Moreno: "Espacio, tiempo o silencio son las nuevas batallas urbanas"

El profesor defiende que "la ciudad de los 15 minutos da respuesta a las plataformas que destruyen valor urbano"

Carlos Moreno es científico, empresario y profesor de la Universidad de París 1 Pantheón - Sorbonne. | Cedida Carlos Moreno es científico, empresario y profesor de la Universidad de París 1 Pantheón - Sorbonne. | Cedida

Carlos Moreno es científico, empresario y profesor de la Universidad de París 1 Pantheón - Sorbonne. También es Caballero de la Orden de la Legión de Honor y medalla de la Prospective 2019 de la Academia francesa de Arquitectura. Se autodefine como un apasionado de la innovación, la ciencia, el progreso, la creación de valor y la creatividad en todas sus formas. Es precursor del concepto de "ciudad digital sostenible" o "ciudad viva". Moreno es el ideólogo de parte de las propuestas de la alcaldesa de París, Anne Hidalgo, que se presenta en marzo a su reelección. Su propuesta es convertir París en "una ciudad centrada en las personas y en la vida diaria de los parisinos" y para ello se parte de una nueva concepción del urbanismo: el crono-urbanismo. Ciertamente, nuestras ciudades se han centrado en la movilidad, en muchos casos en la movilidad privada que ocupa una cantidad enorme de espacio de la ciudad y diluye la relación con tu entorno más inmediato dividiendo las ciudades entre centro – donde pasa todo – y periferia donde pasa poco o nada. Esta división centro-periferia tiene efectos evidentes en nuestra huella ecológica, pero también en nuestra forma de vivir y relacionarnos y en la vida de la ciudad. Existe un aspecto importante y hasta ahora inédito: el tiempo. Los continuos desplazamientos son unos modernos ladrones de tiempo.

Més info: Carrión: "Las librerías tienen que reaccionar contra Amazon!"

¿Qué es el crono-urbanismo?

El punto de partida del crono-urbanismo es la necesidad de comprender que no habrá calidad de vida urbana sin haber transformado radicalmente nuestras relaciones con el tiempo y el espacio. Se trata de comprender la ciudad en términos de cómo sus habitantes utilitzan el tiempo de la vida urbana. Esto significa interesarse por los ritmos de vida, las temporalidades ligadas a la ocupación del espacio urbano, las transformaciones de sus usos, y los tiempos útiles e inútiles que se necesitan para acceder a las funciones sociales urbanas esenciales.

Cómo se puede vivir de forma distinta? 

Vivir de forma diferente significa, ante todo, cambiar nuestra relación con el tiempo, esencialmente el de la movilidad, que ha degradado en gran medida la calidad de vida a través de viajes costosos, desde todos los puntos de vista. ¿Cómo ofrecer a los residentes urbanos una ciudad serena y al mismo tiempo satisfacer sus funciones sociales urbanas esenciales? Es hora de avanzar no más en la planificación urbana sino en la planificación de la vida urbana. Se trata de operar una transformación del espacio urbano todavía altamente monofuncional, con la ciudad central y sus diversas especializaciones hacia una ciudad policéntrica, respaldada por cuatro componentes principales: proximidad, diversidad, densidad y ubicuidad, para ofrecer esta calidad de vida en distancias cortas, a través de las seis funciones sociales urbanas esenciales que son: vivir, trabajar, aprovisionarse, cuidarse, aprender, descansar. Hay que reconstruir la solidaridad en ciudades en los que el anonimato va de par con el sentimiento de soledad y sufrimiento.

"Vivir de forma diferente significa cambiar nuestra relación con el tiempo y la movilidad"

De la teoría a la práctica y en un una ciudad con un centro tan importante com el de París. 

La alcaldesa de París, Anne Hidalgo, integro muy rápidamente este concepto en su visión de candidata adaptándolo al contexto de Paris. La herencia de Haussman es la de una ciudad muy accesible que hace que Paris sea la ciudad del mundo en la que caminar es mas de la mitad de la forma de desplazarse de sus habitantes. Al mismo tiempo, Paris tiene muchas infraestructuras de servicios de todo tipo públicos y privados.

