Los corredores mediterráneos venden de Arbeca

Cuando a los 80 estudiaba al instituto de Tàrrega los corredores mediterráneos venían todos de Arbeca. Y no en el sentido metafórico de la expresión sino en el literal. Los de Arbeca siempre han sido buenos corredores y ganaban todas las cursas populares de entonces. El origen de la parèmia "Venir / bajar de Arbeca" se remonta al año 1892. Con motivo del cuarto centenario de la llegada de Colom en América, en Barcelona se celebró una cursa con valiosos premios a la que participaron corredores de todo el mundo, también una nutrida representación arbequina. "Todo el mundo vestía más o menos la indumentaria propia de los deportivos de aquellos tiempos, excepto los de Arbeca, que corrían con calzoncillos largos de temarell", explica Joan Amades al Refranero catalán comentado. La gente que preguntaba quién eran aquellos corredores que hacían aquella fila, obtenían como respuesta: "Venden de Arbeca!". Hoy la expresión se utiliza para designar alguien que viene del pueblo despistado y que no está al caso del que pasa.

Mientras estáis leyendo estas rayas, 1.500 miembros de empresas, patronales, sindicados, cámaras de comercio y otras entidades corren hacia el Palacio de Congresos de Barcelona para reivindicar "una infraestructura clave para la competitividad, la cohesión, la vertebración y la movilidad". Podría ser el bicing, la línea 9 del metro, un centro de datos para una aplicación competencia de Uber, pero no. Se encuentran para hablar de otro corredor, este golpe en mayúsculas: de Corredor Mediterráneo. Antes de que en Barcelona se han hecho encuentros y actividades en Tarragona, Murcia, Almería, La Encina, Valencia, Madrid, Campo de Gibraltar, Málaga, Granada, Cartagena, Llorca, Alicante, Castelló, Reos y Martorell con el triple objetivo de: 1) escenificar la importancia y la necesidad de aital infraestructura; 2) concienciar el conjunto del país (el que sea) y hacerlo partícipe de la reivindicación; y 3) presionar el poder político para que se comprometa en la ejecución de la infraestructura.

"La lista de ciudades del tour que los empresarios han hecho hasta llegar hoy en Barcelona se asemeja poderosamente a la Vía Augusta"

La lista de ciudades del tour que los empresarios han hecho hasta llegar hoy en Barcelona se asemeja poderosamente a una "una infraestructura clave para la competitividad, la cohesión, la vertebración y la movilidad" de hace 2.000 años: la Vía Augusta. La Vía Augusta conectaba las ciudades más importantes de la Península Ibérica con Europa; desde Gerunda (Girona) hasta Gades (Cádiz) pasando por Bàrcino (Barcelona), Tàrraco (Tarragona), Dertusa (Tortosa), Saguntum (Sagunto), Valentía (Valencia), Saètabis (Xàtiva) o Ilice (Elche), Carthago Nueva (Cartagena), Corduva (Córdoba), Astigi (Écija) y Híspalis (Sevilla). De esta época es también el corredor mediterráneo Luci Minici Natal Quadroni, que va nèixer a Bàrcino el 97 dC y que fue campeón olímpico de quàdrigues en 129 a la 227ene Olimpiada en Grecia.

Los empresarios que hoy llegan a salto de mata en Barcelona lo hacen después de recorrer buena parte de la Vía Augusta (de Carthago Nueva a Bàrcino). Me veo en la obligación, pues, de añadir a la lista de corredores mediterráneos a Vicente Boluda (Boluda Corporación Marítima), Juan José Brugera (Colonial), Artur Carulla (Agroalimen), Ignacio Ferrero (Idilia Foods), Javier Godó (Grupo Godó), Clemente González (Alibérico e IFEMA), Jordi Vado (Caixabank), Juan Roig (Mercadona), Javier Moll (Prensa Ibérica Media) Josep Oliu (Sabadell), Agnès Noguera (Libertas 7), Josep Terradellas (Casa Tarradellas) y Miguel Torres (Familia Torres). Lo hago con la esperanza que, como Luci Minici Natal Quadroni, algún día lleguen a ser campeones olímpicos y nos ayuden así a llegar al corazón de Europa, y con el deseo firme que nunca nadie los pueda decir que bajan de Arbeca.

Més informació
Un nuevo impulso a Corredor Mediterráneo urge
Tarragona también quiere lo Corredor
Hoy Destacamos
Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Lo más leido