Netscape y la lucha contra el monopolio de Microsoft en la prehistoria de Internet

El primer navegador de la historia logró cuotas de mercado superiores al 90% hasta que Bill Gates decidió que aquel negocio también tenía que ser suyo

Jim Clark y Marc Andreesen, fundadores de Netscape
Jim Clark y Marc Andreesen, fundadores de Netscape

Hubo un tiempo, justo antes de que Internet fuera un mundo de acceso universalizado, en que sólo unos pocos usuarios tenían acceso a la red desde sus casas, y de una forma muy diferente de la que hoy conocemos. Los pocos habitantes de los Estados Unidos que tenían un módem hacia el año 1993 no navegaban libremente por diferentes webs, tal como hacemos hoy, sino que se conectaban al servicio de una compañía como America Online (AOL) y accedían a los servicios predeterminados por su proveedor de Internet, incluidos los exitosos chats donde se encontraban los usuarios de la misma operadora. Si hoy tenemos acceso a miles de millones de webs, es gracias a Timer Berners-Lee, que el 1989 inventó la World Wide Web, y a Jim Clark y Marc Andreesen, fundadores de Netscape, el navegador que puso las bases sobre las cuales hoy se sustentan Chrome, Safari o Explorer.

La historia de Netscape empieza el 1993, cuando Andreesen crea Mosaico, el que es considerado el primer navegador web de la historia. Un año después, Andreesen y Clark lanzarían la versión comercial que finalmente triunfaría. El programa suponía una nueva manera de enfrentarse a la red. Por primera vez el usuario contaba con una barra de texto vacía, en la que podía escribir la URL de cualquier web y visitarla, saltando así el mundo cerrado que suponía la navegación a través de los servicios de los mismos operadores.

Netscape llegó en el momento justo y aportó las innovaciones necesarias para convertirse en el navegador de referencia al mundo

Netscape llegó en el momento justo y aportó las innovaciones necesarias para convertirse en el navegador de referencia del mundo. No sólo se lanzó un año antes del estallido de la Internet doméstica, sino que en las primeras actualizaciones incorporó novedades como el lenguaje script –para llenar y validar formularios-, la gestión de correos electrónicos, el CSS y el lenguaje hipertextual, entre otras muchas.

La primera intención de Andreesen y Clark era crear un programa de pago, pero muy pronto empezaron a circular versiones gratuitas del programa y la empresa, finalmente, se sumó a esta distribución libre. Lo que perdieron por la venta del producto lo consiguieron a través de la conquista del mercado: entre los años 1996-1997, el 90% de los usuarios de Internet navegaban con Netscape y la empresa inició el inicio de la era de las puntcom saliente a bolsa.

La piedra en el zapato de Microsoft

El lanzamiento y el éxito de Netscape cogió a contrapié a los desarrolladores tecnológicos del momento, en especial a Microsoft , que en 1995 apenas lanzaba su sistema Microsoft Network (MSN) para competir con AOL en el terreno de los operadores de Internet y centraba su estrategia empresarial en el lanzamiento de nuevos sistemas operativos. Netscape marcaba el paso en la tecnología del futuro y Bill Gates no lo quiso permitir.

Microsoft dedicó unos años a replicar las funcionalidades de Netscape en su propio navegador: Internet Explorer, que hacía lo mismo que el navegador original, pero peor. La estocada mortal para Netscape llegó en 1998, cuando Microsoft incluyó la versión 4.0 del Explorer en todos sus sistemas operativos Windows 95. Los usuarios ya no tenían que instalar ningún programa: Bill Gates les ofrecía un navegador dentro del paquete de programas que ya tenían. En pocos años, Internet Explorer estaba en el 95% de los ordenadores domésticos del mundo.

La estrategia funcionó y provocó una caída en picado en el uso de Netscape hasta el punto que, sólo un año después, AOL tuvo que rescatar la compañía. Un movimiento, pero, que no salvó el producto, que desaparecería finalmente el 2008, cuando su uso entre los internautas era sólo del 0,6%.

Antes de la venta de Netscape a AOL los creadores abrieron el código del programa, que después aconteció la base del proyecto Mozilla

Aun así, los fundadores sí que hicieron un último movimiento para dar una segunda vida a Netscape. Antes de la venta a AOL, Clark y Andreesen liberaron el código de programación para que los mismos usuarios lo aprovecharan y lo mejoraran. Este código fue la base del proyecto Mozilla, que en 2002 lanzó Firefox, la alternativa libre y gratuita a Explorer.

La actuación de Microsoft acabó con Netscape, pero también fue el inicio de una demanda en los Estados Unidos contra la empresa por abuso de poder por monopolio. El proceso afectó la buena imagen que tenía Bill Gates en los Estados Unidos y fue uno de los causantes de su renuncia al cargo de CEO de la empresa, el 13 de enero del 2000. Netscape cayó, pero arrastró al rey con él.

Más Información
Levi Strauss: de la mina a la pasarela
Hotmail, la primera lucha contra Apple por la privacitat
Schweppes, Darwin y el origen de la tónica
Hoy Destacamos
Comentarios (1)
SaraMompart.com
M'ha fet il·lusió recordar aquells anys de NETSCAPE... però també ho he llegit amb certa anyorança. Va revolucionar la nostra professió! Ja pel 96 vaig iniciar la meva aventura dins del disseny web, i Netscape va estar fonamental en el desenvolupament de les nostres mires de futur com a grafistes.