Ciertamente, pero ¡no podemos tener un Museo del Louvre en cada barrio!

No se trata de hacer un estadio o un Louvre en cada barrio. La proposición está basada esencialmente en la revitalización de los servicios de cortas distancias, 15 minutos en movilidad activa (a pie o en bici) basada en cuatro criterios: redescubrir todos los recursos de proximidad, utilizar los metros cuadrados existentes más y mejor, darle a cada lugar múltiples usos y reapropiarse del espacio público para hacer de él, lugares de encuentro, de vida. Nuestro modelo, nuestra hoja de ruta, es una orientación ambiciosa, para facilitar un acceso de proximidad a lo que pueda ser la mayoría de los servicios indispensables a la calidad de vida: habitación, trabajo, aprovisionamiento, bienestar, aprendizaje, ocio. Nuestro objetivo es crear calidad de vida urbana en todo lugar, alegría de vivir en su entorno, desarrollo de la sociabilidad y disminuir los desplazamientos inútiles.

¿Zonas siempre fijas o de elementos no permanentes como los que encontramos en Broadway, NYC?

Anne Hidalgo ha hecho propuestas muy innovadoras: la escuela pública, un elemento estructurante de la República francesa, será la capital del barrio, como vector de transformación. Abrir las escuelas los fines de semana para transformar su uso, la creación de kioscos ciudadanos de proximidad como referentes de la presencia municipal, los platos artísticos, que pueden ser fijos o móviles para integrar la cultura urbana de proximidad, los cruces de calles transformadas en plazas verdes. También: las calles peatonales o con tráfico reducido con vegetalización y diseño para estar allí, las calles para niños, sin tráfico automotor para prolongar las áreas de juego sin peligro y favorecer la actividad y encuentro físico, abrir la alcaldía con salas abiertas como lugar de estudio y encuentro, complementarias de los horarios de bibliotecas, el acompañamiento a las personas de tercera y cuarta edad para mejorar sus condiciones de vida, los centros Social Sport Club mezclando vida social y deportiva, el apoyo a los comercios de barrio con la creación de un establecimiento municipal gestionando su cadastro y propiedad, un servicio municipal de policía sin armas letales, con paridad de género y formación para mediar y estar presente… Y muchas más.

"No se trata de tener un Louvre en cada barrio, sino de revitalizar los servicios de distancias cortas"

Hay un cierre progresivo de comercios locales y su substitución por el reparto a domicilio de productos o comida como Uber Eats. 

Sí, para todas las capitales sometidas a la presencia de las plataformas que destruyen valor urbano, económico y social, (Amazon, Uber Eats…), es un gran desafío en esta era digital omnipresente. La ciudad de los 15 minutos es una respuesta a esta cuestión clave. Recreando los vínculos urbanos de proximidad, queremos favorecer toda clase de servicios que tienen una presencia física y representan una actividad económica y al mismo tiempo, son lugares de vida. Librerías, mercados, comercios, panaderías, toda clase de comercios, serán apoyados.

¿Cómo encaja esto en la propuesta de París?

La ciudad de Paris tiene una agencia que maneja su patrimonio inmobiliario dedicada a los comercios y actividades de servicios de proximidad, que será ampliada y reforzada para darle mayor impacto y amplificar estos servicios accesibles a los 15 minutos. Al mismo tiempo, sabemos que este combate no se ganara si no se cambia el comportamiento de los habitantes creando nuevas urbanidades: la facilidad es hacer el pedido por la plataforma y debemos hacer un trabajo pedagógico para que este gesto sea transformado en ir a la librería mas cercana. Esto significa insistir en un cambio cultural. Entender la cercanía de cadauno como lugares festivos, con cultura y arte presentes. Y se trata de que los niños, los jóvenes se sientan bien en su barrio, igualmente.

Cambio de paradigma de la humanidad: nuestra civilización basada en combustibles fósiles ya no es sostenible. 

