Informática, mujeres y mordiscos

En el marco del 12x12 Congreso, una iniciativa de Tertulia Digital y SmartCat de la Generalitat de Cataluña se celebra este jueves la ceremonia de entrega de los pulses Mujer TIC 2018. El premio es un reconocimiento al papel fundamental de las mujeres en el mundo empresarial y académico en el ámbito de las TIC en las categorías de emprendeduría, academia, investigación, divulgación, iniciativa empresarial, proyecto estudiantil o mujer TIC revelación de la temporada.

Y esto es bueno y es doliendo a la vez. Bueno porque con el reconocimiento público se visibilitza el trabajo de mujeres profesionales que excel·leixen en sus ámbitos y doliendo porque el trabajo de mujeres profesionales que excel·leixen en sus ámbitos necesita todavía reconocimiento público para que sea visible.

"El premio es bueno y doliendo a la vez. Bono por el reconocimiento público con el cual se visibilitza el trabajo de mujeres profesionales, pero doliendo porque esta necesita todavía reconocimiento público para que sea visible"

Tenemos un déficit sistèmic en el sector TIC: el sistema educativo, la capacidad del país de atracción de talento ajeno y su capacidad de retención del propio no son suficientes para cubrir la demanda. La llegada de empresas del sector en Barcelona en los últimos tiempos, la creación de empresas incipientes y la demanda de los centros de investigación superan la capacidad de nuestro ecositema TIC de crear profesionales. La flamante alianza Digital Talento presentaba la semana pasada las cifras de oferta y demanda TIC en Barcelona: de septiembre a noviembre de 2018, respecto al mismo periodo del año anterior, la demanda de perfiles tecnológicos ha crecido en un 40%, de 2.834 ofertas a 3.964, mientras que los profesionales disponibles sólo han aumentado en un 7,5%, de 1.099 profesionales a 1.182.

Más info: Neix Barcelona Digital Talent per convertir la ciutat en "capital del talent digital"

La caída en picado desde los años 80 de las vocaciones TIC entre las mujeres hace la magnitud de la tragedia todavía más grande. Karina Gibert, la vicedecana del Colegio de Ingeniería Informática de Cataluña, lo resumía al Revolución 4.0 de Cataluña: "La visión que aporta la mujer a cualquier profesión es diferente a la que aporta el hombre". En su intervención expresaba que desconocía los motivos pero que en informática la presencia femenina es "minimíssima" y que esto es un motivo de preocupación a escala global.

La transformación que han sufrido las TIC los últimos años pueden explicar este fenómeno; la explicación es tripartita. En primer lugar, el rol central de la información. A los años 1960 cuando los primeros ordenadores entran a las empresas son las mujeres las que los usan. Los ordenadores sirven para hacer contabilidad, nóminas y ficheros de clientes, y en entornos empresariales son poco más que máquinas de escribir espabiladas. Esto cambia a los años 80 con la informática personal. El aumento de las capacidades de los ordenadores hace que la gestión de la información pase de la mesa de la secretaria a la del consejero delegado: una mejor gestión de la información posibilita mejores decisiones que la competencia.

El segundo motivo es el de la publicidad. Con la informática personal los ordenadores entran a las casas e inicialmente hacen funciones de consolas de videojuegos espabiladas. Recordáis los Spectrum, Commodore 64 y Amstrad. Las estrategias de marketing se dirigen a los niños de la casa y se venden como la evolución natural de los mecano y de los Scalextric, el juguete perfecto para el manitas de la casa. La publicidad crea la figura del geek. En los EE.UU. se observa una caída fuerte de las vocaciones femeninas en TIC a partir de esta época y los ordenadores pasan a ser una cosa de hombres. El paradigma de este fenòmen es la infame publicidad del Texas Instrumentos de 16 bits (2 bytes) donde dos mujeres comen literalmente la oreja de un geek bajo el eslogan de "two bytes are better than one" (dos mordiscos son mejor que una).

Y la tercera, a pesar de que no es exclusiva de las TIC, es el de la visibilidad. Cómo en otros ámbitos —ciencia, tecnología, empresa, religión— el trabajo de las mujeres es a menudo invisible. Esto no sólo hace imposible el reconocimiento presente del papel femenino en cada uno de sus ámbitos sino que hipoteca futuras eventuales vocaciones que se encuentran carecidas de referentes. Los educadores saben que de los 6 a los 10 años los niños se empieza a preguntar qué quiero ser cuando sea grande y que es entonces donde se tiene que incidir si se quiere que tengan el máximo de opciones donde elegir y remover. La de la tecnología, y en concreto la de las de las TIC, la tienes muy escondida si eres una niña.

El Barcelona Supercomputing Center tiene un programa de visitas por escuelas donde el recorrido que se hace por las instalaciones del Madre Nostrum. Para especial atención a los personajes femeninos y su influencia en el mundo de la computación: desde Ada Byron, la primera mujer que publicó un programa en el siglo XIX, hasta Margaret Hamilton, la ingeniera informática de la NASA que llevó el hombre a la luna, pasando por Grace Hopper, la ingeniera informática que escribió el primer compilador.

Más info: Ada Lovelace, la programadora del romanticismo

Como parte de esta iniciativa, el BSC colaboró con el grupo Macedonia en la grabación de su último videoclip Superordinador Marenostrum.

"La opción de la tecnología, y en concreto la de las de las TIC, la tienes muy escondida si eres una niña"

Por eso es importante que hoy conozcamos los nombres de las mujeres que han sido más relevantes en las TIC este 2018, nombres que añadiremos a los de Anna Ripoll, catedrática de Arquitectura y Tecnología de Computadores a la UAB; Mariola Dinarès, periodista especializada en TIC, comunicadora y emprendedora digital; Ana Sabater, ingeniera técnica informática cofundadora y directora asociada de EUGENOMIC; Ester Lorente, ingeniera informática del Master Innovation and Research inInformatics , especializada en Smart Mobility; Marina Blasco, estudiando de Sistemas de Telecomunicaciones e Informática, que está desarrollando un vehículo que se autogestiona energéticamente; Mireia Calvo, ingeniera superior de Telecomunicaciones, máster en Ingeniería Biomédica y un doctorado europeo en Procesamiento de Señales y Telecomunicaciones; Mar Alarcón, creadora de la primera plataforma tecnológica en España y, actualmente líder, de alquiler de vehículos entre particulares: Socialcar.com; todas ellas ganadoras de los Pulses Mujer TIC 2017 y referentes en sus ámbitos. Seguimos.

Más Información
La BIO eslovena
'Fake news' por la vena
El artículo líquido
Hoy Destacamos
Comentarios