Cómo se crea un 'bot'?

VÍA Emprendida te explica como crear un chat-bot, la nueva conversación inteligente en forma de texto o voz que ha llegado para quedarse

El Bot de VÍA Emprendida
El Bot de VÍA Emprendida
La posibilidad que los bots de internet –programas capaces de simular una conversación inteligente en forma de texto o voz– sean sólo una moda pasajera –como tantas otras– es plausible. Aún así, si tenemos en cuenta que las aplicaciones de chat ya son el método de comunicación preferido de más de una generación y que grandes compañeras como Apple, Google o Facebook ya apuestan por esta tecnología, hace pensar que realmente los chat-bots pueden ser el relevo natural de los servicios de atención al cliente de todo tipo de negocios.

Desde pedir una pizza, un taxi o realizar una modificación en los servicios contratados de vuestra operadora, el hecho de interactuar con una máquina aporta grandes ventajas tanto para el cliente como para las compañías.

De entrada, se eliminan los tiempos de espera en poder ejecutar infinitas instancias de los tele-operadores al mismo tiempo. Pero yendo más allá, las compañías podrán obtener información estadística mucho más fiable sobre las consultas y necesidades de sus clientes sin necesidad de hacerlos contestar encuestas o confiar en las clasificaciones de sus tele-operadores.

Pero, como funciona un chat-bot? Y el que es más interesante, como podemos crear uno?
El primer problema es la fragmentación. Todavía nos encontramos en una fase inicial de la tecnología y las grandes plataformas de mensajería instantánea disponen, como no podía ser de otra manera, de interfaces de programación diferentes entre sí. Sin embargo, existen algunas herramientas cross-platform que nos permiten crear la lógica del bot –sin necesidad de programar– y exportarlo para las principales plataformas de mensajería.

Y de entre las diferentes propuestas, últimamente se habla mucho Sequel, pues permite crear la lógica que hay detrás de una interfaz conversacional de una manera gráfica e intuitiva.

Para empezar, tenemos que pensar en un chat-bot como un libro de "elige tu propia aventura", en el cual se presentan algunas opciones al usuario para hacerlo navegar en una historia precreada. A partir de aquí, lo podemos complicar tanto como queramos.

Sequel nos permite crear una historia en forma de árbol de decisiones, en la cual planteamos preguntas al usuario y le ofrecemos varias opciones de respuesta, en forma de botón –la manera más sencilla–, o de respuesta de libre.

En este caso, Sequel dispone de un módulo de procesamiento de lenguaje natural que permite detectar palabras clave para redirigir el usuario hacia el camino correcto.

Además, para los usuarios más avanzados, Sequel permite conectarse con servicios externos como por ejemplo catálogos de producto, servicios de reserva de tickets o cualquier sistema que admita conectividad externa.

Y un golpe acabado, el sistema permite exportar el chat-bot a Facebook Messenger, Telegram o Kik Messenger, de forma que una suela lógica es capaz de dar servicio a diferentes plataformas.

Queréis ver el resultado? Os hemos preparado un ejemplo muy sencillo, a modo ilustrativo, que podéis acceder añadiendo a Telegram el usuario VIAempresaBot.

 
Hoy Destacamos
Comentarios