paraíso, un establecimiento donde no se servía ni carne ni pescado. "Nos costó que la gente identificara la comida sana con probar alimentos que tuvieran buen gusto", asegura Carles. La apuesta fue trabajar sólo con productos locales y de temporada.

En aquella época, alimentos como la quinoa, el tofu, el seitan o el tempeh eran desconocidos a las mesas catalanas. Teresa Carles recuerda que "todavía no se cultivaban productos como las algas o la remolacha por la cocina, con el que nos encontramos con la necesidad de esperar unos años porque se acercaran a nosotros consumidores que no fueran vegetarianos".

Un nuevo centro en Benlloch con invernadero propio

"La verdura se está convirtiendo en el plato principal", asegura Jordi Valle, hijo de Ramon Valle y Teresa Carles, y que actualmente gestiona la compañía con su germana Mar. Siguiendo esta apuesta por la investigación en productos saludables, Barrio anuncia que a finales de año Teresa Carles tirará al mercado una línea de alimentos, formada por los snacks, el 'kale' deshidratado, la cúrcuma, los zumos a presión, la kombutxa, las carnes vegetales o los quesos vegans de conservación larga.

El Flaix&Kale, una de les marques de l'empresa lleidatana | Genaro Massot
El Flash&Kale, una de las marcas de la empresa leridana | Cedida

Jordi Valle recuerda que la decisión de Teresa Carles de producir sus propios alimentos proviene de la carencia de oferta de los proveedores habituales. "El consumidor cada vez nos pide productos saludables y no con sólo que seamos un restaurante". Desde sus orígenes, cuando Teresa Carles sólo era el restaurando 'Paraíso' en Lleida, su filosofía se ha sustentado en el respecto a los alimentos, la conexión con la natura, la alimentación como fuente de salud y la defensa de un estilo de vida saludable.

Barrio, que nació el mismo año que se inauguró El Paraíso, realizó un viaje a la cuesta este de los EE.UU., que lo inspiró para cambiar el planteamiento del modelo de negocio. "Nos dimos cuenta que el futuro sólo sería vegetariano, pero nosotros teníamos que ser flexibles". A partir de aquí, Teresa Carles defendió la flexibilidad, inaugurando un restaurante flexiterià. "La idea fue volver a los orígenes y a su dieta. Alimentarnos de productos que da la tierra y comiendo ocasionalmente carne y pescado, controlado en todo momento su origen y procedencia". Además, la empresa incorporó el componente saludable a sus procesos de cocción.

Barrio: "Nos dimos cuenta que el futuro sólo sería vegetariano, pero nosotros teníamos que ser flexibles"

Dentro de su plan estratégico, que inició el año pasado y finalizará el 2019, la firma tiene previsto abrir cuatro nuevos restaurantes, llegando a los 10 establecimientos, seis de ellos bajo la marca Flax&Kale. La intención de Teresa Carles es extender su liderazgo en el sector del healthy food en el Estado español, especialmente en Madrid y Baleares. Este año, la empresa cerrará con unos ingresos de 14,5 millones de euros, dando trabajo además de 150 personas.

Este posicionamiento de Teresa Carles en el sector de la healthy food se produjo con antelación en un segmento que ya se ha elevado en el ámbito de la alimentación. El informe 2017 de la consultora Kantar Media concluye que los consumidores compran más alimentos ecológicos, cocinan de forma más saludable y comen más sano. De los encuestados, un 69% está dispuesto a pagar más por los productos si son de kilómetro 0. El lema 'somos el que comemos' se ha extendido de forma que el turismo healthy también ha crecido un 15% durante el último año.

Instal·lacions de Teresa Carles a Bell-lloc d'Urgell | Genaro Massot
Instalaciones de Teresa Carles en Bell-lloc d'Urgell | Cedida

La fuerza de este sector se concretó el año pasado, cuando la multinacional sueca H&M anunció que dispondría de un restaurante de la leridana Teresa Carles a su establecimiento de Paseo de Gràcia, el más grande de Europa. El local de 200 metros cuadrados forma parte de la marca Flax & Kale, inspirado en la cocina flexiteriana. La empresa bautizó el restaurante como 'Flax & Kale à Portero', convirtiéndose en el primer espacio culinario en el interior de una de sus tiendas. H&M y Teresa Carles coincidieron a comentar que se trataba de "mejorar la experiencia de compra, a la vez que se toma un zumo de frutas o vegetales o algo 'ligera', en un entorno con productos locales y sostenibles".

Más info: Teresa Carles i Stuart s'alien pel 'fast food' saludable

Dentro del plan de expansión previsto, Jordi Valle explica que las inversiones superarán los 12 millones de euros. La mayoría de estos recursos se destinarán al nuevo centro de producción de Bell-lloc d'Urgell (Pla d'Urgell), unas instalaciones de 6.500 metros cuadrados que contendrán un invernadero de 1.800 metros para investigar y elaborar los nuevos alimentos. "Nuestro eje como empresa innovadora se tiene que centrar a producir y comercializar productos de calidad, saludables y sabrosos".

La comida saludable como fuente de negocio

Más allá de la producción de alimentos sanos, Barrio defiende la importancia de qué Lleida, zona con materias primeras de calidad, acontezca un hub que sirva como fuente de negocio. "Ya no hace falta que las empresas hablen de volúmenes, sino de valor y de valores". Como ejemplo, indica que Teresa Carles presenta sus zumos o bebidas naturales con envases de vidrio. "Nos resulta más caro, pero es más sostenible y es el que el consumidor espera de nosotros".

Vender por internet y llegar a pactos con la distribución porque sus productos tengan más presencia son algunos de los retos inmediatos de Teresa Carles. Jordi Valle comenta que el futuro implica combinar los restaurantes presenciales, la ecommerce o vender los productos en tiendas, como ya hace a la H&M ubicada al Paseo de Gràcia de Barcelona o los acuerdos que quiere firmar con la cadena de supermercados leridana Plusfresc.

Para hacerlo posible, Teresa Carles ha estructurado la compañía en cuatro marcas: Teresa Carles, que engloba sus restaurantes vegetarianos, Teresa's, donde se incluyen los establecimientos de comer rápido y saludable, Teresa's Juicery, que define la marca de zumos prensados en frío y Flax&Kale, los restaurantes 'healthy' flexiterians.

Cómo ha pasado hasta ahora, los pasos de Teresa Carles se encaminarán a escuchar los consumidores. Ellos son los que han forzado que la empresa haya desarrollado una nueva área de negocio. Del cliente final se ha pasado a primeros de la cadena de producción.

Más Información
L'H&M del Passeig de Gràcia tindrà un Flax&Kale dins
Lleida, marca global
Hoy Destacamos
Comentarios