CA | ES

"Se valora más que los protocolos salven a la empresa que a la familia"

Vicente Ruiz, presidente de la cosmética RNB, comparte desayuno público con la vicepresidenta del Grupo Pikolinos para reflexionar sobre valores y éxito en la empresa familiar

Ruiz i Perán, al centre, durant el desdejuni-tertúlia d'aquest dimarts | NNG Ruiz i Perán, al centre, durant el desdejuni-tertúlia d'aquest dimarts | NNG

Vicente Ruiz es farmacéutico y el presidente de la empresa cosmética RNB, la que provee a Mercadona de perfumes, colonias y cremas de manos. Es un gigante del sector, líder en la fabricación de productos para el cuidado de la piel, con más de 500 millones de productos vendidos en los últimos ocho años y 500 referencias activas, entre otras cifras. Pero su presidente dice que hay que volver a lo esencial, "empecemos por las micro-cositas, a veces es conectar con la gente". Ruiz ha estructurado un discurso autocrítico en su participación en el desayuno-tertulia de la Cátedra de Empresa familiar de la Universitat de València que promueve la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE). Bajo la moderación de Manuel Guillén, director de la Cátedra de Ética Empresarial IECO UV, también lo ha hecho Rosana Perán, vicepresidenta del Grupo Pikolinos y su acompañante en una nueva cita que ha reunido este martes a directivos y empresarios en el hotel SH Valencia Palace para escucharlos.

Més info: Comunicación y valores para la empresa familiar

El objetivo del encuentro es reflexionar sobre valores en las familias empresarias y explicar como se asocian al éxito y la perdurabilidad de la empresa. Rosana Perán lo tiene claro, dice con rotundidad que Pikolinos, la potente marca de zapatos fabricados en Elche -con un volumen de negocio de 129 millones de euros el año pasado-, es lo que es gracias a su padre, Juan Perán: "Mi padre es de una aldea de Lorca (Murcia), trabajó en varias empresas antes de fundar Pikolinos. Y si Pikolinos es lo que es hoy en día es por sus valores, por lo que él aprendió como empresario y en las empresas en las cuales trabajó antes, donde lo trataron mal. Por lo tanto, hacer las cosas de otro modo no es nuevo para nosotros. Y si lo haces como una moda no se sostiene porque no está a tu altura", explica Perán, quien comparte dirección con sus hermanos, Juan Manuel, el ahora presidente, y Carolina.

Perán: "Si Pikolinos es lo que es hoy en día es por los valores de mi padre"

Resolver los problemas familiares en casa y los empresariales en la oficina, a pesar de la delgada línea que divide ambas partes de su vida, es una de las máximas. "Resolver los conflictos es tomar decisiones, de todo tipo. Si tenemos un conflicto en la empresa y yo me encuentro pintadas en casa, ¿será que todos están equivocados? ¿No puedo ser que lo esté yo?", piensa en voz alta la vicepresidenta del grupo zapatero.

Vicente Ruiz i Rosana Perán, aquest dimarts | Cedida
Vicente Ruiz y Rosana Perán, este martes | Cedida

 

Valores y creencia en el proyecto, humildad vienen a decir ambos empresarios. "Si, yo también quiero hacer autocrítica, toda la del mundo, porque si estamos aquí es porque nos preocupa esto. Creo que en la sociedad hemos puesto la palabra éxito donde no está el éxito", reflexiona Ruiz, quien opina que la sociedad también tiene que repensarse porque "hoy se valora más que los protocolos salven a la empresa antes de que a la familia".

Empresarios que abandonan la zona de confort

En RNB, con sede en la Pobla de Vallbona, trabajan cerca de 700 personas y cree que este es el valor del empresariado: "El beneficio social más grande que podemos dar en una empresa es trabajo", reitera dos veces. A la pregunta de este medio si los empresarios dan suficientemente la cara ante la sociedad, Vicente Ruiz reconoce que el espacio público no es su zona preferida porque "los empresarios somos más de hechos que de palabras, pero sí, tenemos que salir del armario", reconoce.

Ruiz: "El beneficio social más grande que podemos dar en una empresa es trabajo"

Rosana Perán, por su parte, responde en la misma línea. "Estar en la empresa es nuestra zona de confort pero donde debemos de estar es afuera. Nosotros también tenemos que dar ejemplo", apunta la directiva.

Aun así, Alejandro Escrivà, responsable de la Cátedra universitaria y organizador del acontecimiento, les ha echado una mano: "Sabemos que hablar de valores no es fácil, que es más fácil para vosotros hablar de internacionalización. Os lo agradecemos porque no sois sólo vosotros, toda la sociedad en general tiene que hacer autocrítica".

Hoy Destacamos
Lo más leido