Dónde son los referentes femeninos para las mujeres Z?

Los 'centennials' llegan al mercado laboral con unos valores y una forma de trabajar que contrasta con el resto de generaciones y en unas empresas sin presencia femenina a los altos cargos

Las mujeres Z llegan al mercado laboral en un món sin referentes ni mujeres directivas | iStock
Las mujeres Z llegan al mercado laboral en un món sin referentes ni mujeres directivas | iStock

La nueva generación de jóvenes viene pisando fuerte. Los Z o centennials son todos aquellos nacidos después del 1994 y que se caracterizan para ser totalmente digitales. Pero también destacan para tener unos valores y una forma de entender el mundo que se aleja un poco de las generaciones más grandes. Tal como dice Gemma Cernuda, fundadora de Ellas Deciden, las Women Z "son la generación que liderará el futuro y que está cambiando las marcas". Pero esta nueva generación de chicas de entre 13 y 23 años, las primeras de los cuales ya están entrando al mundo laboral, se han topado de golpe con una dura realidad: no hay referentes femeninos y no hay casi mujeres directivas.

"No llega al 5% el número de mujeres en consejos de administración, CEOs a startups, mujeres científicas... qué queda para hacer todavía a las empresas para intentar igualar estas cifras?", se pregunta Cristina Salvador, fundadora de aportada y CultHunting durante una de las ponencias de la tercera edición del CultHunting WomenZ. Las chicas de la generación Z tienen muy claro el que quieren y el que piensan. Pero parece que tienen que luchar para cambiar una cultura que en muchas empresas, organizaciones e incluso a la sociedad todavía está muy arraigada.

Más info: Las Women Z cambian el statu quo

"Los países nórdicos hace años que trabajan para conseguir más igualdad entre hombres y mujeres, para cambiar la mentalidad que la mujer también es trabajadora, puede liderar y que la maternidad no es una obligación exclusiva de la mujer", señala la responsable de recursos humanos de Unilever, Yolanda Menal. Pero en España todavía nos encontramos con dificultades para afrontar este cambio. "Una de las carencias más fuertes es la falta de referentes femeninos y que existan mujeres en ciertas posiciones de poder", indica Celia Díaz-Pardo, consultora de comunicación y recaudación de fondo de Women in Mobile, "cosa que, si no se cambia, es un valor que se transmite generación detrás generación", añade.

Las mujeres Z llegan con unos valores diferentes de los tradicionales, pero todavía queda mucho para hacer. "Se tiene que entender que el talento no tiene género y tenemos que educar desde las primeras etapas porque no haya desigualdades", apunta Menal. Por eso, desde las empresas se tiene que fomentar el currículum ciego y procesos de selección enfocados a las habilidades y capacidades y no a las experiencias previas.

Las mujeres al poder

La falta de referentes femeninos y de mujeres directivas muestra síntomas de una sociedad todavía muy desigual. La presencia de mujeres en consejos de administración de empresas cotizadas durante el 2017 sólo ha ocupado el 18,9% del total. Además, las mujeres todavía cobran un 23,9% menos que sus compañeros masculinos. Esta es la realidad laboral con la cual se encuentran las nuevas generaciones de trabajadores. Unas generaciones que cada vez más tienen claro donde quieren trabajar y bajo qué condiciones. Y que tienen que hacer las empresas para atraer este talento Z?

Más info: Mujeres directivas: mito o realidad?

"Necesitamos empresas que ofrezcan un plan de carrera, porque una organización que te ponga límites no será un lugar donde yo quiera trabajar", señala Marta Palou, una centennial que trabaja a Enterprise. "Yo tengo 23 años y que una mujer de esta edad tenga un cargo importante es un cambio gigante. La generación Z puede dirigir", remarca. Y es que los jóvenes de la generación Z no se marcan límites ni barreras, saben donde quieren llegar profesionalmente y confían en que lo conseguirán. "Cuando en una entrevista de trabajo preguntan donde te ves en cinco años, los Z dicen que quieren ser líderes. Antes yo no me planteaba que podía llegar a dirigir", explica la directora de personas, comunicación e IT de Uriach, Belén Badia. "Nos tenemos que creer, igual que lo hacen los Z, que podemos dirigir, tanto hombres como mujeres", añade.

