La tecnología para mejorar la experiencia del paciente está al alcance de todos

Dar protagonismo a las decisiones compartidas, desde punto de vista del cambio que implica la evolución hacia un modelo donde se reconoce el papel activo del paciente y se respetan sus valores, con objeto de minimizar la incertidumbre para conseguir un mejor cumplimiento de los tratamientos y, por lo tanto, unos resultados más bonos. Se trata de una realidad que cada vez está más presente enel ámbito médico y donde la tecnología juega un papel capital, en un contexto en el cual hemos visto un progreso exponencial de los avances tecnológicos y de la biología hacia la medicina personalizada.

Los progresos tecnológicos facilitan la participación y la colaboración entre los diferentes actores asistenciales, como el paciente y el cuidador, que pueden tomar decisiones más informadas sobre el diagnóstico y el tratamiento. No obstante, hay que tener en cuenta que cuando hablamos de tecnología aplicada a la salud no sólo nos referimos a adelantos punteros que permiten mejorar el diagnóstico o la cura de una patología. La tecnología más efectiva para mejorar la experiencia del paciente la tenemos todos a casa y puede ser una mesita o un móvil que nos permitan comunicarnos mejor con nuestro médico. A Eurecat combinamos el potencial de estos dispositivos con sensores domésticos que permiten, por ejemplo, hacer el seguimiento remoto de un paciente crónico de manera no invasiva.

En este sentido, mejorar la comunicación con el paciente puede hacer que los profesionales de la salud puedan administrar más bien su tiempo y aumentar la calidad de las visitas presenciales. La tecnología no sólo permite hacer mejores estadísticas, que también, sino mejorar la calidad de la atención sanitaria, cosa que deriva en una mejor experiencia del paciente.

Se calcula que el 60% de las personas busca información sobre salud a Internet, pero sólo un 38% confía en los resultados de su investigación, un dato que contrasta con la confianza que genera la información proporcionada por los profesionales sanitarios, que llega al 92%. En este escenario, la tendencia es traer a la práctica las decisiones compartidas a través de una conversación entre el médico y el paciente que contemple a la vegada los valores, las evidencias y el contexto.

De acuerdo con los expertos, se trata de impulsar el modelo deliberativo de la toma de decisión compartida entre la persona, sana o enferma, y el profesional de la salud, si bien los dos tienen un papel relevante en esta conversación, donde el profesional de la salud tiene el conocimiento clínico, pero el paciente es quien mejor se conoce, de forma que puede aportar.

"Es primordial favorecer los puntos de encuentro anuales de los profesionales que trabajan en la mejora de la calidad asistencial y las empresas de servicios con soluciones por este sector"

En este apartado, el ejemplo más cercano e innovador lo tenemos en el portal de Decisiones Compartidas impulsado por la Agencia de Calidad y Evaluación Sanitarias (AQuAS) del Departamento de Salud de la Generalitat de Cataluña, en el que recientemente se está proporcionando una herramienta tecnológica que permite al paciente de esclerosis múltiple colaborar con el médico para escoger la modalidad de tratamiento que se ajuste mejor a sus necesidades y a sus preferencias respeto aspectos como la periodicidad y la vía de administración del tratamiento o sus efectos secundarios.

Otro buen ejemplo de comunicación multidireccional paciente – proveedor de salud mediante tecnología es el portal especializado PortalCLÍNIC, un espacio web que cuenta con información de contenidos de salud sobre enfermedades, pruebas, procedimientos y prevención para ayudar los pacientes a manejar sus preocupaciones con información fiable, de calidad, y ayudarlos a tener un papel activo en la cura de la salud.

Un ejemplo de adelanto en el estado del arte tecnológico y metodológico en el empoderament de los pacientes en un nuevo marco de atención integrada es el ensayo clínico que estamos liderando desde Eurecat en Cataluña, Holanda e Israel dentro del proyecto CONNECARE, que proporciona a enfermos crónicos complejas aplicaciones fáciles de utilizar por la monitorización, auto-gestión, formación y comunicación con los profesionales, a los que a la vegada se los facilitan herramientas inteligentes para la coordinación asistencial entre atención primaria y especializada, mediante la modelización y la ejecución de casos y el apoyo a la decisión.

También hay avances en el apoderamiento del paciente para crear sus propias soluciones tecnológicas, a partir de la idea que es básico para la mejora de la calidad de vida de las personas conocer sus necesidades reales, sus molestias del día a día y sus preocupaciones.

Todas estas innovaciones están contribuyendo a transformar el modelo asistencial y que este sitúe el paciente como el elemento clave y prioritario, mediante buenas prácticas destinadas a promover su implantación en el sistema de salud catalán, haciendo aflorar la investigación que se está llevando a cabo en el campo de la mejora de la calidad asistencial.

También es primordial favorecer los puntos de encuentro anuales de los profesionales que trabajan en la mejora de la calidad asistencial y las empresas de servicios con soluciones por este sector, tal como lo hará mañana el XPatient Barcelona Congress, un congreso que se lleva a cabo por tercera vez promover por el Hospital Clínico y Eurecat, con el fin de que la experiencia del paciente pueda servir como palanca de cambio para mejorar la manera de prestar los servicios sanitarios.

Más Información
El uso de avatares para el autocura de los pacientes, a debate al XPatient Barcelona Congress
Hoy Destacamos
Comentarios