Carrión: "Las librerías tienen que reaccionar contra Amazon!"

El escritor y profesor de la UPF defiende que "todos somos cíborgs, pero no robots"

Jorge Carrión se escritor, doctor en Humanidades y director del máster en creación literaria. | Àngel Bravo
Jorge Carrión se escritor, doctor en Humanidades y director del máster en creación literaria. | Àngel Bravo

Jorge Carrión (Tarragona, 1976) es escritor, doctor en Humanidades por la Universidad Pompeu Fabra y director del Máster en Creación Literaria. Tras vivir y viajar por medio mundo, volvió a Barcelona para recorrer sus pasajes entre libros y ayudar a (de)construir el relato y la marca de la ciudad. Ha publicado distintos ensayos y libros sobre viajes y series. Su última obra es Contra Amazon (Galaxia Gutenberg, 2019) que es un manifiesto en defensa de las librerías, las bibliotecas y la lectura. Por almenos siete motivos capitales. “La multinacional logística que dirige Jeff Bezos se ha convertido en la marca más icónica y más elocuente, la que ha alterado- y a menudo ha violentado- con más fuerza las relaciones tradicionales entre los lectores y los libros. Es un monstruo tentacular que no para de innovar ni de crecer", alerta en su nota de autor. VIA Empresa le entrevista poco antes de debatir con el profesor Albert Garcia Pujadas en una sesión organizada por Alumni BSM de la UPF. Para leer, pensar y reaccionar!

Por qué contra Amazon?

Hace tres años se me ocurrió que la expansión de Amazon en España reclamaba una respuesta poética más que una investigación periodística o un ensayo erudito. Dada la tradición de las vanguardias y el surrealismo estaba bien llamar la atención sobre algunas características denunciables de la relación de Amazon con los libros. Y la gente lo estaba aceptando sin ningún tipo de reflexión crítica. Escribí el manifiesto con la complicidad de Ángel Fernández de Jot Down, pese a que muchos de sus lectores compran en Amazon y tienen una comunidad a favor de Internet y sus lógicas. Se convirtió en un panfleto que se publicó en Canadá donde tuvo mucha repercusión, así como en Literary Hub de Estados Unidos o Brasil, Francia... Se entendía como una especie de grito o queja necesarios así que lo articulamos en forma de libro. Es una defensa de la lectura crítica, del libro en papel y del mundo físico frente al nuevo contexto donde parece que lo digital y la compra por Internet son imparables.

"No quiero que me espíen mientras leo"

Cuáles son las siete razones capitales del manifiesto?

Porque no quiero ser cómplice de una expropiación simbólica, porque todos somos cíborgs pero no robots y el modo de relación que propone Amazon no es el óptimo, porque rechazo la hipocresía y no quiere ser cómplice de la neofilia donde todo lo nuevo es bueno, porque no quiero ser cómplice del neo imperio, porque no quiero que me espíen mientras leo, porque defiendo la lentitud acelerada, la relativa proximidad y porque no soy un ingenuo.

Es la revolución de las librerías y las bibliotecas?

No me considero un activista, ni mucho menos un revolucionario. Nunca llamaría a hacer boicot contra nada y tampoco contra Amazon. Es el momento de pararse a pensar qué mundo queremos y cuál es nuestra relación con interfaces y máquinas. Si lo piensas bien probablemente no querrás que tus hijos y tus nietos solo lean la pantalla, quieres que conozcan las bibliotecas y las librerías.

Jorge Carrión

Fotografía de Àngel Bravo

Cómo?

Si quieres que existan las librerías compra en librerías, del mismo modo que nos estamos acostumbrando a reciclar y a prescindir de las bolsas de plástico. Estamos atrapados en el mundo Amazon y está bien pensar qué tipo de relación tenemos con este mundo y tomar nuestras decisiones ahora. El nuevo modelo económico ha llegado sin manual de instrucciones y asumimos como buenos comportamientos colectivos sin cuestionarlos.

Está en riesgo el negocio de librerías o bibliotecas?

El modelo de la librería o la biblioteca es dar calidez, dejar que la gente consulte gratis los libros, ofrecer actividades, presentaciones y talleres o ofrecer una conversación, un vino o un café... E incluso dar la posibilidad de conocer a alguien, ya sea amistad o amor en potencia. No me parece que el modelo sea malo porque tampoco me parece que el modelo de Amazon sea bueno o mejor. Qué te ofrece Amazon? Velocidad, inmediatez y una oferta brutal de cosas que probablemente no necesitas. Son dos modelos de negocio igualmente válidos. Por culpa de la mimesis de comportamientos sociales tendimos a comprar con el clic y creernos que eso es una oferta cuando en realidad es un truco de ilusionismo. Las librerías tienen que reaccionar contra Amazon!

"Librerías y bibliotecas tienen que reivindicar su condición de núcleo emocional y antídoto contra la soledad"

De nuevo: Cómo?