Paris es la ciudad del mundo en la que el primer medio de transporte, mas del 50% es andando. Es la herencia del Paris de Haussmann. La movilidad a la hora del cambio climático debe privilegiar una baja emisión de CO2, es una prioridad y un deber hacia las próximas generaciones que lo piden a gritos en las calles del mundo. Paris ha cambiado radicalmente en estos seis años por la acción extraordinaria de Anne Hidalgo. La autopista que bordea el Sena es ahora un parque urbano de 3,3 quilómetros. La dura huelga reciente del transporte mostró la eficacia de las velorutas construidas y los parisinos de manera masiva utilizaron las bicis, con sus carriles protegidos atravesando la ciudad. Ahora, con esta visión de una ciudad que profundizara su cambio de paradigma en movilidad, Hidalgo ha anunciado igualmente el plan más ambicioso de todas las capitales mundiales para continuar transformando la movilidad hacia una ciudad 100% bici en 2024. No se trata de hacerle la guerra a los autos sino de priorizar lo que debe ser: los peatones, las bicicletas, los servicios públicos de transporte colectivo, los taxis, coches de servicio y al final, los autos particulares y las motos.

"El objetivo es invertir 360 millones de euros en seis años para hacer de Paris la capital mundial de la bici"

Es la movilidad del “nuevo” Paris.

Cada calle de Paris tendrá su carril de bici y la superficie de los autos en aparcamiento será reducida en su máxima posibilidad tanto en superficie como en subterráneo. Estos serán transformados en superficie en lugares de encuentro y en subterráneo en estacionamiento para bicis, talleres para reparación de bicis. El objetivo es invertir 360 millones de euros en seis años para hacer de Paris la capital mundial de la bici. La multimodalidad de baja emisión de carbono, marcha, bici y transporte público son la columna vertebral de este cambio de paradigma. Reinventar la proximidad es disminuir las movilidades para que aquellas que realmenten sean necesarias sean más fluidas.

Nuestra economía también está cambiando. Al encapsular buena parte del modelo operativo de las empresas en software, en lugar de grupos humanos, nuestras empresas han reducido su tamaño, aumentado escalabilidad, eficiencia y productividad.

Como en todo el mundo, la economía de producción del siglo pasado se ha transformado hacia una economía de servicios, fuertemente impactada por las rupturas tecnológicas y la primera de ellas la fuerza del digital, los algoritmos, la IA y las plataformas. Paris es una ciudad – mundo que posee gran atractividad en Europa y el Brexit va a darle un peso todavía mayor.

Cloud permite la creación de empresas con mucho menos capital y con costes operativos muy bajos. En vez de tener unas pocas grandes empresas, ahora tenemos muchas pequeñas empresas. En la pasada década, las startups estaban en distritos de innovación, pero sabemos que eso ya no funciona tan bien como antes.

Anne Hidalgo ha sido muy clara desde su primer periodo como alcaldesa, la fuerza de una ciudad reposa en su capacidad de desarrollar de manera simultanea una triple innovación indispensable frente a los desafíos de este siglo: ecológica, económica y social. París se ha dotado de estructuras de alto nivel para asumir este reto, y especialmente con Paris & Co, se desarrolla una política muy dinámica. Por una parte, una relación estrecha con grandes empresas, y por la otra apoyando la creación y desarrollo de empresas de tecnología en diferentes sectores. Son 14 incubadoras temáticas presentes en distintas partes de la ciudad, impulsado creación de valor urbano. Dentro de poco, una de ellas será dedicada completamente a las problemáticas urbanas, prolongando lo que hasta ahora ha hecho con mucho éxito, el Paris Urban Lab. El arco de la innovación que cubre el sector este de Paris en interfaz con la periferia es un ejemplo bastante único en Europa de innovación dedicada hacia los makers y FabLabs de manera masiva y en sintonía con el ecosistema de emprendimiento y relaciones con las empresas.

"Es un deber de los políticos dar aire, agua y verde a los espacios de vida urbana"

Paris, siempre ha sido una ciudad mágica. El París de la Villette, el París del Beaubourg, el París de Les Halles, el París de Notre Dame, el París de Montmartre… 

Desde tiempos inmemoriales, Paris ha sido siempre esta ciudad amada en el mundo entero. Ciudad Luz, ciudad acogedora, cosmopolita, lugar de creación y también de resistencia. Paris ha sabido siempre sobrepasar todas las vicisitudes, haciendo siempre suyo y de sus habitantes el Fluctuat Nec Mergitur. El barco tanguea, pero continúa flotando. La resiliencia de Paris es extraordinaria. Hace cinco años que París fue salvajemente atacada por el terrorismo en sus cafés y sala de espectáculos. Sus habitantes sabemos lo importante que es seguir adelante y darle paso a la vida.

