La catapulta de Catalunya para jugar la Champions del comercio electrónico

EE.UU. y China se erigen como los dos grandes monstruos del 'ecommerce' por Amazon y Alibaba, mientras Europa pierde pistonada por sus legislaciones

El comerç electrònic és el futur de les empreses catalanes | iStock El comerç electrònic és el futur de les empreses catalanes | iStock

Creérnoslo, confiar, crear y mirar más allá. Si Catalunya quiere jugar a la misma liga que los players internacionales, hay que ir más allá y dejar de poner como excusa que "somos un país de pymes " porque ya se ha visto que "desde un pueblo pequeño se pueden liderar proyectos internacionales". La última jornada de la Semana de la Internacionalización de Acció ha centrado el foco en el comercio electrónico y en todas las oportunidades que este ya ofrecía mucho antes de la pandemia. Ahora bien, es cierto que la covid-19 ha acelerado más esta tendencia y, según un informe de la Agència per a la Competitivitat de l'Empresa, un 13% de las empresas catalanas ha introducido el ecommerce en su modelo de negocio entre junio y agosto y se prevé que un 10% más lo hagan antes de Navidad. Pero los Estados Unidos y China pasan por delante de cualquier región europea gracias a Amazon y Aliexpress y se erigen como los dos grandes monstruos mundiales que dominan este territorio. Y pues, ¿cuál es la fórmula para llegar a los niveles de estos hubs monumentales?

Dar salida a los productos catalanes al entorno internacional es posible y, según el socio y director general de Roca Salvatella, Marc Cortés, precisamente esta es una de las "cosas buenas" del mercado web es que "tiene la capacidad de poder salir a un coste razonable a explorar mercados internacionales". Esta es la "gran oportunidad", tal y como ha añadido el CEO de Elogia, Rubén Ferreiro, que considera que el cóctel perfecto se basa en mezclar el marketplace con "la naturaleza del emprendedor catalán" porque, justamente este "es el elemento diferencial" del tejido de Catalunya. De hecho, como ha recordado el CCO del Barcelona Tech City, Ricard Castellet, la región económica catalana es la quinta en Europa en el sector startups gracias a su ecosistema "innovador" y esto o nosl lo creemos y aprovechamos o "este tsunami de innovación nos pasará por encima y acabará con nosotros".

Pero la solución, a pesar de que a veces sea difícil de ver, está en nuestras manos y, como dice Castellet, "cuando nos ponemos, lo sabemos hacer". Es verdad que la medida de las empresas de los EE.UU. o China no tienen nada que ver con las de aquí porque Catalunya siempre se ha distinguido por ser un tejido empresarial básicamente formado por pymes, pero también lo es que, "si levantamos la cabeza y tenemos una visión más a medio y largo plazo", las pequeñas y medianas empresas pueden hacer cosas muy grandes y más todavía en un momento como el que nos ha tocado vivir con el coronavirus, que ha hecho que muchas de ellas hayan puesto el turbo hacia este camino que, sí o sí, tienen que seguir todas las compañías, sean de la medida que sean.

Castellet: "O nos creemos y aprovechamos nuestro ecosistema innovador o este tsunami de innovación nos pasará por encima y acabará con nosotros"

Ejemplo de esto es Tradeinn, la empresa de comercio electrónico nacida en Celrà y que ha demostrado que desde un pueblo muy pequeño se pueden liderar proyectos de alcance internacional. "Quizás el problema que tenemos nosotros es que no nos lo acabamos de creer, que no nos acabamos de creer nuestras fortalezas, nuestra creatividad y nuestro empuje", ha puesto encima de la mesa el CCO del Barcelona Tech City.

Justamente por eso, Castellet ha querido demostrar que tener un discurso optimista es posible, a pesar de que, como decía Cortés, "Catalunya, España y Europa son espacios donde el entorno ayuda poco" porque "estamos compitiendo contra dos monstruos" y, además, "el contexto europeo tiene legislaciones diferenciadas entre comunidad y comunidad".