Hay muchas estrategias, pero la más importante es reivindicar su condición de núcleo emocional y antídoto contra la soledad. Tienen que vincularse con las calles y los barrios y la idea de que compartir el espacio es importante. Que la gente te salude por tu nombre, que haya unas redes de solidaridad, apoyo, consejo y recomendación. Si no lo defendemos, entonces llega la soledad que se ha convertido en una epidemia, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). Tienes que imaginarte si dentro de unos años, tus hijos o nietos sabrán lo que es una librería y tienes que pensar cómo quieres que sea tu vejez. Relacionarte solo a través de Internet, Tinder o Facebook, no quedar para tomar cafés, no ir a la librería de tu barrio, no jugar a la ajedrez o la petanca o no quedar con los amigos en tu barrio significará soledad dentro unos años. Es por egoísmo que tienes que plantearte por qué haces lo que haces.

El sentimiento de comunidad como antídoto para no bajar la persiana de las librerías?

Las librerías tienen que ser apoyadas económicamente. Tienes que entender que si quieres que se hagan actividades, ojear libros y te gusta que esto exista en tu barrio tienes que colaborar económicamente, no tanto con cuotas como con una ONG sino con compras. Si vas a tres presentaciones de libros, las disfrutas y te gusta escuchar a ese presentador o librero pero no compras en ninguna un libro estás contribuyendo a que este tipo de actividad no sea viable. Hay que pensarlo en términos de inversión económica. Si no compras libros de forma regular pones en peligro la viabilidad de este negocio a corto y medio plazo.

Qué papel juegan las nuevas tecnologías?

Las redes sociales y las páginas web son muy importantes para gestionar la comunidad. Es cierto que es fundamental que en una librería del siglo XXI se dé un buen servicio que sea estimulante tanto en lo intelectual como en lo emocional. Hay que acompañar esta dinámica anunciando actividades y promoviendo eventos festivos en las redes sociales. Las librerías tienen que organizar fiestas que es algo que no se puede hacer en una pantalla.

Jorge Carrión Víctor Costa

Fotografía de Àngel Bravo

Leer como placer y no como obligación.

Leer es un placer como ver series, jugar a videojuegos o hacer deporte. Las redes sociales pueden comunicar este mensaje y las librerías tienen que tener una narrativa positiva vinculada al hedonismo y a la formación. La lectura es placer y enriquecimiento intelectual y las mejores librerías lo están utilizando para comunicarse con sus lectores. La comunicación era solo física hasta finales del siglo XX y ahora puedes recibir whatsapps que te informan de un libro interesante, dialogar directamente con tu librero por messenger o comentar el club de lectura en el muro de Facebook. Lo importante es que la conversación no suplante el momento de lectura. Estamos en un momento maravilloso con muchas opciones de consumo cultural.

Cómo se puede innovar con la lectura?

En Contra Amazon publico dos crónicas de viaje a Asia sobre Seul y Tokio, con alguna mención a Pekín. En Tokio hay una cierta decadencia, la cultura es muy rica y sofisticada y las librerías intentan revitalizar y modernizar esa tradición con proyectos muy elocuentes como la primera librería del mundo donde se paga para ir a trabajar. Una mezcla de librería y coworking. O una librería que alquila estanterías por meses a libreros aficionados, artesanos de papel... Es una especie de metalibrería donde conviven varios pequeños proyectos de librerías de Japón.

"En Barcelona falta un programa político serio de apoyo a las librerías"

La administración ayuda la cultura?

En China y Seul hay una apuesta muy fuerte del gobierno por las librerías y las bibliotecas relacionadas con la economía emergente y el neoimperio. De hecho, los constructores de China dejan locales gratis para que se abran librerías y aumente el prestigio del barrio. Seul es un país muy rico ahora pero muy pobre hace poco, con poco nivel de lectura y mucho móvil y por eso están estimulando el nivel de consumo de libros. En Tokio o Seul encontramos posibles claves sobre cómo estimular la lectura con creatividad y buscando nuevas fórmulas. En Tokio hay una biblioteca de literatura infantil pensada para que padres e hijos vayan juntos a conocer libros ilustrados. Hay una política clara del gobierno central que considera que es una prioridad estimular las librerías y bibliotecas por prestigio y fuerza económica y simbólica. Se le llama soft power y lo echo de menos aquí.

Qué falta en Barcelona?

En Barcelona falta claramente una gran biblioteca central y espero que el proyecto que está en marcha se convierta en realidad. Hay una extraordinaria red de librerías en los distritos pero falta producción y un programa político serio de apoyo a las librerías. Hace poco estuve en la librería Eugenio Trias de Madrid que tiene bebeteca, es decir, una zona para lectores de 0 a 2 años con acompañante. Es muy importante que haya una apuesta por introducir a los niños en la lectura desde pequeños.

Jorge Carrión Contra Amazon

Fotografía de Àngel Bravo

El libro en papel tiene fecha de caducidad?

Seguramente sí porque la tuvieron hasta los dinosaurios. Todo se acaba y no pasa nada. El tema es que no es tan cercana como nos hicieron creer los profetas subvencionados por Amazon y Apple. Todavía no se ha inventado, pero cuando haya una nueva tecnología que sea mejor que el libro entonces retrocederá el papel. Faltan algunas décadas para que esto ocurra.

