Seis motivos para creer que superaremos (pronto) la crisis del Covid-19

Asumir que llega la etapa de pruebas de ensayo-error o pasar de 'Just in Time' a 'Just in Caso', algunas ideas del que ya está para venir

Jove usant mascareta per retirar diners del caixer amb targeta de dèbit | iStock Jove usant mascareta per retirar diners del caixer amb targeta de dèbit | iStock

Empezaremos por el final, con una gran dosis de positivismo: "La humanidad tiene la capacidad para salir de esta crisis". Es la reflexión con que se ha cerrado el webinar El impacto económico después de la Covid-19 del ciclo Retos para el futuro organizado por la Fundación Ibercaja, que partía de la base que todos compartimos: vivimos una crisis inédita que requerirá políticas inéditas. Hemos elegido esta frase porque es una invitación al optimismo que ha reinado a la conferencia virtual moderada por el coordinador del área de proyectos singulares de la entidad, Jaime Armengol, y que ha contado con el análisis de Eduardo Bandrés Moliné, catedrático de Economía Aplicada por la Universidad de Zaragoza, y Francisco Bono Ríos, doctor en Ciencias Económicas y exdirector del Servicio de Estudios de Ibercaja.

Ambos han sido consejeros del Gobierno de Aragón de Economía. Su abrupto impacto en términos de desigualdad social y el derrumbe de las economías exige el diseño de estrategias de carácter paliativo a corto plazo, y por otro lado, de la aceptación de un escenario de gran incertidumbre a largo plazo. A pesar de esto, y como vacunas contra el miedo, los ponentes han dado seis motivos para creer que superaremos la crisis del Covid-19. Y que lo haremos pronto. Son éstas.

1 Resiliencia como clave para la supervivencia

Que hay que adaptarse a la situación es una evidencia; quién sepa establecer los mecanismos para hacerlo más rápidamente en posibles crisis futuras, conseguirá la clave de la supervivencia. El diccionario define el término "resiliencia" como la "capacidad de una persona o de un grupo para continuar proyectándose en el futuro a pesar de condiciones muy negativas o vivencias traumáticas".

Bono ha reflexionado que ahora hay que preguntarse: "¿Qué es el largo plazo? ¿Cómo hacemos un presupuesto familiar, empresarial o a las instituciones? ¿A uno o a cinco años? Esta crisis requiere más capacidad de adaptabilidad a los cambios y a posibles sustos. Esto modificará muchas pautas de gestión a las empresas. Tendremos que hacer muchas pruebas de ensayo-error".

2 Política económica: hilar fino y no regar 'a manta'

En primer lugar, los dos ponentes han valorado positivamente que "la política económica está respondiendo" y lo está haciendo de manera "más rápida y adecuada que en crisis anteriores". Bandrés ha aplaudido los ERTE, "que han permitido sostener la ocupación", y también la aceleración del Ingreso Mínimo Vital y las ayudas a los autónomos. Ahora bien, ha subrayado la importancia de ser conscientes que es una crisis muy desigual y asimétrica: afecta más a los jóvenes, al trabajo temporal –"ha supuesto el 90% de la destrucción de ocupación"-, y no es lo mismo la afectación a una empresa que ha incrementado las ganancias fabricando material sanitario que otra dependiente del turismo, como es el caso de la hostelería.

Bono ha observado que esta crisis ha generado "dos tipos de personas": "Las que han mantenido prácticamente su nivel económico, como los funcionarios, y las que han estado dos meses sin ingresos, como es el caso de los trabajadores del mundo de la cultura o los feriantes y tienen ahora una pobreza sobrevenida que aumenta las desigualdades".

Bono: "La crisis ha generado dos tipos de personas: las que han mantenido prácticamente su nivel económico, como los funcionarios, y las que han estado dos meses sin ingresos"

Bandrés ha destacado que el coronavirus ha puesto encima de la mesa "la discrepancia más grande en 40 años entre el índice bursátil de las compañías tecnológicas, el NASDAQ, y el industrial, el Dow Jones", es decir, entre "la nueva y la vieja economía". El primero ha subido este 2020 un 18%, mientras que el segundo ha registrado un -8,3%. Por eso, ha afirmado que "la política económica tiene que mirar sector por sector, identificar bien los colectivos más críticos y no regar a manta". "Se tiene que hilar más fino", ha añadido. Banés ha observado que la asimetría también se ve en una "desigualdad territorial", que se tendrá que ver "cómo se va compensando".