Cortés: "Catalunya, España y Europa son espacios donde el entorno ayuda poco porque estamos compitiendo contra dos monstruos"

Precisamente ahora "es el momento de romper barreras, miedos y de tener confianza" porque, apunta Castellet, "por desgracia, la humanidad necesita tener emergencias para romper ciertas barreras y esta pandemia lo ha hecho". Y en estos momentos el usuario ya tiene confianza, cosa que tiene que servir porque "el tejido empresarial también la tenga" y vea estos procesos "como un factor estratégico".

El papel de Europa vs. los grandes monstruos

Es evidente que el empresariado tiene que confiar, pero también lo es que "Europa tiene que decidir qué papel tiene que jugar" para competir contra dos monstruos "donde el tamaño del mercado y de las empresas son enormes", mientras que "el contexto europeo está absolutamente fragmentado" porque, como señala el director general de Roca Salvatella, "la normativa a cumplir es diferente y esto lo hace todo muy complejo". "¿Dónde está la plataforma europea?", se ha cuestionado. De momento no existe y, según el informe de Acció, es Amazon con un 42,8% quién domina el sector del comercio electrónico en España, seguido de Aliexpress con un 12%, El Corte Inglés con un 7,5%, Carrefour con un 4,6% e Ikea con un 4%. Pero a nivel mundial, China es el principal hub en términos de facturación seguida de los EE.UU. y gracias a las dos plataformas que actualmente tienen mayor cuota de mercado están en estos y otros países.

La taula rodona d'Acció sobre el comerç electrònic

La mesa redonda de Acció sobre el comercio electrónico

De hecho, la facturación del mercado del comercio electrónico mundial fueron de 1.787.500 millones de euros en 2019, un incremento del 19,1% respecto a 2018 y el doble que en 2015. Y esto no es todo. Se prevé que en 2024 sea de 3.498.833 millones de euros, un 14,4% más. En Catalunya, las transacciones de comercio electrónico fueron de 48 millones de euros en 2019, un 41% más y esto representa que este sector ya cuente con 827 empresas en el territorio catalán que facturan 3.773 millones de euros de facturación -que equivalen al 1,5% del PIB catalán- y generan 18.334 puestos de trabajo. Un 81% de estas empresas se han creado en los últimos 10 años y un 61% son startups y, de estas, el 20% son exportadoras y el 99% son pymes. Muchos datos de golpe, pero datos que demuestran que andar hacia esta vía es posible aunque se trate de pequeñas y medianas empresas, a pesar de que sea evidente que, como subraya Cortés, "esto tiene un impacto directo desde el punto de vista de los recursos que puedo utilizar para hacer esto".

Recursos, sin embargo, que son completamente necesarios si se quiere continuar existiendo en el mercado, a pesar de que "siempre se hayan visto como un coste porque en muchos casos podía existir la dificultad de encontrar herramientas y porque había un desconocimiento en torno a la tecnología". Pero el mundo ha cambiado y, si sumamos la "lógica de coste a la lógica de inversión" al hecho que, como dice Cortés, "somos un país con una voluntad de salir fuera", "los resultados sólo pueden ser buenos, a pesar de que no es un camino fácil". Justamente en este sentido, el CEO de Elogia avisa de que "no hay lugar para los pequeños: o eres ambicioso y piensas en grande y eres capaz de atacar esta oportunidad o, sino somos capaces de subir a esta ola, lo perderemos".

Ferreiro: "No hay lugar para los pequeños: o eres ambicioso y piensas en grande y eres capaz de atacar esta oportunidad o, sino somos capaces de subir a esta ola, lo perderemos"

Y es que, ahora, más que nunca, es el momento de aprovechar esta oportunidad y subir al tren del comercio electrónico para que, como dice el director de VIA Empresa y moderador de este debate, Víctor Costa, "Barcelona y Catalunya continúen siendo un hub a nivel internacional" y sus empresas estén presentes en este hito.

Més informació
Una cata catalana a los menús mundiales de alimentación sostenbile
Paciencia, la madre... del mercado exterior
La salud digital catalana busca oportunidades en el exterior
Hoy Destacamos
Lo más leido