Confecomerç: "Se están tomando decisiones de compra de proximidad"

La confederación de comerciantes valencianos alerta de la desertización del consumo al centro de las ciudades a cambio de una más alta dinamización de los comercios de barrio

Una carnisseria al mercat central de València | iStock Una carnisseria al mercat central de València | iStock

El comercio de proximidad se activa lentamente después de meses muy duros. "El mal en el mes de mayo fue demoledor, pero ahora se está recuperando la demanda. Hay miedo a los rebrotes y vemos como el centro de las grandes ciudad están vaciados de personas con el transporte público bajo mínimos; mucha gente está tomando la decisión de no moverse, pero los comercios de barrio están viéndose beneficiados. La gente está tomando decisiones de compra de proximidad", ha destacado Rafael Torres, presidente de la Confederación de Empresarios del Comercio, Servicios y Autónomos de la Comunidad Valenciana (Confecomerç CV) en la presentación online de este martes de la campaña Pequeño comercio. El futuro que compras.

La propuesta busca "llamar la atención sobre el valor de las cosas verdaderamente importantes para nosotros cómo es el futuro", en unas circunstancias tan especiales como las actuales, después de la crisis por el coronavirus. La presentación ha contado con la participación del conseller de Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Trabajo, Rafael Climent, quien ha recordado que la Generalitat Valenciana ya ha abonado los importes a cerca de 43.000 autónomos valencianos en concepto de ayudas extraordinarias.

¿Nuevo modelo de consumo?

Torres ha señalado que "estamos ante un escenario en el cual se hace imprescindible preguntarnos por el modelo de consumo y el modelo de ciudad que queremos, siendo cada vez más relevante apostar por la sostenibilidad, el medio ambiente, la proximidad y el fomento de nuestro tejido empresarial, en definitiva, por nuestra economía local. Hemos pasado por una crisis sanitaria, que ha derivado irremediablemente en una crisis económica y social, y que esperamos nos haga recapacitar sobre la forma más adecuada de comprar, más respetuosa, más saludable, que vele por valores sociales, que genere un futuro para nuestras generaciones, que apueste por un entorno más justo, equilibrado, siendo esencial el cuidado de nuestra producción local, así como de nuestros canales de distribución donde el pequeño comercio es una pieza esencial".

"Además, en un momento crucial como éste, tenemos que enaltecer el papel del comercio minorista, en el cual trabajan más de 210.000 trabajadores autónomos y por cuenta de otro, que generan al sistema 4.410.388.632 euros en sueldos y salarios, y 1.181.544.828 euros en inversión en activos materiales, que favorecen la conciliación y la estabilidad, que evitan la contaminación, largas colas y aglomeraciones, a diferencia otros formatos, que no deja huella de carbono, que no causan un perjuicio a ciudades y municipios, que apuesta por una economía más justa y más sostenible", ha señalado Torres.

Para la consellería valenciana, proximidad, calidad y servicio, además de descarbonización, son las claves del comercio local

Por su parte, el conseller Climent ha valorado que la pandemia del COVID-19 ofrece la oportunidad de elaborar planes de recuperación que reviertan las tendencias actuales y cambian nuestros patrones de consumo y producción hacia un futuro más sostenible. Ha apuntado que el Consell valenciano ha movilizado 7,4 millones de euros de ayudas urgentes para paliar la situación del sector comercial. "El consumo y la producción sostenibles consisten a hacer más y mejor con menos y desvincular el crecimiento económico de la degradación medioambiental, aumentar la eficiencia de recursos y promover estilos de vida sostenibles", ha remarcado. Proximidad, calidad y servicio, además de descarbonización, son las claves del comercio local.

Merchandising por el comercio local

La actuación presentada tiene por objeto destacar lo mucho que se juega la sociedad después de los efectos que ha dejado la pandemia mundial y la capacidad de poder tomar conciencia, invitando a la reflexión sobre el futuro, sobre cuál es la mejor manera de comprar, de preservar el territorio, de mantener el equilibrio.
Para la iniciativa, se han editado piezas como vinilos de suelo (16.200 unidades), la finalidad de las cuales es marcar la distancia mínima de seguridad entre personas a la entrada del comercio, o del virus; así mismo, también se han realizado unos vinilos circulares para los escaparates, con la leyenda "Aquí hay futuro" Pequeño Comercio #ElFuturoQueCompras, que contiene las frases "Uno más sostenible y justo", "Un donde la riqueza se queda cerca de tú".

Además, se han producido cerca de 200.000 bolsas de papel, con la imagen corporativa de la iniciativa, que lleva como frase principal "Aquí cabe un futuro mejor", que se ha repartido entre los comercios asociados, y que a su vez se distribuirán entre los clientes del comercio del territorio. Para los mercados municipales también se han diseñado lonas y delantales con el lema de la acción.

Més informació
Las nuevas persianas del comercio de siempre
Recompensar a los sanitarios fomentando el turismo y el comercio
Hoy Destacamos
Lo más leido