3 De 'a Just in Time' a 'Just in Caso'

El conocido como 'método Toyota' cambiará, o esto ha augurado Bandrés. Ha afirmado que esta crisis bastante a "pasar de Just in Time a Just in Case" para no volver a encontrarnos ante una situación crítica y con pocos suministros, como ha ocurrido con las mascarillas y el resto del material sanitario. Bono cree que "la cadena de suministros se verá modificada" y Bandrés confía que avanzaremos hacia "una globalización corregida" donde "Europa se integrará más". Igualmente, Bono asegura que puede ser un "momento-oportunidad" para abordar "importantes cambios en las formas y estructuras de las administraciones" gracias a la digitalización para agilizar trámites como "necesitar tres meses para poder abrir una empresa".

Bandrés confía que avanzaremos hacia "una globalización corregida" donde "Europa se integrará más"

4 La unión hace la fuerza

Tanto Bono como Bandrés han considerado que "es fundamental un acuerdo entre las fuerzas políticas" y entre las autonomías, donde han arreciado su compromiso por un estado federal. "Autonomías: ahora o nunca. Hay que replantearse temas como la coordinación, la educación o la sanidad entre los diferentes niveles. No sé si saldremos de ésta en forma de V o de Uno, cada cual lo hará de una manera diferente, pero saldremos antes cuanto más de acuerdo estemos", ha afirmado Bono. El catedrático Bandrés ha añadido que ve "con esperanzas" los últimos "gestos, acuerdos y acercamientos entre las grandes fuerzas políticas". Por otro lado, Bono cree que "Europa está respondiendo con una potencia de fuego enorme".

5 Un empujón a la descarbonización de la economía

La economía verde ya estaba presente a las instituciones y a las empresas antes del Covid-19, pero ésta podría acelerarla. "Es un impulso", asegura Bandrés, y ha opinado que "la sociedad no puede evolucionar dejando atrás a la gente, se tiene que buscar un crecimiento más inclusivo" que en otras crisis. En este contexto, ha preguntado: "¿Qué pasará con las ciudades? Las pandemias se están enseñando especialmente con las ciudades más grandes antes que con el mundo rural". Bono ha aprovechado para aplaudir el proyecto Mobility City de la Fundación Ibercaja sobre la nueva movilidad, que si "antes era importante, ahora es vital".

6 Razones para el optimismo

Esta "es una crisis diferente que no se debe de al buen o mal funcionamiento de la economía", sino a un factor exógeno, como es un virus. ¿Y esto qué quiere decir? Cómo sostiene Bono, que "a diferencia de la crisis de 2008, ahora todo el mundo tiene una liquidez más grande", "las instituciones pueden aportar importantes cifras de dinero" y "las empresas están ahora más escarmentadas" que entonces, "tienen más vacunas internas". Además, desde un punto de vista sociológico, recuerda que en 2008 "todo el mundo tenía sus culpables", ya fuera la banca o los políticos, y ahora, al menos en cuanto al origen, "no nos hemos lanzado acusaciones".

Por su parte, Bandrés ha destacado que "esto no es una recesión, sino una paralización de la economía porque lo han decidido los gobiernos. El punto de partida del sistema financiero es mejor y la situación de las empresas es incomparablemente superior". "Es un shock diferente. Hemos sufrido caídas superiores al 10%, una intensidad más grande que en 2008, pero durará menos, las pérdidas acumuladas serán menores", ha analizado, cosa que explica el hecho que "la clase económica ha reaccionado de manera más rápida".

Bandrés: "El punto de partida del sistema financiero es mejor y la situación de las empresas es incomparablemente superior"

El exdirector del Servicio de Estudios de Ibercaja ha confesado que le ha gustado "que los gobiernos hayan puesto el foco en las empresas, que son las que crean la actividad, la renta, los impuestos, etc. En política económica, más importando que saber qué hacer, es saber que no se tiene que hacer. Y que hace falta no demorarse, y es el que se ha hecho", ha opinado. Y Una inyección final de positivismo realista: "Es un momento muy difícil, pero la humanidad siempre ha salido adelante de situaciones peores, de grandes guerras. Y siempre lo hemos hecho con un grado más de humanidad y de desarrollo".

Més informació
Banqueros indignados por la fama
Hoy Destacamos
Lo más leido