“Los jóvenes prefieren leer en papel”, aseguraba Núria Cabutí en una entrevista en VIA Empresa.

Hay un diálogo papel pantalla que va a progatonizar el siglo XXI y es paralelo al del mundo físico y virtual. No creo que haya una suplantación sino una convivencia. Tenemos mucho tiempo para consumir cultura y no queremos aburrirnos con un único tipo de consumo. A un lector jóven no le caracteriza el sentir placer por leer en una pantalla sino la capacidad de adaptacion muy rápida tanto a soporte como experiencias distintas. De la inmersión y la realidad virtual a la novela gráfica en papel, de practicar deporte a escuchar audiolibros o podcasts. Son transmedias y estan en cambio constante sin un consumo único de un único objeto cultural en un único soporte.

"La fecha de caducidad del papel no es tan cercana como nos hicieron creer los profetas de Amazon y Apple"

Los profetas de Amazon y Apple me recuerdan al "oligarca camuflado" del economista Alfons Durán-Pich.

Hay una especie de conciencia progresiva de que hemos alimentado al monstruo. Durante la última década todo el mundo se confabuló para apoyarlos de un modo irreflexivo y asburdo subiendo fotos gratis y regalando datos de un modo compulsivo. Ahora, nos hemos dado cuenta de qué ocurre con estos datos y tomamos conciencia del peligro. Se habla de fragmentar, de megacorporaciones, del peligro del monopolio y de personas extremadamente ricas e influyentes fuera de todo control.

El libro Contra Amazon también se vende en Amazon.

Estoy muy contento que el libro se venda en Amazon porque la gente de Amazon pueda dejar de comprar gracias a mi libro. Así se puede hackear el sistema desde dentro. Por otro lado, me sorprende que sea tan comentado porque a nadie le parecería raro que un libro titulado Contra las librerías se vendiera también en una librería. El libro Contra los periodistas de Karl Kraus se vende en las librerías de periodismo. Algún tipo de sospecha debe haber sobre Amazon y nos sorprende que venda mi libro de un modo democrático y normal.

VEMP 1

Fotografía de Àngel Bravo

Cuál es la librería o la biblioteca más fascinante del mundo?

Muchas. La mayoría aparecen en mi libro Librerías y en Contra Amazon hay una librería que se llama The English Bookshop que está en Uppsala (Suecia) frente a una biblioteca. El diálogo biblioteca - librería es fundamental en la creación de lectores. Es una librería muy normal, bonita, pintoresca y fotogénica. Normal pero con una energía humana impresionante. No paran de generar actividades, organizar conciertos, obras de teatro, presentaciones o festivales. Los clientes están muy involucrados y felices de pertenecer a un proyecto colectivo. Un sentimiento de pertenencia a algo mucho más grande que tu. Esto no lo han podido conseguir las redes sociales o Internet, con Wikipedia como excepción por su gran cantidad de proyectos online con espíritu humanista.

Falta pensamiento crítico a la hora de leer?

Hay muchas formas de lectura. La evasión, la curiosidad o el placer también son formas o razones válidas. Pero a mí me interesa sobre todo la lectura con espíritu crítico. Y creo que es lo que se debe trabajar en las aulas. Sobre todo para enfrentarnos a un mundo en que la verdad tiene por desgracia cada vez menos valor.

"La verdad tiene por desgracia cada vez menos valor"

Cuál es la mejor receta para un buen escritor?

También hay muchos tipos de escritor. Ahora que ya he publicado varios libros empiezo a entender el que yo soy. ¿Qué tienen en común proyectos tan distintos como el libro sobre series Teleshakespeare o la novela Los muertos o el ensayo Librerías? Que en ellos mezclo la narración con la reflexión, las historias con los datos; y que siempre acabo pensando el presente. Supongo que soy uno de esos escritores que, en la tradición de Walter Benjamin o de Susan Sontag, desarrolló un radar o una antena o un sismógrafo para radiografiar las mutaciones de su momento histórico. Tal vez.

Más Información
Cabutí: "Los jóvenes prefieren leer en papel"
Amazon vende su planta del Prat de Llobregat (se queda de alquiler)
Amazon abre un nuevo centro en Barberà del Vallès con 230 puestos de trabajo
La marca Barcelona, en proceso
Hoy Destacamos
Comentarios (3)
Xavier
Gràcies a Amazon he comprat llibres que mai trobaria en una llibreria. He comprat llibres en catàla dificils de trobar. Comprar un llibre NO ha de ser un sacrifici ni obra de un devot. Sembla que a alguns li costa entredre-ho i prefereixen culpabilitzar als altres el seu fracàs.
Xaos
Amazon si, Amazon no? Primer de tot s'ha preguntar, qui llegeix avui en dia?
Miquel
"Quantes coses que no necessito!" (Sòcrates, al mercat d'Atenes)