El sector de la construcció crece de manera estable y moderada, lejos de la burbuja immobiliàría
El sector de la construcció crece de manera estable y moderada, lejos de la burbuja immobiliàría

Construcción, estabilidad y moderación

El sector se recupera lentamente y afronta el futuro con optimismo, lejos de la burbuja, pero con el reto de digitalizarse para incrementar la productividad

El sector de la construcción representaba el 25% del PIB el 2007, mientras que el 2018 ha supuesto tan sólo el 7%. El sector ha crecido un 5,1% durante el primer trimestre del 2019 en Catalunya, al mismo ritmo que durante los últimos tres meses del año pasado. Estabilidad y moderación. Estos son los dos adjetivos que definen la situación y las cifras de las empresas constructoras desde el inicio de la recuperación posterior al gran batacazo que significó la explosión de la burbuja inmobiliaria. La flecha verde se mantiene desde el 2013, si bien desde el 2015 los crecimientos porcentuales de aportación al PIB de la construcción se han estabilizado. El termómetro más fiable de este sector es su feria anual, el Construmat. Antes de la crisis había lista de espera por oucpar los salones de la Fira de Barcelona. Después, el batacazo, y ahora la transformación. Por eso desde el 2014 es Beyond Building Barcelona.

Más info: La construcció torna a moure's

La directora del salón, Ione Ruete, ha sido acompañante de la feria en su evolución paralela a este sector económico. Ruete empezó a trabajar, según explica, en el momento más complicado para la feria y el sector, el 2015. Aquel año se redireccionó la línea estratégica del salón apostando por el "valor y no el volumen", basándose en "conocimiento e innovación" para atraer a los visitantes y empresas.

"La crisis ha servido para que muchas empresas constructoras que no estaban del todo profesionalizadas se hayan reinventado o desaparezcan"

El 2017 fue su primer año como directora, y también el primer ejercicio desde la crisis que se creció, tanto en número de expositores como en superficie expositiva. "Este año, este crecimiento, el cambio de tendencia, se ha consolidado, seguimos creciendo de manera sostenida pero más estable", afirma. El proyecto de Construmat se ha consolidado paralelamente con el sector, que crece a un ritmo menor pero con paso seguro, lejos de los crecimientos porcentuales anuales de antes del principio de la crisis.

La feria crece en metraje un 8% anual y con un incremento porcentual del número de expositores del 34% hasta los 415. "El público está espectante, no con miedo pero si con cautela", y recuerda que el año pasado recibieron 50.000 visitantes y este año esperan incrementarlos entre un 10% y un 20%.

Las cifras del sector

El sector está más sano? "La crisis ha servido para que muchas empresas que no estaban del todo profesionalizadas se hayan reinventado o desaparezcan", sentencia, por eso, cree que los que quedan son "competitivos e innovadores". Lo que sí que está claro es que el crecimiento de la construcción se ha estabilizado.

"El sector seguirá recuperándose al 4% o al 5% anual, pero el que sí percibimos es un optimismo más grande entre las empresas"

El sector de la construcción creció intensamente durante el último ciclo expansivo. El 2006 llegó a representar un 11,9% del valor añadido bruto (VAB) de Catalunya y se mantuvo por encima del 10% del VAB durante todo el periodo 2001-2009. Con el estallido de la burbuja inmobiliaria en 2008, el sector entra en una fase de retroceso y hasta 2015 no recupera un crecimiento positivo. El 2017 el peso de la construcción en términos de VAB se sitúa en un 4,8% del total de la economía catalana, algo menos que en conjunto de la Unión Económica y Monetaria de la Unión Europea (5,1%), de la UE-28 (5,4%) y del Estado español (5,8%).

El sector de la construcción creció entre el 2000 y el 2007 a una tasa mediana anual acumulativa del 4,5%. Del 2008 al 2014 disminuyó a un ritmo del 10% anual. Desde el 2015 ha recuperado el signo positivo (2,7% de media el 2015 y 2016), crecimiento que se ha acelerado en 2017 (4,7%), un comportamiento cíclico similar al de Europa.

Las previsiones de la experta son que se seguirá con este crecimiento bajo pero estable: "Entre el 2007 y el 2015 se ha destruido entre el 80% y el 90% del músculo empresarial del sector y los crecimientos parten desde muy abajo". La construcción se vuelve a mover y de hecho durante el 2018 la creación de nuevas sociedades mercantiles de construcción y servicios immobiliarios representó el 23,5%. "El sector seguirá recuperándose al 4% o al 5% anual, pero lo que sí percibimos es un optimismo más grande entre las empresas", vaticina.

Vivienda

El volumen de viviendas nuevas iniciadas, según los visados de los colegios de arquitectos técnicos, ha experimentado grandes cambios: de un máximo de 125.506 en 2006, se pasó a un mínimo de 2.401 viviendas en 2013; el 2014 empezó a remontar ligeramente y en 2017 las viviendas iniciadas se han elevado hasta los 10.091. El precio de la vivienda nueva se hundió un 38,6 % entre 2007 y 2013; pero posteriormente, hasta el 2017, los precios han aumentado un 30,3%. De este modo, en aquel momento los precios se sitúan próximos a los niveles de 2011. Sobre si hay burbuja de nuevo, Ruete es contraria a esta idea: "Con las cifras a nivel de visados o de construcción de obra nueva no se puede hablar de burbuja inmobiliaria".

"Con las actuales cifras de visados o de construcción de obra nueva no se puede hablar de burbuja inmobiliaria"

Así y de manera paralela la compraventa de vivienda -tanto nueva cómo usada- cae estrepitosamente un 61,4% entre el 2007 y el 2012. Entre los años 2013 y 2014 experimenta una ligera mejora hasta que la recuperación se acelera hasta hoy. Sin embargo, el 2017 se transmiten un tercio menos de viviendas que en 2007.

Los retos del tocho

Los grandes problemas del sector de la construcción son diversos: poca mano de obra cualificada, procesos burocráticos largos, adaptación a normativas medioambientales, poca conexión entre los agentes que construyen, etc. Pero quizás el que tendría que alertar más es la poca confianza del sector en que la digitalización y las nuevas tecnologías harán que crezca la productividad.

"La digitalización del sector de la construcción está por debajo de la agricultura, las empresas del sector están invirtiendo un 1% en innovación"

"La digitalización en el sector de la construcción está por debajo de sectores como la agricultura, la ramadaria o la pesca. Tenemos un recorrido de mejora muy grande. Las empresas de construcción están invirtiendo un 1% en innovación, y así es complicado ser más eficientes y productivos", concluye Ruete.

Hoy Destacamos
Comentarios