Díaz-Pardo, de Women in Mobile: "Una de las carencias más fuertes es la falta de referentes femeninos y que existan mujeres en ciertas posiciones de poder"

Hoy en día, a las empresas conviven ya hasta cinco generaciones de profesionales juntos, cosa que hace que las organizaciones se tengan que adaptar y trabajar en el gap generacional ocasionado por diferentes formas de pensar y de hacer trabajo. Y es que los cenntenials buscan trabajar en compañías que tengan salarios equitativos entre hombres y mujeres y sueldos vinculados a resultados, que los ayuden a aprender, formarse y desarrollarse profesionalmente, y que los permitan tener cierta flexibilidad en el trabajo, cosa que se basa en la confianza. "Uno de los gaps tradicionales de la mujer para no ascender ha sido no levantar la mano y decir 'hola, estoy aquí'", apunta Salvador.

Afortunadamente, poco a poco las empresas se están dando cuenta que no se tiene que buscar un perfil concreto de trabajador, sino que se tiene que ir a buscar el talento. "Tiene que ser igual la edad, el género o el lugar de residencia de la persona; si tiene talento, como empresa lo tengo que querer en mi equipo", señala la directora de recursos humanos de Almirante, Montse Serrano.

Imatge del CultHunting WomenZ celebrat a la Sala Apolo

Imagen del CultHunting WomenZ celebrado a Sala Apolo | PA

Marcas feministas y con valores Z

"El marco a través del cual vemos el mundo se ha hecho pequeño, por lo cual lo tenemos que romper para introducir nuevos valores. Los Z tienen estos valores, pero se tiene que transformar también a todo el resto de generaciones", apunta la directiva responsable del FC Barcelona femenino, Maria Tejedor. Tejedor entró a la junta directiva del Barça en un momento en el cual se había decidido apostar por el fútbol femenino y ayudó a profesionalizar el primer equipo de mujeres porque tuviera las mismas condiciones que los hombres. Su función es "transformar la estructura interna del FC Barcelona y a partir de aquí que la marca empiece a proyectar estos valores en femenino", explica.

Para Tejedor, construir marcas desde cero con unos valores más feministas e igualitarios es más fácil que transformar una marca internamente. "Y en mi caso, en una industria, la del deporte, que ya de por sí es mucho machista".

"Se tiene que utilizar un lenguaje adaptado a la generación Z, tenemos que hablar pero también saber escucharlos", señala Díaz-Pardo

Pero no sólo el deporte es un ámbito muy enfocado a los hombres, sino también el tecnológico y las TIC. Es por eso que el 2014 nació Women inMobile , con el objetivo de dar más visibilidad a las mujeres que trabajan en este sector. Y que pasa con el erótico? "Que desde siempre ha sido muy enfocado al placer masculino", destaca Lisa Sananes, ninguno de ventas de Bijoux Indiscretos, una marca francesa que surge para evolucionar el sector erótico hacia una visión más femenina. La marca comercializa productos eróticos con el objetivo que la mujer se sienta mejor con su cuerpo y con ella misma. Sin embargo, Sananes reconoce que se han topado con muchas barreras, puesto que "hay una falta de educación sexual, cosa que se tiene que cambiar, empezando por los jóvenes". Por eso, desde Bijoux Indiscretos hace un año que redirigen su comunicación cabe este nuevo público.

Tal como apunta Gemma Cernuda, las mujeres Z "quieren canciones con mensaje, ropa con mensaje, marcas con mensaje y valores reales que defiendan". Por eso, las marcas tienen que saber comunicarse con esta generación y las redes sociales son el medio para conectar con ellos. "Se tiene que utilizar un lenguaje adaptado a la generación, tenemos que hablar pero también saber escucharlos", señala Díaz-Pardo.

Y es que el paradigma ha cambiado. Los centennials ya no se cruzan todo el que dicen las marcas. "Ahora, la diversidad y la igualdad es the newnormal , no un objetivo", añade Díaz-Pardo, a la vez que Sananes remarca que "ser transparente es más importando que nunca, tenemos que mostrar que detrás las marcas hay personas normales que compartimos la misma filosofía y los mismos valores que las Women Z".

Más Información
Jóvenes para romper la brecha de género
El dolor de cabeza de las empresas se llama 'centennial'
El feminismo también es cosa de los hombres
Está de moda ser feminista?
Hoy Destacamos
Comentarios