La empresa pide rebajar la fiscalidad catalana: "Nos perjudica a la competitividad como país"

Las patronales y asociaciones empresariales reclaman cambios en la gestión a la administración para mejorar la competitividad

Empresaris fan pinya per reclamar millores a l'administració | Cecot Empresaris fan pinya per reclamar millores a l'administració | Cecot

Patronales y asociaciones empresariales catalanas han levantado la voz para reivindicar mejoras en la administración. "El impacto de la pandèmia conlleva nuevos retos, pero también nuevas oportunidades para nuestro tejido empresarial, que necesita nuevos marcos de gestión y governancza", proclaman la Cecot, la Associació Comarcal d’Empresaris del Berguedà, el Centre Metal·lúrgic Sabadell, el Consell Intersectorial d’Empresaris, la Federació Empresarial Gran Penedès, la Federació d’Organitzacions Empresarials de Girona, la Patronal Metal·lúrgica Catalunya Central, la Unió Empresarial Anoia i la Unió Empresarial Intersectorial. Todas han acordado un plan de acción conjunto para reactivar la economía y apoyar la recuperación de pequeñas y medianas empresas.

"El modelo fiscal tiene que ayudar a las empresas a consolidarse y reducir los grabàmens cuando se hacen bé las cosas"

Las tres grandes preocupaciones que expresa la empresa son la cooperación publicoprivada, el modelo tributario y los perfiles profesionales. Una de las demandas es reducir la presión fiscal en Catalunya: "La fiscalidad catalana nos perjudica a la competitividad como país". "El modelo fiscal tiene que ayudar a las empresas a consolidarse y reducir los gravámenes cuando se hacen bien las cosas. Una propuesta es la devolución del impuesto sobre sociedades por innovación o internacionalización", señalan.

Así mismo, reivindican "una política seria para reducir de manera efectiva la economía oculta". Sobre el papel de la administración, se muestran críticos con la lentitud de los procesos burocráticos y defienden la necesidad de establecer "vías para acelerar o reducir el tiempo destinado en tramitaciones con los ayuntamientos para que que no se conviertan en el principal escollo a la hora de iniciar o de gestionar actividades económicas".

La colaboración publicoprivada

Las patronales reivindican tejer una relación de confianza entre el sector público y privado, que actualmente no detectan. Una de las quejas es la disparidad de criterio en los técnicos y funcionarios y apuestan por establecer criterios que "anulen la interpretación particular de cada técnico" y que "conlleva diferencias entre municipios dificultando o perjudicando el desarrollo de la actividad empresarial".

Además, ven necesario impulsar una campaña de prestigio de la actividad empresarial y de la figura de los empresarios, empezando por los centros educativos para poder implantar "una visión pro-empresa".

El modelo vasco

En cuanto a la formación, los empresarios denuncian que la dependencia de la Formación Profesional de la Conselleria d'Ensenyament, en lugar de la de Empresa, genera problemas. Para resolverlo, proponen la implantación del sistema vasco de centros integrados de formación. También ven necesario desarrollar programas e impulsar campañas orientadas a los alumnos desde la primaria hasta la ESO para hacer crecer el interés por los oficios y generar vocaciones profesionales de tipos técnico.

Por todo ello, las patronales muestran su colaboración a la administración: "Las organizaciones empresariales tienen un papel importante a desarrollar". Además, piden tener en cuenta que la gran mayoría del tejido empresarial de Catalunya está formado por pequeñas y medianas empresas.

Hoy Destacamos
Lo más leido