El nuevo París también tendrá magia?

Paris prosigue su transformación reivindicando su herencia patrimonial materia e inmaterial. París ha sido siempre una ciudad pionera y ha logrado siempre hacer coincidir los nuevos caminos con los que ya existen. Paris Playa, La Noche blanca, la Noche de las ideas, el presupuesto participativo son nuevos espacios de vida ciudadana que van a ser enriquecidos. Los proyectos que propone Anne Hidalgo aumentaran aun mas esa magia, con sus pistas protegidas para bicis en todas las calles, reducción de los coches, vegetalizando y dándole ese espacio público a la vida ciudadana. ¡La magia que opera desde ya con los Campos Elíseos sin autos un domingo por mes es una muestra de lo que irá a más¡ Los Juegos Olímpicos de 2024 son igualmente un vector todavía mayor de transformación de Paris, en particular de las zonas del norte. El proyecto de la nueva Porte de la Chapelle, de entrada en Paris es simplemente magnifico. Zonas verdes, micro bosques, una parte de la entrada a la autopista convertida en parque urbano, continuidad entre Paris y la periferia. Este Paris será siempre esta ciudad-mundo a la vanguardia de la ecología urbana pero también de la solidaridad y de la creatividad.

¡A ver si logramos convencer al Ayuntamiento de Barcelona para que copie los microbosques de París!

Paris es la ciudad de los Acuerdos de Paris, de la COP21 de hace 5 años y su responsabilidad hacia la comunidad internacional es inmensa y tiene que dar siempre ejemplo. La lucha por el clima ha sido un compromiso clave de la alcaldesa Hidalgo durante su mandato. Estando al frente de la Asociación Internacional de Ciudades – Mundo por el clima, la C40 durante 4 años, es indispensable continuar siendo pioneros. Los microbosques es una visión ambiciosa de esta transformación que debe profundizarse, nos quedan sólo 10 años para estar en la trayectoria para preservar el planeta frente al cambio climático. Es un deber de todas las responsables políticas para darle aire, agua, y verde a todos los espacios de vida urbana.

Cómo?

Los microbosques propuestos en Paris van a transformar la mineralidad de la capital que conocemos hoy. La inmensidad de la Plaza del Trocadero será convertida en un microbosque, en su corazón turístico. La Plaza de la Concorde, lo mismo. El conjunto urbano del centro de Paris, donde Nôtre-Dame está en reconstrucción más de lo mismo. Es una visión para toda la ciudad que respire y para esto no haya nada mejor que reimplantar la naturaleza en la ciudad. Sí, las plantas y la biodiversidad, que son parte de la vida, son esenciales. Capturan carbono y también participan en el metabolismo de toda la vida urbana. Pero las plantas también son un factor atractivo y de calidad en las relaciones humanas en la ciudad. Más allá de la fijación de carbono, las plantas también reparan a los humanos. Todos los estudios muestran que la ciudad compacta, aunque sea muy densa, ha sido capaz de integrar plantas en el universo de la vida cotidiana, es una ciudad en la que sus habitantes reducen las llamadas "rutas de escape" para "buscar verde".

El poder del verde. 

Se trata de explorar este universo de transformación de la vida de la ciudad con todos los bienes comunes urbanos indispensables para mejorar el acceso a las funciones sociales esenciales, en múltiples centralidades a distancias cortas: vivir, trabajar, obtener suministros, cuidarse, educarse, descansar. La toma de conciencia de la ampliación de la lucha por nuestros bienes comunes urbanos está en el corazón de estas próximas elecciones municipales en París en el proyecto de Anne Hidalgo: el agua, el aire, la sombra, el espacio, y el tiempo y silencio, están en el corazón de las nuevas batallas urbanas.

Hoy Destacamos
Lo más leido